Revista de prensa

Homs recula y pide ayuda en Madrid para desactivar la consulta

La muerte de los inmigrantes ocupa algunas portadas; en otras aparece el bombero pirómano y Fouché de Mas (Homs). La Vanguardia se escandaliza por el absentismo culé y los horarios del "fúmbol".

15 min
Pablo Planas
Viernes, 7.02.2014 09:23
Ha muerto un número indeterminado de inmigrantes. Intentaban llegar a Ceuta a nado. Las crónicas de los periódicos incluyen el concepto "sueño europeo". Es un rasgo de autocomplacencia, el primer mundo, un paraíso por el que merece la pena morir. Tal vez sólo escapaban de la miseria, de la muerte en vida, y no buscaban un mundo mejor, sólo distinto. Ahogados. Saber nadar es un privilegio, uno de esos aprendizajes vedados a los pobres. Es portada en casi todos los diarios de Madrid. El Abc apunta a una decena de muertos. En El País dan la cifra de nueve fallecidos, como en El Mundo, en el que el suceso sólo ocupa un faldón de la primera página. En La Razón, igual, un esquinazo. De la prensa editada en Barcelona, sólo La Vanguardia, y en la parte menos visible de la portada, recoge la noticia. El resto, nada.

La versión oficial es que los inmigrantes intentaron asaltar la valla, lanzaron piedras contra los gendarmes marroquís y los guardias civiles, que organizaron avalanchas y que un grupo de unas doscientas personas (lo de "sin papeles" se ha desterrado, casi, de la letra impresa, gran avance de la retórica) intentó entrar en Ceuta bordeando a nado un espigón. En El País se trata de cientos de "indocumentados" de origen "subsahariano", eufemismo de negros. La crónica desde Ceuta es de Rocío Abad, quien comienza así: "El enésimo intento de entrar en Ceuta de un numeroso grupo de subsaharianos (entre 250 y 450, según las fuentes) acabó ayer con una de las mayores tragedias migratorias que se recuerdan en la ciudad autónoma". En Abc, Esteban Villarejo escribe:

"El «drama humano» de la inmigración ilegal vivió ayer a las puertas de Ceuta un nuevo grito desgarrador: silencio en negritud monte abajo, rugidos a la valla, alaridos de impotencia, inusitada violencia, piedras, la frontera y un último camino fatal cuando lo único que resta es el mar. Un «drama humano» que se saldó con una decena de personas fallecidas –«entre 10 y 11», según la Delegación del Gobierno– a escasos metros del espigón cuando intentaban bordear esa frontera física, reforzada con una valla de 6,1 metros, que separa la ciudad autónoma ceutí de Marruecos. Todo empezó sobre las 05:45 horas cuando un grupo de 400 personas, la mayoría de origen subsahariano, decidió que sería el día del gran asalto a la valla (...) otros pusieron rumbo al mar, a pesar de las nulas condiciones nadadoras de algunos. El tumulto provocado por esos 200-250 inmigrantes al lanzarse al mar para intentar rodear el espigón provocó la muerte por aplastamiento de cuatro de ellos a «escasos metros de la orilla». Los cuerpos de otros cuatro fueron recuperados tras morir por ahogamiento. A media tarde se informó de la localización del noveno cadáver".

Ocho hombres y una mujer.

En El País se subraya que "las ONG locales y algunos inmigrantes aseguraron que la Guardia Civil les disparó pelotas de goma y gases lacrimógenos cuando estaban en el agua, lo que pudo provocar el pánico. Otros inmigrantes acusaron a los agentes españoles de disparar 'balas de plomo' contra sus flotadores para hundirlos. Ningún testimonio habla de los agentes de Marruecos, donde ocurrieron los hechos. 'Es falso', afirmó un portavoz del instituto armado: 'Allí no se disparó nada ni participamos en nada'. El delegado del Gobierno confirmó que ninguno de los inmigrantes consiguió su objetivo de llegar a Ceuta, donde hay 615 extranjeros, en su mayoría subsaharianos, acogidos en el Centro de Estancia Temporal".

