Evitan la reprobación de Puig

CiU y ERC vetan una comisión de investigación de los posibles espionajes del Cesicat

Evitan que el Parlamento autonómico investigue los supuestos casos de espionaje del llamado "CNI catalán". El consejero Puig, que no será reprobado, admitió que se habían realizado "seguimientos" a personas.

3 min
Felip Puig, consejero de Empresa y Empleo
Redacción
Jueves, 13.02.2014 15:56

El grupo de CiU y sus aliados estables de ERC han impedido este jueves, con sus votos, que el Parlamento autonómico aprobara crear una comisión de investigación sobre las polémicas actividades del Centro de Seguridad de la Información de Cataluña (Cesicat), que, según numerosas informaciones, habría estado espiando a políticos, funcionarios de la Generalitat y ciudadanos.

CiU y ERC han impuesto su mayoría para rechazar casi todos los puntos de la moción, presentada por el PP catalán. El más significativo de los puntos rechazados es el que pedía "constatar la necesidad de crear una Comisión de Investigación sobre los casos de espionaje político y de seguimiento a ciudadanos y altos cargos de la Generalidad de Cataluña".

Esta propuesta ha llegado a la Cámara autonómica tres semanas después de que el consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig -el Cesicat depende de su consejería- admitiera en sede parlamentaria que el organismo ha realizado informes de seguimiento de personas y movimientos sociales, matizando sólo que lo había hecho a partir de "fuentes abiertas" en internet, y por por encargo de los Mossos d'Esquadra.

El escándalo, en la prensa y a los juzgados

Anteriormente, en diciembre, se publicó que el Cesicat estaría controlando las comunicaciones de 300.000 funcionarios a través del dominio en internet de la Generalidad, "sin autorización judicial".

En noviembre, tanto el PSC como el PP pidieron a la fiscalía que investigara las posibles actividades de espionaje del Cesicat, en la sospecha de que este organismo habría hecho seguimientos digitales masivos y discriminados, sin autorización ni motivo justificado, a periodistas, políticos, abogados y, en general, a cualquier ciudadano.

CiU y ERC han rechazado igualmente que el Parlamento autonómico repruebe al consejero Puig por haber "ocultado datos" sobre las actividades del Cesicat. El punto que pedía esta reprobación razonaba que Puig tenía que conocer estas actividades, por razón de su cargo, y que las negó repetidamente en el Parlamento autonómico, para después admitirlas finalmente hace tres semanas.

Se rechaza evitar un "CNI catalán"

También se ha rechazado el punto que pedía que "las tareas de prevención en materia de seguridad pública se lleven a cabo única y exclusivamente en el ámbito del cuerpo que tiene competencia para ello, en este caso los Mossos d'Esquadra". Este punto pretendía evitar que el Cesicat se convirtiera en una agencia de seguridad a la manera de, por ejemplo, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). De hecho, desde que ha estallado este escándalo, se ha hecho popular la expresión "CNI catalán" para referirse al Cesicat.

Sí que se ha aprobado, por unanimidad, el punto que pide "evaluar y adoptar la forma jurídica más adecuada por el Cesicat", además de elaborar una "memoria anual que tendrá que ser remitida al Parlamento autonómico".

CiU y ERC ya vetaron a finales de enero la comparecencia del consejero de Interior, Ramon Espadaler, para informar de las actividades del Cesicat.