Condenado por corrupción en 1991

PWC ficha al secretario de Empleo de la Generalidad, Ramon Bonastre

Lo sustituirá el director del SOC, Joan Aregio. El nombramiento de Bonastre ya fue polémico, por haber sido condenado por malversación de fondos públicos en el pasado. Fue indultado en 1997.

2 min
Ramon Bonastre, en una comparecencia de febrero del 2013
Redacción
Martes, 14.01.2014 20:46

La consultora PriceWaterhouseCoopers ha fichado al actual secretario de Empleo, Ramon Bonastre, que se integrará en el área de negociación colectiva de la multinacional, según informan este martes diversos medios. El puesto que dejará vacante Bonastre en la consejería de Empresa y Empleo lo ocupará Joan Aregio, actual director del Servicio de Empleo de Cataluña. Bonastre, nombrado durante la primera legislatura de Mas, y después ascendido en la segunda, fue condenado en 1991 por corrupción, e indultado en 1997.

Bonastre, especialista en mediación en conflictos laborales, ha recibido críticas positivas de los sindicatos en su marcha, que ha resultado una sorpresa para su entorno laboral. Por UGT, y según recoge El País, su secretario de acción sindical, Camil Ros, ha alabado su "dedicación". Por CCOO, Cristina Faciaben ha expresado el "respeto a su profesionalidad".

Bonastre fue nombrado como director general de Relaciones Laborales y Calidad en el Trabajo en la primera legislatura de Artur Mas, y en 2013 fue ascendido al cargo que ocupaba hasta ahora. Tanto el primer nombramiento como el posterior ascenso estuvieron rodeados de una cierta polémica, por el hecho de que Bonastre fue condenado en firme, en 1991, a un año de prisión y seis de inhabilitación por un "delito continuado de malversación de capitales públicos".

Indultado durante la primera legislatura de Aznar

Posteriormente, en 1997, Bonastre fue indultado por el Gobierno de Aznar, entonces en minoría y con el apoyo de CiU, mientras era ministra de Justicia -quien propone los indultos al Consejo de Ministros- Margarita Mariscal de Gante.

En el momento en que fue ascendido Bonastre al cargo que ocupaba y hasta ahora, y preguntado en rueda de prensa por su condena de 1991, el portavoz del Gobierno autonómico, Francesc Homs, defendió el nombramiento refiriéndose a su buena gestión. "El juicio que hacemos sobre el señor Bonastre es muy positivo", dijo Homs entonces, citando como ejemplo una reciente mediación entre los sindicatos de Nissan y la empresa. "Esto al final es lo que pone en valor la aportación al servicio público de una persona", proclamó.