La Vanguardia incluye en su información un análisis de Josep Playà titulado "Las rutas migratorias de la vergüenza". Afirma:

"Las rutas migratorias tienen varios puntos negros en todo el planeta que sólo se hacen visibles cuando se producen tragedias con muertes incluidas. Pero existe también un día a día de agresiones, robos, violencia sexual, chantajes... que no tienen imágenes y pasan desapercibidos. La frontera de México con Estados Unidos, la de Argelia con Marruecos, la franja de mar que separa Libia y la isla italiana de Lampedusa o la zona limítrofe entre Turquía y Grecia son actualmente los puntos críticos donde sobreviven miles de inmigrantes a la espera de una oportunidad para 'saltar' al paraíso soñado –aunque muchas veces resultará no serlo. Y mientras eso no sucede malviven en condiciones precarias, a la intemperie, con problemas de higiene y alimentación, sometidos a las mafias y a las arbitrariedades de los servicios policiales de estos países de tránsito".

¿Y que hay más importante que esto? Para empezar, la crisis de público en el Camp Nou. Terrible. Es la foto de portada de La Vanguardia. Xavi, el capitán azulgrana, conduce el balón. De fondo, la grada vacía. "Tot el camp ja no és un clam", es el titular. Recogen incluso unas declaraciones del padre del futbolista: "En invierno piensas: ¿Ahora he de ir al fútbol? Me pasa hasta a mí, que tengo el aliciente de ver a mi hijo". Tremendo testimonio. El director del diario se hace eco del cataclismo graderil. Afirma Carol que la culpa es de los horarios de los partidos en días laborables, de la falta de respeto al aficionado y que eso no pasa en la Premier (la liga inglesa) y la Bundesliga (que con ese nombre debe ser como se llama a la competición en Alemania). "O ponemos orden, o al final no irá al fútbol ni su padre", clama el sustituto de Antich.

El "fúmbol" también aparece en las portadas del Ara y de El Periódico. El primero se pregunta en un sumario "¿Por qué no se llena el Camp Nou?" y responde la directiva: por culpa de los horarios y el mal tiempo. En El Periódico, la parte balompédica es que, atención, el Barça ha enviado pelotas de fútbol a los niños palestinos, impactante noticia que aparece al lado de otra historia singular bajo el epígrafe "El drama de la crisis" y que se titula: "3.000 becas comedor contra la severidad alimentaria". Es la respuesta de la Consejería de Enseñanza al asunto de la malnutrición infantil en Cataluña que, apunta el diario, la Consejería de Salud, del ínclito Boi Ruíz, insiste en negar.

Pero los titulares principales de la prensa catalana van por otros derroteros. Sin salirnos de El Periódico, el principal argumento informativo es la factura eléctrica: "La subida de la luz castiga al pequeño consumidor". Ciertamente. Recomienda revisar los kilowatios contratados. Llamen, llamen a su compañía. Les dirán que no es para tanto y que, en caso de que pretendan reducir la potencia, han de contactar con un experto electricista que contabilice los amperios de los electrodomésticos, que extienda un certificado y que habrá que suscribir un nuevo contrato. Eso, tras hablar con dos máquinas, esperar quince minutos (la llamada es gratuita sí, pero el tiempo invertido no) y someterse a un interrogatorio sobre el titular del servicio, la cuenta de cargo y, para finalizar, una encuesta sobre la calidad del servicio. Apoteósica gestión de la que si salen indemnes podrán obtener un ahorro de la factura de entre diez céntimos y dos euros al mes. Y ojito, porque si se le saltan los plomos y quiere volver a la potencia antigua, tendrá que pagar de media unos trescientos euros. Pelotazo eléctrico y saqueo a partes iguales, del Gobierno y de las compañías. "Me cago en Soria", que decía el bandido Vendetestas (Alfredo Landa) en "El bosque animado" de Cuerda.

