C's pide una comisión de investigación

Sánchez-Camacho y Zaragoza plantan a la comisión parlamentaria por Método-3

El resto de partidos censuran la actitud de la líder del PP catalán, e incluso se ha pedido que renuncie al acta de senadora por designación autonómica. El PSC justifica la ausencia de Zaragoza porque el caso se cerró judicialmente sin que ni siquiera fuera citado a declarar.

2 min
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho
Redacción
Miércoles, 29.01.2014 18:16
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, y el ex secretario de Organización del PSC José Zaragoza no han comparecido este miércoles en la comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento autonómico, que los había citado en relación al caso de espionaje a políticosalrededor de la agencia de detectives Método 3, que afectó a los dos políticos directamente.

Sánchez-Camacho y Zaragoza habían sido citados, concretamente, para dar explicaciones por la grabación, en 2010, de una conversación entre la líder de los populares catalanes y la ex compañera sentimental del hijo mayor del ex presidente Jordi Pujol, Jordi Pujol Ferrusola. Sánchez-Camacho, como protagonista directa del caso; Zaragoza, en relación a ciertas informaciones que aseguraban que él encargó a la agencia de detectives la grabación.

Zaragoza no es diputado en el Parlamento autonómico, pero sí que lo es Sánchez-Camacho. Y es la primer golpe que un diputado autonómico catalán no comparece en una comisión parlamentaria en la cual había sido citado. Lo que ha provocado las críticas del resto de grupos, con la excepción del PSC

Críticas de todo tipo a Sánchez-Camacho

Los más agresivos verbalmente con Sánchez-Camacho han sido ICV-EUiA, que han pedido la reprobación de la dirigente del PP catalán, así como que renuncie a su escaño de senadora por designación del Parlamento autonómico, considerando que ha "desprestigiado" a la Cámara.

En una línea parecida se ha manifestado CiU, que ha recordado a Sánchez-Camacho que el Parlamento autonómico la propuso como senadora con los votos de la federación nacionalista. CiU, sin embargo, no ha pedido que sea reprobada.

Por parte de ERC, se ha considerado que la actitud de Sánchez-Camacho es "un desprecio y una ofensa gravísima" al Parlamento autonómico. Y la reacción más dura ha sido la de Ciutadans, que ha propuesto crear una comisión de investigación específica y volver a citar a Sánchez-Camacho, que, en este caso, no podría negarse a comparecer.

Por parte del PSC, se ha razonado que el caso se ha cerrado en los juzgados sin que Zaragoza haya sido ni siquiera citado, por lo cual era innecesaria su presencia hoy en el Parlamento autonómico.

Comentar