La declaración de Granada "echa a andar"

Los socialistas se erigen en protagonistas de la tercera vía con su propuesta federal

El PSOE y el PSC han escenificado este martes, el primer día hábil para los políticos después de las vacaciones navideñas, un entendimiento total en su propuesta de tercera vía para resolver el desafío independentista de CiU y ERC. Una propuesta que pasa, en principio, por el "diálogo", y, como objetivo final, por una reforma constitucional en sentido federal, como la que propone la Declaración de Granada aprobada por el PSOE en julio, después de una propuesta inicial del PSC. Una Declaración de Granada que, para los socialistas, "echa a andar" desde hoy mismo. Con una primera propuesta concreta, que pasa por solicitar una subcomisión en el Congreso que aborde la reforma territorial.

7 min
Reunión PSC-PSOE del pasado 7 de enero. De izquierda a derecha, el 'número dos' del PSC, Antonio Balmón; el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba; el primer secretario del PSC, Pere Navarro, y la 'numero dos' del PSOE, Elena Valenciano
Redacción
Martes, 7.01.2014 16:03

En rueda de prensa conjunta en la sede del PSC, el primer secretario de los socialistas catalanes, Pere Navarro, y el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, han presentado un documento de nueve puntos para desarrollar su propuesta de reforma de la Constitución en clave federal. Una propuesta que constituye su particular visión de la tercera vía para dar solución al desafío secesionista. Aunque los socialistas prefieren hablar de solo dos vías: "La de los que buscan la confrontación y la de los que buscan diálogo", en palabras de Navarro.

El punto más importante del documento -como ha recalcado Rubalcaba- es el que propone la creación de una subcomisión, dentro de la comisión constitucional del Congreso, que "estudie el modelo territorial" de España, de cara a plantear una reforma, para crear un "nuevo marco de convivencia para vivir, ojalá otros treinta años de prosperidad", según ha señalado Rubalcaba.

Tanto Rubalcaba como Navarro han insistido en que su propuesta es la única que puede dar solución al desafío independentista, en contraste con las posiciones del Gobierno de Mariano Rajoy, por una parte, y del Gobierno de la Generalidad, encabezado por Artur Mas. Así, según ha explicado Rubalcaba, "la vía de Mas, apoyada por ERC e ICV-EUiA, lleva a un callejón sin salida", porque el referéndum independentista que plantean estos "no se va a producir". Por otra parte, tampoco "conduce a ningún sitio la estrategia del PP de no hacer nada", ha indicado el líder socialista. "El señor Rajoy sabe que no puede no hacer nada, el señor Mas sabe que no puede hacer lo que está haciendo", ha abundado.

Mas le dijo a Rubalcaba que "no haría nada ilegal"

Igualmente, Rubalcaba ha dado otro motivo por el cual considera que el referéndum independentista no se celebrará. Ha explicado que, en una reunión anterior con Mas, este le dijo que no haría "nada ilegal". "Y yo le creo", ha dicho el líder socialista. "El señor Mas sabe como yo que esa convocatoria no se va a celebrar", ha afirmado.

"Queremos seguir juntos, si tenemos problemas de convivencia, lo sensato es sentarse" a solucionarlos, ha dicho Rubalcaba, que cree que "para resolver tensiones" es necesario "revisar nuestras normas de convivencia, pactarlas, y luego votarlas", en referencia al proceso de reforma constitucional que propone.

En la misma línea, Navarro ha razonado que "para evitar la ruptura hay que cambiar algunas cosas", y que "tan peligroso es no reconocer un problema", en alusión a la actitud de Rajoy, como "querer llevar a tu país [por Cataluña] al precipicio", en alusión a Mas. En este sentido, Navarro ha declarado que hoy es un "mal día para aquellos que creían que los socialistas no seríamos capaces de llegar a un acuerdo", mientras que es un "buen día para los que creen que hay una solución territorial".

Remontándose a la sentencia del TC sobre el Estatuto

Después de dejar claro que existe una "tensión" territorial en España, Rubalcaba ha teorizado sobre algunas de sus causas. Deteniéndose especialmente en la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de 2010 que situaba el Estatuto en la legalidad.

