"sin escuchar al resto de formaciones"

Xavier Trias destituye al artífice de los Juegos de Invierno

Mantenida celosamente en secreto, la destitución de Enric Truño se produjo estas navidades, tras considerar que el proyecto "entra en una nueva etapa". Los grupos de la oposición critican la medida por "unilateral" y por considerarla un "error estratégico" o netamente irrelevante porque lo que "no encajan" son los Juegos de Invierno en Barcelona.

2 min
Xavier Trias, als estudis de La Xarxa aquest dijous
Redacción
Jueves, 30.01.2014 12:28

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU), ha destituido a Enric Truñó, quien desde 2010 ocupaba el cargo de comisionado para la candidatura de la ciudad para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2026.

La destitución ha trascendido este jueves y, según publica El País, se produjo tras las fiestas de Navidad. Los partidos políticos de Barcelona conocieron la noticia de manos del propio Truñó y todavía no han recibido ninguna información por parte del Ayuntamiento, que ha llevado este tema con absoluta discreción.

La teniente de alcalde Maite Fandos ha asumido la destitución de Truñó, aunque ha asegurado que la decisión se ha tomado de manera pactada con el afectado. "Él tampoco quería continuar", ha indicado Fandos.

Destitución "unilateral y a oscuras"

Enric Truñó fue edil del Ayuntamiento de Barcelona de 1979 a 1989 por el PSC, y ocupó el estratégico cargo de concejal de Deportes durante los Juegos Olímpicos de 1992. También fue miembro del Comité Olímpico Español. El alcalde Jordi Hereu le nombró comisionado de la candidatura para los Juegos de Invierno Barcelona-Pirineos en 2010 con el apoyo del resto de formaciones políticas.

Su ausencia no se cubrirá con ningún fichaje, según ha asegurado Fandos, que pasará a asumir la mayor parte de las funciones que desarrollaba Truñó. Esta "reestructuración", según Fandos, no resta fuerza al proyecto, quien declara que el presupuesto que el Ayuntamiento destina a la Oficina Técnica para la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno Barcelona-Pirineos no disminuirá y que la intención es más bien aumentarlo. Desde 2010, el Ayuntamiento destina cerca de medio millón de euros cada año a esta partida.

Los grupos de la oposición coincidieron ayer en criticar que la destitución se haya tomado "sin escuchar al resto de formaciones". Uno de los más duros fue Jordi Martí, presidente del grupo municipal del PSC: "Es un error técnico, estratégico y político en un tema muy importante para la ciudad". El presidente del PP en Barcelona, Alberto Fernández Díaz, lamentó que la decisión se haya tomado de manera “unilateral y a oscuras”.

El líder de ICV-EUiA, Ricard Gomà, mostró su respeto por el trabajo de Truñó, pero aprovechó la destitución para desear que "el desmantelamiento de esta oficina sea el primer indicio de la renuncia definitiva de Barcelona a acoger unos juegos que no encajan en las necesidades de nuestra ciudad".

Comentar