hasta 1.879 millones en 2013

Endesa arremete contra la presión fiscal y regulatoria del Gobierno para justificar la caída del 8% de su beneficio en 2013

El sector eléctrico español está en pie de guerra contra el Gobierno. La semana pasada, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, presentó los resultados de la eléctrica desde Londres con la intención de escenificar que el aumento de las medidas regulatorias aprobadas por el Ejecutivo y el incremento de la presión fiscal para el sector ha mermado sus resultados en España y aseguró que ya no invertiría más en nuestro país –justo lo necesario para mantener las infraestructuras eléctricas- y sí en Estados Unidos y en Europa.

5 min
Títol de la imatge
Redacción
Miércoles, 26.02.2014 11:42

El sector eléctrico español está en pie de guerra contra el Gobierno. La semana pasada, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, presentó los resultados de la eléctrica desde Londres con la intención de escenificar que el aumento de las medidas regulatorias aprobadas por el Ejecutivo y el incremento de la presión fiscal para el sector ha mermado sus resultados en España y aseguró que ya no invertiría más en nuestro país –justo lo necesario para mantener las infraestructuras eléctricas- y sí en Estados Unidos y en Europa.

Hoy, la otra gran eléctrica española, Endesa –controlada por la italiana Enel- ha presentado resultados correspondientes al ejercicio del año pasado y también ha justificado la caída del beneficio en el aumento de impuestos y la presión regulatoria desde el Gobierno.

La eléctrica obtuvo un beneficio neto de 1.879 millones de euros el año pasado, un 8% menos que en el ejercicio anterior y responsabilizó de la caída de sus resultados directamente al impacto de los ajustes en España. El recorte de las retribuciones a las actividades reguladas y las subidas de impuestos tuvieron un impacto directo en su resultado neto de 659 millones de euros.

Estos resultados demuestran que la caída del beneficio de la eléctrica se ha debido a que la caída del 17 % en España y Portugal (1.176 millones de beneficio) no pudo ser compensada por el crecimiento del 13 % en Latinoamérica (703 millones).

La producción eléctrica cayó en España un 10%

La compañía achaca el descenso en España a las medidas regulatorias y fiscales adoptadas por el Gobierno para atajar el déficit de tarifa desde 2012 y que en este ejercicio han restado a su resultado bruto de explotación (ebitda) 1.329 millones de euros, según ha detallado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La producción eléctrica cayó en España un 10%, hasta los 68.514 GWh, en un contexto de debilidad de consumo y de mayor aportación de renovables al sistema. En total, la generación de electricidad del grupo en 2013 bajó un 6%, hasta los 132.427 GWh, mientras que las ventas de electricidad descendieron un 3%, afectadas por esa caída de la demanda en España y Portugal.

Los ingresos globales descendieron un 8%, hasta los 31.203 millones, con una caída del 7% en los de España y Portugal hasta los 21.512 millones. El ebitda conjunto descendió un 4 %, hasta los 6.720 millones, con una caída del 14 % en el negocio de España y Portugal y un aumento del 7% en Latinoamérica, que con 3.443 millones ya supone el 51 % del total de la compañía.

En el negocio de España y Portugal, la empresa calcula un impacto de 933 millones en el ebitda sólo por las medidas fiscales aplicadas en 2013 (664 millones más en costes) y el resto de medidas adoptadas por el Gobierno (269 millones menos en ingresos).
Un impacto que, señalan, ha compensado en parte por la reducción de costes en 142 millones de euros; la evolución positiva del mix de producción y los menores precios en el mercado mayorista.

Las inversiones se redujeron un 33% en España y Portugal

En cuanto a Latinoamérica, el aumento de negocio responde al reconocimiento del Gobierno argentino de una compensación por tarifas de 293 millones de euros. Frente a esto, la empresa tiene pendiente 63 millones de euros de los sobrecostes de compra de energía que han tenido que asumir en Brasil.

El resultado de explotación o ebit cayó un 3%, hasta 4.302 millones, con un descenso del 7% en la partida "amortizaciones y pérdidas por deterioro" que compara con un año 2012 en el que se realizaron saneamientos extraordinarios en activos como la nuclear de Santa María de Garoña, minería en España, generación en Irlanda y la central de Tarapacá en Chile, por un total de 213 millones.

En cuanto a las inversiones, se redujeron un 33% en España y Portugal, hasta los 604 millones, mientras que crecieron un 5%, hasta los 1.216 millones, en Latinoamérica.

Reducción de la deuda

Al cierre de 2013, la deuda financiera neta de Endesa era de 4.286 millones de euros, 4.492 millones menos que al cierre de 2012 gracias a la ampliación de capital llevada a cabo por Enersis y a los 3.751 millones de euros que ha cobrado por el déficit de tarifa.

La eléctrica recuerda que a final de año tenía acumulados derechos de cobro de 3.146 millones: 1.985 millones por la financiación del déficit de tarifa y 1.161 millones por las compensaciones derivadas de los sobrecostes de la generación fuera de la Península.

Endesa acordó repartir un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2013 de 1,5 euros brutos por acción que ha supuesto un desembolso de 1.588 millones de euros.