Sánchez-Camacho asegura que el PP "nunca" volverá a apoyar a Mas ni a CiU

"El PP catalán no estaría en disposición de ayudar a CiU ni a un Artur Mas que ha engañado a todos, que a los primeros que engañó fue al PP, y que ha demostrado que está obsesionado por un proceso independentista. El señor Artur Mas no es de fiar", asegura la líder del PP catalán. Para Sánchez-Camacho, la CiU "centrista y moderada ha muerto".

2 min
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho
Redacción
Miércoles, 1.01.2014 14:57

La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha asegurado que su partido "nunca" volverá a apoyar a Artur Mas ni a CiU debido a su deriva secesionista.

Así lo ha indicado en una entrevista publicada este miércoles por ACN:

"El PP catalán no estaría en disposición de ayudar a CiU ni a un Artur Mas que ha engañado a todos, que a los primeros que engañó fue al PP, y que ha demostrado que está obsesionado por un proceso independentista. El señor Artur Mas no es de fiar, y además está obsesionado con llevar a Cataluña a la independencia".

Y ha insistido en que "el PP no podría volver a apoyar ni a un partido ni a un gobierno que ha demostrado que no le importa ni le preocupa resolver los problemas reales de Cataluña, que son muchos, entre ellos el paro, el fracaso escolar, el incremento de la pobreza o los problemas de las familias y de las empresas en Cataluña, sino que su objetivo prioritario y único es hacer un referéndum de autodeterminación ilegal". "El PP no volvería a apoyar nunca a un señor Mas que no es de fiar", ha sentenciado.

La CiU "centrista y moderada ha muerto"

Según Sánchez-Camacho, una salida de Mas o un cambio de actitud de CiU tampoco sería suficiente. "No solo es un cambio de liderazgo, creo que la CiU con la que el PP ha estado negociando durante años -incluso el Partido Socialista- ha muerto. La CiU de ahora es una CiU transformada, que es la marca blanca de ERC", ha indicado.

La dirigente popular ha subrayado que la CiU actual "no es la centrista y moderada" de otros tiempos, "sino la radical, con la que no se puede dialogar". "Ya no es la CiU del pal de paller [centro], aquella se ha acabado", ha lamentado.

Comentar