Revista de prensa

El mitin turco de Rajoy y la "rara" cuenta suiza de Osácar

El documento para los embajadores de Homs solo es portada en Ara y El Punt Avui. El poder de Moragas se extiende hasta Andalucía, donde ha impuesto, con Soraya, al nuevo mandamás del PP.

8 min
Pablo Planas
Jueves, 13.02.2014 08:36

La Vanguardia es el diario que más espacio dedica al mitin de Rajoy en Turquía, una encerrona de Erdogan tras la inauguración de una línea de metro en Ankara. La sorpresa es generalizada entre los enviados especiales. Carmen del Riego, en el diario barcelonés, apunta:

"La inauguración de la línea 3 del metro de Ankara, que construye la empresa catalana Comsa Emte, pasó de ser un acto protocolario de apoyo a una empresa española en el extranjero a convertirse en un mitin del partido en el poder, Justicia y Desarrollo (AKP), la formación islamista moderada que lidera Recept Tayyip Erdogan, y en el que el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ofició de telonero del primer ministro turco. Fue un mitin en toda regla, aunque la convocatoria procedía del Gobierno turco y participaban el presidente de la república, el presidente del parlamento, el alcalde de Ankara y el ministro de Transportes. Ninguno disimuló el carácter electoral de la cita con las municipales turcas en marzo y las presidenciales en verano".

En las portadas, el diario más sensible a la pasión turca de Rajoy es El Mundo, que ilustra su primera con una gran fotografía del presidente del Gobierno y el siguiente titular: "Rajoy aplaudido en un mitin... en Ankara". Según la versión del periódico de Casimiro García Abadillo, el líder español "no tuvo reparos en hacer de telonero en un mitin de Erdogan". Es lo que ha quedado de aquella Alianza de Civilizaciones que promovió con escaso impacto el antecesor de Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero. La realpolitik en su máxima expresión. España y Turquía son países socios, aliados y amigos, desde 2008 celebran una cumbre anual y tanto el PSOE como el PP avalan el hipotético ingreso de Turquía en la Unión Europea. En eso coinciden y están prácticamente solos en Europa. Según un despecie sin firma de La Vanguardia, "Turquía es el tercer destino -fuera de la UE- de las exportaciones españolas, tras Estados Unidos y Marruecos".

Fuera del foco internacional, los ecos del caso Palau, del saqueo, llegan hasta El País, que dedica toda una página a este expediente con el siguiente titular: "La rara cuenta suiza del extesorero de CDC". En el texto de Jorge A. Rodríguez y Jesús García, se apunta que la Policía ha informado al fiscal de un "supuesto depósito" de Daniel Osácar en Zúrich con 1,3 millones de euros. "La supuesta cuenta suiza del que fue responsable de finanzas del partido nacionalista entre 2005 y 2010 -cuando dimitió forzado por el escándalo- ha sido localizada por la Policía durante una investigación paralela a la del caso Palau gracias a los contactos entre policías de ambos países, según fuentes conocedoras de la investigación", afirma la noticia. Pero existen dudas, tantas que unos párrafos más allá se puede leer:

"Anticorrupción teme -de ahí las suspicacias- que la supuesta cuenta de Osácar tenga el mismo pedigrí que el 'borrador pendiente de registrar' de la UDEF sobre el posible cobro de comisiones ilegales de obras públicas por parte del presidente [autonómico] Artur Mas y el ex presidente [autonómico] Jordi Pujol, que habrían ingresado parte de ese dinero en cuentas suizas. El juez que ha investigado el saqueo del Palau de la Música, Josep Maria Pijuan (ahora jubilado), negó validez a ese supuesto borrador, que emborronó la última campaña de las elecciones autonómicas catalanas de 2012. La propia UDEF se lavó las manos y se desligó de la autoría del informe fantasma y ya anónimo".

De manera que no es previsible que Osácar vaya a tener problemas con dicha cuenta, cuya existencia sería un misterio a medio camino entre la mera sospecha y la opacidad helvética, el secreto bancario.

