Según datos de la desmoralizada ejecutiva de CiU

Posible derrota electoral independentista

Las pretendidas elecciones plebiscitarias pueden ser perdidas por el independentismo, según fuentes de la cúpula de CiU. Además, CiU y ERC estarían en "empate técnico". La moral se les ha caído por los suelos.

8 min
Oriol Junqueras y Artur Mas, en el Parlamento autonómico
Alfons Quintà
Lunes, 27.01.2014 20:45

Encuestas internas de CDC demuestran que, si ahora hubieran unas elecciones catalanas, se produciría un "empate técnico" entre CiU y ERC y "no queda nada claro que la suma de escaños conseguidos por CiU y ERC diera una mayoría parlamentaria (68 escaños). Sin duda, la suma sería inferior a los 71 que ahora tenemos", me dicen dos fuentes de la ejecutiva de la federación CiU.

Esta información "ha dejado por los suelos la moral de la dirección (de CiU). Al acabar a reunión había caras tan largas que parecía que tocaran al suelo", me ha dicho una de las fuentes.

Añade: "Cada vez hay más militantes y cuadros de CDC (y no digo nada de los de UDC) que se dan cuenta de que todo esto no acabará bien. La reacción es no pensar demasiado e ir creando tensión, para ir tirando, pero ya no se sabe hacia dónde".

Información de la Ejecutiva de CiU

Ambas fuentes se enteraron en la reunión de la ejecutiva suprema de CiU, celebrada el lunes por la mañana y de la cual las fuentes forman parte. Toda esta crónica está basada en aquellas fuentes, de la máxima fiabilidad.

En la reunión no se citó una encuesta del diario La Razón publicada el domingo. Pero resulta que los datos internos de CDC la vienen a confirmar. Los máximos dirigentes de CDC no precisaron los datos técnicos de las encuestas ni los datos concretos. Usaron la expresión "encuestas internas", si bien podía ser que fueran datos preliminares de trabajos efectuados por el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat, si bien tampoco fue mencionado. Hombre, estas les saldrían gratis.

Caras de preocupación

Este fue el tema más importante de la reunión, pero, ay, no fue objeto de ninguna referencia en la posterior rueda de prensa, Sólo se confirmó que ERC y CiU irían separadas en las próximas elecciones europeas.

"Los miembros del ejecutivo de CiU -me dice una de las fuentes- entramos en la reunión con caras de preocupación, para salir hundidos del todo. En síntesis, no hay ninguna buena perspectiva, ni se ve ninguna posibilidad a medio plazo".

Un dato colateral importante es que este "empate técnico" y la posible falta de mayoría independentista puede hacer que, a partir de ahora, ERC tenga menos prisa para la utópica consulta y para las menos utópicas elecciones. Ahora bien, al ser ERC un partido asambleario, vete a saber qué puede pasar.

Perdería más voto CiU que el que ganaría ERC

En efecto, la estimación dominante es que, si las autonómicas fueran hoy, CiU y ERC sumarían probablemente entre 60 y 65 diputados, cuando ahora suman 71. La pérdida de voto de CiU sería superior en número a los ganados por ERC. Serían los peores resultados de CiU desde las primeras elecciones catalanas, en 1980, cuando el pujolismo consiguió 43 escaños.

Entonces, a Pujol le hizo falta un doble apoyo parlamentario, de Centristes de Catalunya (CC-UCD) y de ERC. Después hubo gobiernos de mayoría absoluta de CiU o con apoyo de ERC (1995 y 1999) hasta el primer Tripartito (2003) si bien incluso entonces la suma de CiU y ERC (que optó por el Tripartito) hubiera podido dar una mayoría de formada por CiU y ERC. Ahora la situación sería mucho peor, en el sentido de que CiU y ERC podrían perfectamente no sumar ni la mitad de los escaños.

No hay un tercer partido

La sustitución de Pujol por Mas implicó una gran bajada. Ahora también sería monumental en cuanto a posibilidades de formar un gobierno. No se ve un tercer partido que pudiera pactar con ERC y CiU. Un recurso a IC o a la CUP resultaría muy complicado, así como al PSC o al PP. En estos años Mas ha ido de señorito prepotente, lo que se suele pagar.

Por otro lado, hay que destacar que la reunión en la que se centra esta crónica no contó con la presencia de Duran Lleida, pero sí de un Jordi Pujol muy envejecido y a veces bastante adormilado. Vivía momentos que no parecen nada de gloria.

