el psc se ha ido "empequeñeciendo"

Avancem se constituye como asociación y velará por un nuevo "espacio socialista potente, sólido y cohesionado"

La corriente crítica del PSC liderada por Joan Ignasi Elena se ha constituido en asociación al margen del partido de Pere Navarro para "confluir" y "sumar" con otras entidades del catalanismo de izquierdas. Partiendo de la premisa de que el PSC se ha ido "empequeñeciendo" en los últimos años, Elena ha convidado a todos los críticos del PSC a que se unan a la asociación con el objeto de crear una "plataforma de izquierdas unida".

 

3 min
Pere Navarro y Joan Ignasi Elena
Redacción / Agencias
Viernes, 14.02.2014 14:29

La corriente crítica del PSC Avancem se ha constituido como asociación al margen del partido liderado por Pere Navarro para, según su líder, el diputado autonómico díscolo Joan Ignasi Elena, "confluir" y "sumar" con otras entidades del catalanismo de izquierdas, como Agrupament Socialista de Àngel Ros y Marina Geli o la Necat de Ernest Maragall.

Elena, consciente de la tensión cada día más aguda entre los críticos y la dirección del PSC, ha advertido de que si esta formación atraviesa "las líneas rojas" señaladas, en su opinión, por la "pluralidad y el derecho a decidir", darán más pasos. En una rueda de prensa de este viernes, Elena ha explicado que en junio celebrarán una asamblea para tratar de crear un "espacio socialista potente, sólido y cohesionado", aunque la idea de crear un nuevo partido político todavía no se ha confirmado.

Partiendo de la premisa de que el PSC se ha ido "empequeñeciendo" en los últimos años, el fundador de Avancem ha convidado a todos los críticos del PSC, pero también de otras formaciones y movimientos socialistas, a que se unan a la asociación con el objeto de crear una "plataforma de izquierdas unida". 

"La palabra expulsión es absolutamente contradictoria"

Asegura Elena que no está en sus planes romper su carné socialista ni crear un nuevo partido, pero exige al PSC que no abogue por tratar a sus críticos internos con "la cultura del castigo, la expulsión y el arrinconamiento".

Los tres diputados que rompieron la disciplina de voto en el Parlamento autonómico y que continúan suspendidos de sus cargos orgánicos y parlamentarios suscriben la "mediación" que la Comisión de Garantías del partido les ha ofrecido, pero ahora, según Elena, corresponde a la dirección del PSC darle el visto bueno.

"La palabra expulsión es absolutamente contradictoria con la voluntad de representar a la mayoría", ha razonado Elena, "es incompatible con el proyecto político que representa el PSC". Mientras tanto, Santi Lapeira, portavoz de Avancem, que con su constitución como asociación pasa a llamarse Avancem per un Espai Socialista Català, ha asegura que el movimiento cuenta hasta ahora con el apoyo de más de 1.200 personas.

Avancem era en sus inicios -primavera de 2012- una agrupación política informal tolerada por el primer secretario del PSC, Pere Navarro. Si bien Navarro sigue defendiendo el valor de tener corrientes internas, lo cierto es que, según han admitido tanto él como Elena, no hablan desde la polémica votación de enero en el Parlamento autonómico.

Comentar