El País es el único periódico que incluye esta información en sus páginas sobre el proceso catalán. Los demás diarios se acogen al contrainforme elaborado por Francesc Homs para las embajadas españolas. La tesis es que al ser éstas una estructura de Estado (español) y no de partido (el PP), la Generalidad tiene derecho a replicar, en la misma valija, a las consideraciones del ministro del ramo (Exteriores), García-Margallo. Tanto para El Punt Avui como para el Ara, el asunto es de apertura de portada. En el primero dicen: "Desmontando a Margallo". En el segundo: "La Generalidad es anterior a la Constitución", que es un entrecomillado de lo escrito por Homs. En cambio, en La Vanguardia, el documento sólo merece un faldón en la página 13, que Jordi Barbeta aprovecha para ponderar el castellano escrito de Homs bajo el título "Manual de soberanismo catalán para embajadores españoles". Dice Barbeta: "El propio consejero Homs asegura haberlo escrito personalmente en sus ratos libres y se nota un esfuerzo no sólo lingüístico sino también político por buscar la complicidad del lector español, hasta el punto de que llega a afirmar que 'sería absurdo concebir esta independencia como una vía de ruptura con España'". Más adelante, el argumento histórico: "'El restablecimiento de la Generalidad -señala el documento- es anterior a la Constitución española y su legitimidad histórica por tanto no puede derivar de esta'".

El Periódico tampoco es muy sensible a la cuestión catalana de Homs, por lo que abre su portada así: "Presión sobre Trias para abrir los festivos". Tal petición se basa en la ley catalana del comercio, que facultaría a los alcaldes para crear zonas turísticas sin limitaciones horarias, que es lo que piden los hoteleros. En La Vanguardia, en cambio, el tema es otro, tanto que parece un periódico de la capital de España. "Fomento niega a Madrid la llegada del AVE a Barajas". Y va a ser que no, que el ministerio de Ana Pastor "ve más fácil llevar el tren a la T-1 de El Prat".

Cataluña al margen, la prensa editada en Madrid se centra en que dos ex directivos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) se sentarán en el banquillo. En El País titulan: "El fiscal exige cárcel para dos directivos por saquear la CAM". En El Mundo, el asunto principal es otro: "El PSOE se apoya en Bildu para que Barcina deje de presidir Navarra". En Abc: "Alaya implica en los EREs al vicepresidente andaluz" y en La Razón: "Los empresarios a los que ERC llama nazis invierten más de tres mil millones". Pero la sustancia no está ni en Navarra ni en Madrid, sino en Andalucía. Juan Manuel Moreno ha sido nombrado líder del PP andaluz. Dos veteranos periodistas dan las claves del suceso. En el diario monárquico, Curri Valenzuela escribe un artículo titulado "Moragas, decisivo":

"En el caso de la nominación del malagueño Juan Manuel Moreno sí es de resaltar la conexión que Moragas mantiene actualmente con él a través de la vinculación de ambos con el proyecto Málaga Valley, iniciativa de un grupo de empresas de las telecomunicaciones y la información con el objetivo de convertir a esta ciudad andaluza en una importante zona de industria tecnológica. El plan, patrocinado por el ayuntamiento malagueño, tiene como principal promotor al abogado Javier Cremades y cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria a través del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo Sotelo, cuñado de Cremades. (...) Antes de esa coincidencia, Moragas y Moreno coincidieron trabajando en el PP en los siete años que Rajoy fue líder de la oposición, el primero como su jefe de gabinete, el segundo como adjunto de política territorial de la secretaría que desempeñaba Soraya Sáenz de Santamaría".

Y aquí está la clave que desarrolla Fernando Ónega en su colaboración de La Vanguardia, que titula "Los 'sorayos'":

"Los 'sorayos' son la nueva unidad de medida del poder. La báscula la sigue manejando Rajoy y no hay quien se atreva a toserle, pero la salud política de la vicepresidenta se mide por la cantidad de 'sorayos' elevados a puestos de responsabilidad. La pérdida de influencia de Cospedal se mide a la inversa: por la cantidad de 'sorayos' que le imponen. Y así, por un 'sorayo' para Andalucía, la era Rajoy acaba de pasar su primera bronca interna con proclamación de ganadora. Y atención al método: Moreno Bonilla no estaba en las quinielas. Los 'sorayos' trabajan sus ascensos sin dar cuartos a pregoneros. Siguen la regla de silencio de los conventos. Despiden un cierto aroma de 'soraya' santidad".

13 de febrero, San Benigno de Todi.