La foto de El Periódico es para una rueda de prensa de Reporteros sin fronteras, cuyos promotores comparecen sobre tres retratos, los de los periodistas Marc Marginedas, Ricardo G. Vilanova y Javier Espinosa, secuestrados en Siria.

En El Punt Avui, la primera noticia es la recaudación de las obras de la estación del AVE en La Sagrera. La foto, para Andrea Camilleri, con un pie que sólo entenderán los lectores de la serie Montalbano: "Personalmente, Camilleri". Se refieren al personaje de Catarella, el telefonista de la comisaría donde trabaja el inspector siciliano Montalbano, que acostumbra a pasar las llamadas a su jefe con el nombre de quien telefonea y la expresión "en persona, personalmente". Un guiño. La presencia del autor italiano en Barcelona para recibir el premio Carvalho, detective a su vez creado por Vázquez Montalbán. Hacía dos años que Camilleri no se movía de Roma. Tiene casi noventa años, pero sigue escribiendo. Sus novelas negras no envejecen, al contrario. Merecido homenaje. Más literatura. Camilo José Cela se autocensuró "La Colmena". También metieron mano al manuscrito sus colegas censores. La cosa tenía una cierta carga erótica. El nobel se avanzó a los tiempos, pero a última hora se cortó. Se anuncia una reedición con todo. Cela, el mismo que decía por las teles, ya en la Transición, que era capaz de absorber un litro de agua por el orificio del orto, el de estar jodido y estar jodiendo, cuando le hicieron senador y se quedaba sopa en las sesiones de la Cámara Alta. Martirio de bachilleres y ahora revisitado autor a la sombra de Grey, o parecido.

En el Ara y en La Vanguardia, el expediente catalán manda en los títulos principales. Para el diario de Godó, la noticia es que "Cataluña pide al Gobierno 6.300 millones para deuda". No es la única comunidad, resaltan en un subtítulo: "Valencia demanda 4.200 millones y Andalucía, 3.300". En otro titular de acompañamiento se puede leer: "El Gobierno [autonómico] se acoge al Fondo de Liquidez por tercera vez: este año solicita un 41% menos". En el Ara, la cuestión es que "El Gobierno [autonómico] se abre a una segunda consulta en España". Es lo de Homs por Madrid, concretamente sus declaraciones en la Cope. Les resumo el caso: Llega Homs a Madrid en el curso del desembarco catalanista en los medios "españoles" y dice que en Cataluña se votará, pero que el resultado no será vinculante, pero que sobre esa base, se negociaría con Madrid para cambiar la Constitución y que, entonces, serían todos, catalanes y españoles (el resto), quienes decidirían sobre eso y sobre el "encaje" de Cataluña. ¿Dónde está la bolita? ¿En el centro, a la izquierda?, nada por aquí, todo por allá. La cosa es tan delirante que los diarios catalanes no saben cómo explicarlo.

En el único medio donde parecen tenerlo claro es en TV3. Anoche, en el telenoticias de Toni Cruanyes, se entrevistó a Oriol Junqueras. Tratamiento vip, la entrevista más larga emitida hasta ahora en el telediario nocturno. Dijo Junqueras que no se trata de eso, que todo ese plan no está en el acuerdo para la consulta firmado en el Parlamento autonómico, que Homs no dice la verdad si dice eso y que dónde se ha visto semejante cosa. Aguas revueltas en TV3, que se decanta por ERC porque ERC está con la lucha sindical y con la dotación de más pasta para que no rebajen los sueldos ni de los chóferes externalizados. Favor por favor y CiU, a verlas venir, cruzar los dedos y gestionar (es un decir) con "la seva" a la contra. ¿Qué querían después de fomentar el "España da grima" durante treinta años?

