Josep Prat y el presidente de las ambulancias, ante el juez

Más actuaciones judiciales por la sanidad en Reus derivadas del 'caso Innova'

Ha habido un posible cambio cualitativo en la investigación judicial del escándalo del holding Innova. Nuevas líneas de investigación pueden ser de gran utilidad procesal.

8 min
Josep Prat, ex presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS)
Alfons Quintà
Lunes, 13.01.2014 04:52

Las nuevas investigaciones efectuadas en Reus y en el Baix Ebre por la autoridad judicial y por la Guardia Civil, en funciones de policía judicial, representan un gran paso adelante en el caso Innova. Y todavía más importante, permiten confiar en la próxima salida a la luz de nuevas ramificaciones del preocupante y opaco sistema de funcionamiento de toda la sanidad pública catalana. Meses atrás avancé que este comienzo de año sería sanitariamente caliente.

En efecto, de nuevo ha tenido que declarar repentinamente, ante el juez, el tristemente famoso Josep Prat, mientras ha sido imputado el presidente y administrador único de Ambulàncies Baix Ebre, Bernardo Coslado García, a quien se le ha retirado el pasaporte. En un registro en su casa se le habrían encontrado 18.000 euros en metálico. Coslado es el presidente de la federación española de propietarios de ambulancias. Parece que la imputación principal puede tener que ver con posibles irregularidades en una licitación.

Considerar el concepto de "consorcio criminal"

Hasta ahora, la mayor parte del inagotable tema Innova estaba centrado en Reus y en las cinco comarcas al sur de esta ciudad. Ahora bien, no hay que ser un genio en derecho para considerar que los hechos puedan ser considerados en relación al concepto de derecho positivo español y también jurisprudencial de "consorcio criminal". En efecto, empieza a haber un buen fajo de posibles flecos. La realidad dirá si lo que ahora se sabe forma parte de un todo bien articulado.

En todo caso, se puede entrar judicialmente en temas clave. Es el de la presunta sobrefacturación o de licitaciones improcedentes afectando finalmente al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), a través de Sagessa, empresa sanitaria pura del holding Innova, reuniendo sólo servicios sanitarios. Las ambulancias son un aspecto de los variados, y muy caros, gastos sanitarios.

Por otro lado, en el mundo de la sanidad privada o institucional, pero de pago público, aparecen infinidad de cuadros territoriales de CDC y empresarios militantes o afines a CDC. En las Tierras del Ebro hay una auténtica inflación de altos cargos políticos y sanitarios de CDC. Ya se expondrá el triste resultado crónico de esta inflación.

Nada es sólo "un tema local"

Descarada y cínicamente, desde CDC se ha querido hacer pasar el escándalo Innova, originado en la sanidad, como un "tema local". No lo es. Su figura principal, el multiimputado Josep Prat Domènech, fue director general del CatSalut (bajo CDC) y después presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), bajo Artur Mas. El 25 de octubre de 2011 expuse quién era Prat e Innova. Ambos temas habían pasado desapercibidos. Ahora todo indica que continuarán siendo de actualidad durante meses y quizás años.

Ahora bien, Prat apareció en el mundo de la sanidad de la mano del alcalde socialista de Reus Josep Abelló, padre del inefable Consorcio Hospitalario de Cataluña. Después, Prat contó con la confianza total y explícita del también alcalde socialista de Reus Lluís Miquel Pérez. Insólitamente, Prat continúa siendo miembro del restringido Consejo Asesor para la Sostenibilidad y el Progreso Sanitario del propio presidente autonómico Mas.

Artur Mas, como si nada

Dicho con ironía, seguro que el Presidente de la Generalidad sabe que Prat está formalmente imputado por más de media docena de presuntos delitos. A pesar de esto he escrito muchas veces, y no veo que lo tenga que rectificar, que el "modelo Innova" fue escogido por el consejero Boi Ruiz como el que había que generalizar en toda Cataluña. También he descrito cómo está en ruinas la sanidad pública pura (la transferida, simbolizada por el ICS) y la de la XHUP. Esto no sé si Mas lo sabe, pero por supuesto están al cabo de la calle las decenas de miles de pacientes aparcados en listas de espera, para ser intervenidos o bien esperando a tan sólo poder entrar en aquellas listas.

