Martínez-Sampere abandona la dirección del PSC por la falta de "pluralidad" interna

La diputada autonómica y crítica con la cúpula del partido ha renunciado a seguir formando parte de la comisión ejecutiva del PSC para tratar de promover cambios "desde dentro", pero "desde abajo", y asegura que votará en contra de la iniciativa de solicitar al Congreso de los Diputados la cesión de competencias para convocar referéndums porque es "más responsable estar con lo que ha decidido la democracia interna del partido", aunque "no comparta su decisión".

3 min
Elena, Geli, Ros, Ventura y Martínez-Sampere atienden a los medios poco después de romper la disciplina de partido en la votación sobre la declaración secesionista presentada por CiU, ERC e ICV-EUiA en el Parlamento autonómico en enero de 2013
Redacción / Agencias
Jueves, 16.01.2014 12:24

Rocío Martínez-Sampere, diputada autonómica del PSC y crítica con la decisión de la cúpula del partido de votar en contra de la cesión de competencias para convocar referéndums, ha anunciado este jueves que dimite de la dirección del PSC y ha asegurado que no infringirá la disciplina de voto "aunque no comparta su decisión".

CiU, ERC e ICV-EUiA aprueban este jueves en el Parlamento autonómico, con la abstención de la CUP, la iniciativa con la que solicitarán al Congreso la transferencia de competencias para convocar una consulta independentista. La medida contará con la oposición del PP catalán, Ciudadanos y PSC, cuyo rechazo a la iniciativa en este caso no es compartido por su "sector crítico".

"He trabajado incansablemente hasta el último minuto para que el PSC pudiera tener una posición de unidad que representara toda su pluralidad y sus posiciones favorables a hacer una consulta, algo que no ha sido posible", ha lamentado Martínez-Sampere ante la prensa instantes antes de que diera comienzo el pleno extraordinario en el Parlamento autonómico.

"Los cambios se tienen que hacer desde dentro"

"Aunque no comparta su decisión", ha alegado la dirigente socialista, es "más responsable estar con lo que ha decidido la democracia interna del partido". De este modo, Martínez-Sampere asume el voto negativo a la propuesta de CiU, ERC y ICV-EUiA, pese a no ser "favorable a lo que hoy se plantea, porque es un procedimiento con el guion escrito", ha denunciado.

La diputada autonómica del PSC ha justificado su acatamiento a las directrices del partido razonando que "si creyera hoy que mi sola abstención haría que el país consiguiera poder ejercer el derecho a decidir, o fuera una votación de principios, y no de procedimientos, sobre si estamos o no a favor de este derecho, estas consideraciones hubieran pasado por encima de otras".

En cualquier caso, quien también aspira a presentarse a las primarias del PSC a la alcaldía de Barcelona ha anunciado que "renuncia" a seguir siendo miembro de la comisión ejecutiva del partido. "El PSC es un partido imprescindible para Cataluña", ha afirmado, "pero como también necesita cambios profundos en la manera que tiene de gestionar su complejidad, su pluralidad y la manera de ejercer sus liderazgos, me comprometo a impulsar estos cambios dentro del PSC". Ese compromiso, a su juicio, es "incompatible" con el hecho de "seguir formando parte de la dirección", puesto que, en su opinión, los cambios "se tienen que hacer desde abajo y desde dentro".

Tras el anuncio del alcalde de Lérida y crítico con la dirección del PSC, Àngel Ros, de que abandonaba su escaño como diputado autonómico para no contravenir la disciplina de voto, queda por ver cómo responderán los tres diputados del PSC, Marina Gelia, Núria Ventura y Joan Ignasi Elena, que tienen previsto desobedecer a la cúpula del partido y votar a favor de la propuesta.

Comentar