No se reúne desde 2011

Ortega releva a Duran al frente de la bilateral Gobierno-Generalitat

Duran, en cierta relativa retirada de algunos de sus cargos, ya había manifestado en noviembre su voluntad de ser relevado. Aunque, también en noviembre, se aferró al cargo, rechazando las presiones de ERC para que fuera sustituido.

5 min
Josep Antoni Duran Lleida, Artur Mas y Joana Ortega, en el acto de inicio de campaña de CiU de las últimas elecciones autonómicas, el 8 de noviembre de 2012
Carles Bellsolà
Martes, 28.01.2014 19:19

El Gobierno de la Generalitat ha aprobado este martes designar a la vicepresidenta y consejera de Gobernación, Joana Ortega, como presidenta de la parte catalana de la Comisión Bilateral Gobierno-Generalitat, en sustitución del líder de UDC y número dos de CiU, Josep Antoni Duran Lleida. Como consecuencia, Ortega también presidirá las otras comisiones bilaterales que dependen de ella, hasta ahora también encabezadas por Duran: la de Infraestructuras, la de Asuntos Económicos y Fiscales, y la de Transferencias Gobierno-Generalitat.

La bilateral Gobierno-Generalitat, según ha recordado el ejecutivo autonómico, es el "marco general y permanente de relación entre los gobiernos de la Generalitat y del Estado a los efectos de la participación y la colaboración de la Generalitat en el ejercicio de las competencias que afectan a la autonomía de Cataluña".

Una comisión que tuvo un destacado papel en los últimos años, especialmente en cuanto a la negociación de las inversiones del Gobierno en Cataluña en el marco de la disposición adicional tercera del Estatuto -que la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 estableció que no obligaba al Gobierno-. Pero que no se reúne desde julio de 2011.

Presidente desde la llegada al poder de CiU

Duran había sido el presidente de la parte catalana de la comisión desde la llegada al poder de CiU, a principios de 2011. Un nombramiento que no fue exento de polémica, al considerar la oposición que Duran, al no ser consejero, no podía presidir la bilateral, según el Estatuto.

El nombramiento de Duran fue defendido por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, que dijo que el líder democristiano, a pesar de no ser consejero, tenía una "posición institucional dentro de la Generalitat". También tuvo que ser aprobado por el Congreso, que recordó a Duran, también portavoz del Grupo de CiU y de la Comisión de Exteriores de la Cámara, que este cargo no podía afectar a su régimen de "dedicación absoluta" como diputado. Pero menos de tres años después, la situación había cambiado totalmente.

El pasado noviembre, Duran pidió a Mas ser sustituido en esta comisión, teniendo en cuenta que estaba virtualmente parada -"No soy capaz de aguantar la presidencia de un ente que no hace nada", dijo-, y que el clima político, después del desafío independentista de CiU y ERC, no posibilitaba un "diálogo fluido para desarrollar el Estatuto y afrontar los problemas políticos que hay con el Estado [por el Gobierno].

Presiones de ERC para relevar a Duran

Junto a las palabras de Duran, no obstante, no se tienen que olvidar las presiones que hizo ERC -con buenos ojos por parte de algunos sectores soberanistas de CDC- para sustituir a Duran por alguna persona más comprometida con la hoja de ruta pactada entre ERC y CiU hacia la consulta independentista.

Unas presiones que llegaron hasta el punto que que ERC, entonces ya socio externo de CiU en el Gobierno de la Generalitat, transaccionó con ICV-EUiA una enmienda de los ecosocialistas que pedía el cese de Duran en la comisión, rebajándola sólo unos grados: la resolución pasó de pedir la cabeza de Duran a pedir que los representantes de la Generalitat en la bilateral "se ciñan a los mandamientos derivados del Parlamento de Cataluña, del Gobierno de la Generalitat, del Consejo Asesor para la Transición Nacional y del Pacto Nacional por el derecho a decidir".

La resolución fue rechazada por CiU con dos -aparentemente- paradójicos aliados: PP y Ciutadans. Y sólo dos días después, Duran se rebatió y dejó claro que "mientras, por razones que no tienen nada que ver con la realidad, se pida en el Parlament mi cargo, no lo tendrán". "Que lo dejen de reclamar y así lo podremos resolver, como es mi deseo", añadió. Y así parece que ha sido dos meses después.

"Tal como han ido los hechos últimamente, la función de la Bilateral tiene que ir más ligada a las cuestiones del día a día", ha despachado este martes el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno de la Generalitat, Francesc Homs, para justificar el relevo de Duran. Y no menos aséptico ha sido el comunicado posterior del Ejecutivo autonómico.

Duran, en relativa retirada

"La composición actual del Parlamento de Cataluña, los cambios que se han producido en la estructura de los departamentos de la Generalitat y la experiencia lograda, recomiendan adaptar la composición de la Comisión Bilateral Generalitat-Estado y la designación de las personas que asisten a las reuniones previas de la representación de la Generalitat", aduce el Gobierno autonómico.

Finalmente, no hay que olvidar unos ciertos movimientos que ha hecho últimamente Duran, y que apuntan, si no a la retirada de la primera línea política, sí a un cierto repliegue. Hace sólo dos semanas, anticipó una futura renuncia al liderazgo de UDC -pero no a encabezar una lista electoral-, cuando dijo que "hay muchos ejemplos de que se puede dejar de ser líder de partido y ser líder electoral donde sea necesario: en Madrid, en Cataluña o en Europa".

Diez días antes, CRÓNICA GLOBAL reveló, a partir de fuentes de UDC, que Duran está acelerando su salida de la presidencia del partido. En cambio, quiere continuar siendo presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados.

Comentar