Tampoco hubo los muy tradicionales ataques a UDC, que, como ya informé, se dieron entre los asistentes al reciente mitin de CDC, camuflado de reunión abierta del Consejo Nacional de CDC. Una explicación lógica seria que dentro de CDC hay tanto lío que se olvidan de los ataques a UDC.

Una broma: Mas como esperanza

Los partidarios de Mas afirmaban ayer por la tarde que creían que todo esto podría mejorar. Apuntaban dos vías de acción. Una, fortalecer la propaganda centrada en la persona de Mas. La otra, efectuarlo en relación a la acción de gobierno de la Generalitat.

Las dos digamos "ideas" causaban hilaridad en los que suspiran (secretamente) por la muerte política de Mas. Creen que Mas ha llegado a un punto en que él resta más de lo que suma. En cuanto a la acción de gobierno este resta, descaradamente y manifiestamente. Toda la acción de gobierno está paralizada, cómo he destacado muchas veces, y contiene paquetes (el mayor, la sanidad) que en todo el mundo habrían hecho caer a todos los gobiernos imaginables.

Otra fuente de CDC, también anti-Mas, me dice que la militancia y el electorado están literalmente hartos de la tensión que Mas y Homs se han dedicado a crear. Me expone, citando casos concretos, que "ni los militantes acuden a actos del partido que querrían ser de removilización. Hay un gran cansancio. Aumentará cuando trascienda el contenido de tu artículo sobre la reunión de la ejecutiva y sobre todo expongas las perspectivas electorales que se expresaron. Todo tiene aire de funeral".

Miedo del viejo escenario estratégico

Hasta ahora, había un escenario estratégico de digamos consulta, que ya se ve que no se podrá dar. Alternativamente, lo seguía la posibilidad de unas elecciones imaginadas como arrasadoras. Ahora resulta que los comicios podrían no dar ni una modesta y banal victoria al independentismo, sino un retroceso en votos.

Este retroceso es seguro respecto a CiU, a pesar de que la bajada puede haberse frenado un poco. En todo caso, es muy probable la caída en la suma de los votos de CiU y ERC. Respecto a CiU, algunas fuentes creen que su caída en escaños la podría llevar a quedarse entre 30 y 35. Ahora tiene 50. Los más optimistas podían llegar a soñar que CiU y ERC estarían bordeando la mayoría. Pero, sin ningún tipo de duda, desde abajo y con malas perspectivas inmediatas. Es realmente el buen momento para efectuar encuestas muy cuidadosas.

Curiosamente, jugaría en contra de ERC y de CDC la regla d'Hondt que beneficia al ganador, sobre todo cuando este está situado muy por encima del segundo. Este distanciamiento no parece que tenga que suceder, al encontrarse hoy ERC y CiU en "empate técnico", según expresión poco precisa de la dirección de CDC.

¿Elecciones para perderlas?

La consulta y las elecciones anticipadas llamadas plebiscitarias no son una realidad inmediata, aunque ahí es nada. La consulta parecía que tenía riesgos reales, cosa muy cierta, y ahora resulta que también la tienen las elecciones -por el riesgo de perderlas- a pesar de que se presentaron como pan bendito.

Complementariamente, la dirección de CDC informó a la ejecutiva que, siempre según sus "encuestas internas" todo el electorado no independentista (supongo que querían decir el del PSC, PP y Ciutadans) estaba sometido a un proceso de fragmentación.

Seguramente a algún partido le puede pasar, pero no creo que les suceda a todos. En todo caso, continuará estando muy atenta a las encuestas. Me dicen que CDC y la Generalitat se están gastando mucho dinero en ellas. Procuraré no distraerme.

Gana el eurodiputado de UDC y no el de CDC

Como mal augurio confirmado, hay la falta de entente total respecto a las inminentes europeas, y no solamente esto. Resulta que el grotesco eurodiputado saliente de CDC, Ramon Tremosa, todavía es presentado como sólo una "fuerte posibilidad". Hay que traducirlo por "no lo tiramos por la ventana porque quizás no encontraremos nadie de mejor", a pesar de su poca iluminación intelectual.

En cambio, el candidato a eurodiputado por UDC, y execrado por CDC y el independentismo, Salvador Sedó, es mantenido por los democristians. Vaya, que CDC y ERC reciben en todos los frentes de combate o en todas las mejillas.

Comentar