Así que resulta que donde más eco tiene la "campaña" en las Españas de Homs es en El Mundo, que abre su primera con este titular: "Homs pide ayuda a empresarios de Madrid para bajar la tensión". A buenas horas. La información es de Carlos Segovia, que escribe:

"El consejero de Presidencia de la Generalidad, Francesc Homs, está pidiendo apoyo a empresarios en Madrid para rebajar la tensión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y buscar una salida pactada a la actual espiral soberanista. Homs hizo esta petición en una cena en Barcelona hace dos semanas en la residencia del vicepresidente del Fútbol Club Barcelona Carles Vilarrubí. «Esto se nos puede ir de las manos», admitió Homs, que reclamó complicidad. Vilarrubí, ex hombre de confianza de Jordi Pujol, es una de las personalidades catalanas que ayuda a la Generalidad a tender puentes con Madrid. Entre los comensales que participaron en la cena figuran la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica Oriol; el presidente de Campofrío, Pedro Ballvé; el consejero delegado de Fincorp, Aldo Olcese, y el consejero delegado de Roland Berger en España, Jorge Delclaux. Según fuentes próximas a la reunión, Homs pidió a los invitados apoyo para ir encauzando un diálogo con el Gobierno de modo que se pueda celebrar la consulta y gestionar posteriormente una salida, porque, según apuntó, la Generalidad no ve garantizada la victoria del sí a la independencia. «Puede salir el no», señaló".

El peligro, dice el consejero, es que acabe gobernando ERC.

Un as, un hacha, un genio este Homs, el Fouché de Mas, qué pedazo de envergadura política, qué capacidad de brega, qué soltura y qué dominio. Una pregunta: ¿Y qué hacemos con los de la vía catalana? ¿Son zombies, como decían ayer algunos lectores de La Vanguardia digital? ¿Era aquello un casting de "Walking Dead"? Menudo marrón. Detalle. A Homs le entrevistó Buruaga. Hoy, algunos diarios publican una página de publicidad de la Cope: "Buruaga habla con todos". Aparecen en las fotos, Cospedal, De Guindos y el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi. Al lado, un texto publicitario en letras menudas: "Y también con Homs, Alfonso Alonso....". No hay ni un solo socialista. Poco espacio, por lo demás, dedican los diarios a la visita girada por Rubalcaba a Barcelona para reunirse con empresarios catalanes y pedirles apoyo a la vía federalista, y eso que cenó en casa del conde de Godó, según deslizó Cruanyes en su informativo. Hay que blindar las competencias catalanas en lengua y enseñanza, le dijeron. Y menos espacio aún para el aumento de peticiones de clases también en castellano para los niños en Cataluña, que ya suma 150 familias tras la última sentencia del TSJC. Ni siquiera en la prensa editada en Madrid.

Más noticias. La peripecia judicial de la infanta Cristina, que declarará mañana ante el juez Castro, es la portada de La Razón. Impactante despliegue de seguridad por si decide acudir a pie al juzgado. Titulan en el diario de Planeta: "La izquierda convoca manifestaciones ilegales para abuchear a la infanta". Yuyu, pero "la izquierda" estará a doscientos metros, como mínimo, de Su Alteza Real, que deberá pagar seiscientos mil euros si su marido es declarado culpable. Lo que nos faltaba, más gastos, debe pensar Su Majestad. La madera la pagan los súbditos.

Ha fallecido Tatiana Sisquella, una periodista de 35 años. Es la foto del Ara, donde colaboraba. También trabajaba en Catalunya Ràdio. Su sonrisa y su voz tapaban el cáncer.

Vuelvo la vista a los periódicos y parece que los "indocumentados" se hayan suicidado, que Homs sea un bombero pirómano y que el Barça tenga menos tirón que el Español, con ñ, por favor.

7 de febrero, San Romualdo, abad, fundador de la orden de la Camaldulenses.