"Hacia la independencia"

El adoctrinamiento independentista también alcanza a los parvularios

Un aula de preescolar del colegio privado Les Alzines, de Gerona, exhibe dos carteles de la ANC con el lema -en catalán y en inglés- "Hacia la independencia". La presencia de simbología secesionista es habitual en los centros públicos de Cataluña. La consejera de Enseñanza, Irene Rigau (CiU), lo justifica.

4 min
Un aula de preescolar del colegio Les Alzines, de Gerona, donde se observan dos carteles con el lema -en catalán y en inglés- "Hacia la independencia"
Alejandro Tercero
Miércoles, 26.02.2014 08:01

"Promovemos en los alumnos las virtudes, aquellos hábitos que permiten perfeccionarnos como personas y nos ayudan a crecer como ciudadanos libres y responsables. La libertad y la responsabilidad personales son dos características inseparables de nuestro model educativo y las promovemos en todos los ámbitos. El pluralismo será una consecuencia necesaria, querida y amada".

Así reza uno de los puntos del ideario de la Institución Familiar de Educación, un grupo de trece escuelas vinculadas al Opus Dei distribuidas por toda Cataluña y Baleares que cuenta con cerca de 8.000 alumnos.

Sin embargo, parece que esa promoción de la libertad y la pluralidad de la que alardean no se ajusta a la realidad. Al menos eso es lo que se deduce tras constatar el adoctrinamiento en el independentismo catalán al que algunos de los alumnos más pequeños son sometidos.

Carteles de la ANC con el mensaje "Hacia la independencia"

Según ha trascendido, una clase de preescolar del colegio Les Alzines, de Gerona, perteneciente a la Institución Familiar de Educación, ha estado decorada con dos carteles de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) en los que se podía leer -en catalán y en inglés- el mensaje: "Hacia la independencia".

Tal y como se puede comprobar en la imagen superior, los carteles en defensa de la secesión de Cataluña estaban colgados en un lugar preferente de uno de los murales del aula, junto a otros dibujos y mapas de Cataluña.

El jefe de Comunicación de la Institución Familiar de Educación, Alberto Cortes, ha asegurado en declarciones a InfoCatólica que se trata de "un hecho aislado que no conocíamos".

"En nuestros centros educativos no hacemos política sino que se enseña a respetar cualquier opinión democrática, de la misma manera que se organizan charlas y conferencias con personalidades del ámbito político, cultural y empresarial para que los alumnos tengan la posibilidad de conocer y forjarse un criterio propio con respecto a temas de actualidad", ha añadido.

Lo cierto es que uno de los carteles independentistas también podía verse en una foto difundida hace dos semanas a través de la cuenta institucional en Twitter del propio colegio, pero el tuit en cuestión fue eliminado este martes, poco después de que varias webs se hicieran eco de ello.

Adoctrinamiento habitual

La exhibición de símbolos independentistas en los centros escolares de Cataluña es más frecuente de lo que pueda parecer. Por ejemplo, en las aulas se pueden encontrar bufandas con la bandera secesionista, como se puede comprobar en el vídeo adjunto, que muestra el aula de un instituto de Barcelona.

También es habitual el adoctrinamiento de los alumnos en la ideología nacionalista. Basta con recordar la promoción de los referéndums secesionistas no oficiales organizados por entidades privadas entre 2009 y 2011 que se realizó en institutos públicos (incluyendo tertulias, charlas informativas y presentaciones en horario lectivo).

En algunos casos, incluso, se llegaron a celebrar estos referéndums independentistas en los propios centros escolares, con la participación de menores de edad durante su horario escolar.

Cabe recordar el programa de una televisión local de la zona del Ebro en el que en 2012 preguntaron a los niños sobre una hipotética secesión de Cataluña. O los actos de promoción de la inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán -en contra de lo ordenado por los tribunales- que la Plataforma per la Llengua ha realizado en centros públicos -en horario lectivo y entre niños de muy corta edad- con el visto bueno de la Consejería de Enseñanza.

En los últimos meses, la consejera Rigau ha justificado hasta en dos ocasiones la presencia de esteladas en los centros públicos catalanes.

Comentar