Este diario reveló que según datos oficiales de la propia Generalidad en 2012 hubo un inédito incremento de la mortalidad en Cataluña de un espantoso 5,3 por ciento. Significativamente, donde el crecimiento de la mortalidad fue más elevado fue en las Tierras del Ebro, logró un escandaloso 10,4 por ciento.

Espantoso aumento de la mortalidad

Según una encuesta posterior, efectuada, entre médicos, por el Sindicat Metges de Catalunya, un 78 por ciento de estos profesionales cree que aquel aumento de la mortalidad en Cataluña tiene como causa los recortes sanitarios de la Generalidad. A pesar de la extrema y obvia importancia del tema revelado por este diario, sólo lo ha expuesto el Diari de Girona.

Por fuerza, la investigación periodística y después judicial, debido a una serie de denuncias de la CUP de Reus, se había tenido que centrar mucho en cuáles eran los caciques territoriales de CDC que dominaban, en sus respectivas áreas, grandes aspectos de la sanidad de pago público, es decir de lo que recibe el nombre de XHUP (Red Hospitalaria de Utilización Pública). En este concepto hay que incluir tanto la atención hospitalaria como la primaria.

Pasar del "quién" al "cómo"

Hay que analizar la presunta sobrefacturación de los servicios de ambulancias y la presunta alteración del precio de licitación de un servicio. Así se podría pasar de "quiénes" pueden ser los responsables o ejecutores, de lo que resulte de la investigación judicial, a un gran "cómo". En efecto, la presunta sobrefacturación podría llegar a ser un importante digamos "terreno de juego".

Si desde varios centros concertados (es decir de la XHUP) se imponen, por vía judicial, auditorías de gestión, no meramente contables, por una empresa "amiga" entonces se podrá empezar a pensar en un gran cambio. Todo indica que Mas, Mas-Colell y Boi Ruiz se opondrán enconadamente. El ahorro quizás sería equivalente a la digamos tristeza de los amigos de siempre.

Nada indica que tenga que ser un problema circunscrito al área de las comarcas del Ebro y de Reus, dominados por Sagessa, la empresa estrictamente sanitaria del holding Innova. En toda Cataluña los contratos anuales entre, por un lado, los centros de la XHUP y, por la otra, el CatSalut (dirigido por el que quizás es el único alto ejecutivo de la Consejería fiel a Boi Ruiz, Josep Maria Padrosa) son un misterio. Los precios pagados con dinero público por cada servicio pueden variar mucho de un centro a otro. Es una absoluta locura que estos datos no sean conocidos y previamente no hayan sido bien desagregados.

Caciquismo, sanidad y la desvergonzada ERC

Por supuesto, el peso o el control de este gran mundo (sanidad todavía es la mayor partida del presupuesto de la Generalidad) implica el movimiento de muchos millones, y la posesión de una enorme capacidad de poder y de control político.

El gran libro de Sebastià Juan Arbó "Las Tierras del Ebro" (1932) todavía tiene mucho de interés, no solamente literario. Allí el caciquismo ha perdurado. Hay que recordar que, en toda Cataluña, en muchos pueblos el marco sanitario de pago público es el principal sector económico local.

Finalmente, una gotita política. Resulta que todo esto se reafirmará, consolidará y puede muy bien empeorar, gracias a ERC.

Descaro total en el Clínico

Pienso en especial en el alucinante y descarado problema del Hospital Clínico de Barcelona, donde aumentará la dotación presupuestaria de su siempre beneficiada clínica privada interna, la Barnaclínic (en 1,6 millones), mientras disminuirá en treinta millones el presupuesto de sus servicios públicos, los de siempre y para todos, desde su creación, en 1906. Parece imposible.

En esta misma semana que comenzamos, está la inminente aprobación, con los votos de la desvergonzada ERC, del Presupuesto de la Generalidad para 2014. Vete a saber si a alguien le han hecho un trasplante de rostro, poniéndole uno de cemento armado.

Comentar