"defender la unidad de españa es defender a sus trabajadores"

Tomás Gómez vincula el cierre de Coca-Cola con la relación entre Daurella y los Pujol

El líder de los socialistas madrileños exige que se proteja a los trabajadores de la planta de Fuenlabrada ante lo que considera una operación para "producir en Cataluña", cuyas razones "oscuras y opacas" le llevan a sospechar de los "independentistas".

2 min
Redacción / Agencias
Martes, 4.02.2014 13:51

El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, ha solicitado este lunes a la Comunidad de Madrid y al Gobierno que investiguen si el cierre de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada está vinculado a la relación de la presidenta de la embotelladora Cobega, Sol Daurella, con la familia Pujol y CDC.

"Sabemos que tiene relaciones familiares con Convergència Democràtica de Catalunya, sabemos que tiene relaciones familiares con la familia Pujol y que se le ha vinculado en numerosas ocasiones a los negocios de la familia Pujol", ha dicho Gómez en alusión a Daurella en una rueda de prensa tras la reunión con el secretario general de CC.OO. de Madrid, Jaime Cedrún.

El líder socialista ha puesto de manifiesto que en su partido sospechan que "no son razones económicas ni empresariales sino razones de otro tipo, oscuras y opacas, las que pueden estar provocando el cierre de la factoría de Fuenlabrada", dentro de la operación de "cerrar Fuenlabrada para producirlo en Cataluña, sin ninguna justificación".

"Defender la unidad de España es defender a los trabajadores de Coca-Cola"

Gómez ha exigido asimismo que se proteja a los trabajadores de la planta de Coca-Cola de Fuenlabrada, una factoría que produce 120 millones de litros al año y ha obtenido más de 80 millones de beneficio, y ha defendido que Coca-Cola es una multinacional "muy importante" y "no puede hacer lo que quiera ni en Madrid, ni en Fuenlabrada, ni en España".

El dirigente socialista ha indicado que tanto los trabajadores como el alcalde de Fuenlabrada y los sindicatos están planteando con su lucha "una situación de justicia" que se pone en riesgo con la reforma laboral y detrás de la cual están, según sospecha Gómez, "los independentistas".

"Defender la unidad de España es defender en este caso a los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada", ha aseverado en una crítica explícita al Gobierno y a la Comunidad de Madrid, a quienes acusa de no reaccionar.

Las relaciones familiares a las que aluden los socialistas tienen que ver con que Daurella está casada con Carles Vilarubí, vicepresidente del FC Barcelona, vicepresidente de Rothchild, y "nacionalista próximo a CiU" y "amigo de Pujol", en palabras de los socialistas.

Comentar