Rubalcaba ha señalado que esa sentencia se produjo después del referéndum sobre el Estatuto, lo cual "produjo ciertamente una fractura", porque "hay ciudadanos de Cataluña que votaron un estatuto que luego el TC declaró inconstitucional". "Se votó, y luego el TC declaró ilegal lo votado, eso es una anomalía", ha indicado.

En ese sentido, el líder del PSOE ha señalado una de las propuestas tanto de la Declaración de Granada como del documento presentado hoy, que pasa por establecer el "recurso previo" al TC en el caso de los estatutos de autonomía, de forma que el Alto Tribunal "tenga que votar antes de que se produzca el referendo".

Rubalcaba también ha precisado que su propuesta de reforma constitucional, que se basa en la Declaración de Granada, es un "cambio medido", y en ningún caso es "la apertura de un proceso constituyente". "Un cambio medido, pero un cambio", ha resaltado. Un cambio que considera aun más necesario ahora que en julio, cuando el PSOE aprobó la declaración de Granada, porque "la situación ha empeorado" desde entonces. Y ha empeorado, según Rubalcaba, porque "el resultado" de la estrategias de Mas y Rajoy "es que la fractura entre Cataluña y el resto de España aumenta". Nosotros vamos a tratar por todos los medios de que esta fractura no aumente", ha proclamado.

Clarificar competencias

Rubalcaba también ha señalado otro punto concreto de su propuesta -ya incluido también en la Declaración de Granada-: clarificar las competencias del Gobierno y las CCAA, para "evitar que un parlamento autonómico exija competencias que no son suyas". "Eso es una reforma en un sentido muy federal", ha señalado.

Preguntado por si la propuesta de los socialistas no llega demasiado tarde, y por si su ritmo no es demasiado lento, Navarro ha sido rotundo: "Lleva el ritmo que tiene que llevar una propuesta seria". Y, sobre la opción que puso sobre la mesa hace unos días el portavoz parlamentario del PSC, Maurici Lucena, de abordar una "redefinición del encaje" entre Cataluña y el resto de España previa a una reforma constitucional, no ha sido menos rotundo: ha indicado que se trata de una "reflexión personal" de Lucena, y que "evidentemente no es un tema que hayamos abordado hoy".

Navarro también ha detallado los nueve puntos del documento aprobado este martes. En primer lugar, los socialistas iniciarán una "campaña de información" sobre su propuesta federal. También crearán "de manera inmediata" un grupo de trabajo con "representantes políticos y expertos". Propondrán la ya citada creación de una subcomisión en el Congreso, así como el "recurso previo" al TC para los estatutos de autonomía. Igualmente, pedirán la "inmediata convocatoria" de la comisión bilateral Gobierno-Generalidad, porque "es allí donde tienen que debatirse los conflictos que pueda haber entre Cataluña y el resto de España".

Un documento de nueve puntos

También llevarán a cabo iniciativas para "favorecer una cultura federal entre los pueblos de España" y para "reconocer el carácter plurilingüe y plurinacional de España". En esta misma linea, seguirán trabajando en el Europarlamento para el reconocimiento del catalán en las instituciones comunitarias.

Ya fuera del ámbito de la estructura territorial "intensificarán esfuerzos" para derogar "toda una serie de leyes" aprobadas por el Gobierno y la Generalidad que consideran que atentan contra el Estado del bienestar y los derechos individuales, citando en concreto la reforma de las pensiones o la ley electoral, "aprobada por PP y CiU". Finalmente, PSC y PSOE crearán una comisión de seguimiento de los puntos del documento.

Finalmente, y a modo de conclusión, Rubalcaba ha defendido su propuesta federal, en contraposición al desafío independentista de la consulta, porque "las reglas de la democracia en España te permiten votar una nueva Constitución", y ha propuesto "votar un proyecto para seguir juntos". Y se ha mostrado optimista, señalando que "hace 35 años, en condiciones mucho mas difíciles, cuando en la mesa se sentaban los herederos del franquismo con los que veníamos de la clandestinidad", se llegó a un acuerdo sobre la Constitución. "Nos parece una propuesta que se abrirá paso", ha cerrado.

Comentar