Un paso más en la insumisión

Rigau anuncia que no renovará los libros de texto para el próximo curso, lo que hará imposible aplicar la LOMCE en Cataluña

La consejera de Enseñanza da un paso más en la insumisión frente a la ley que ordena restablecer el bilingüismo en los colegios de Cataluña, aunque lo justifica diciendo que es para que las familias no tengan que afrontar "gastos innecesarios". La Generalidad hace meses que viene anunciando que no piensa acatar la nueva ley de educación.

2 min
Irene Rigau, consejera de Enseñanza
Redacción
Jueves, 23.01.2014 18:55

La Consejería de Enseñanza de la Generalidad no renovará los contenidos de libros de texto para el curso que viene, por lo que no se adaptarán a lo que establece la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) recientemente aprobada.

Así lo ha anunciado este jueves la propia consejera de Enseñanza, Irene Rigau (CiU), quien ha avanzado que la próxima semana informará a los representantes del sector editorial que "no es necesario modificar los libros de texto", con el argumento de que se trata de una medida contra la crisis para que las familias catalanas no tengan que afrontar "gastos innecesarios". Unos gastos que, según la Consejería, pueden ascender a más de 300 euros por alumno.

"Es por este motivo que el departamento de Enseñanza quiere que estas familias puedan reciclar y continuar utilizando los libros de texto actuales", explica la Consejería en una nota de prensa, en la que destaca que "la normativa que regula la LOMCE todavía no se ha aprobado, y según los borradores que ha hecho públicos el Ministerio, la principal modificación radica en la materia de Ciencias Sociales, que también es uno de los elementos de principal discrepancia". "Se considera que los libros de texto actualmente vigentes garantizan la implantación de las competencias básicas", concluye.

Crónica de un desacato anunciado

A pesar de los motivos alegados por Rigau, todo apunta a que la no renovación de los libros de texto responde a la estrategia anunciada por la propia Consejería en repetidas ocasiones durante los últimos meses, en el sentido de que no pensaba acatar la LOMCE.

La Generalidad siempre ha mantenido que no piensa aplicar la LOMCE en Cataluña, entre otras cosas porque esta ordena restablecer el bilingüismo en todos los colegios catalanes, tal y como han dictaminado los tribunales en diversas sentencias. El Gobierno autonómico pretende seguir manteniendo el sistema de inmersión lingüística escolar obligatorio exclusivamente en catalán.

Comentar