ggg

La Generalidad admite ahora casos de malnutrición por razones económicas

El consejero de Salud Boi Ruiz ocultó 660 casos de carencias alimentarias relacionadas con la pobreza y atribuyó las causas de la malnutrición infantil a "malos hábitos, obesidad u otras cuestiones".

2 min
El consejero de Salud, Boi Ruiz
Redacción / Agencias
Jueves, 6.02.2014 11:56

La Consejería de Salud de la Generalidad ha admitido que en Cataluña hay niños menores de 16 años con diagnóstico de malnutrición por razones económicas, contradiciendo de este modo las declaraciones de su titular, Boi Ruiz, que el pasado 3 de septiembre atribuía las causas del problema a "malos habitos, obesidad u otras cuestiones contra las que hay que luchar", pero "no la hay por cuestiones económicas".

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, recibió el pasado jueves un informe elaborado por la Secretaría de Salud Pública en el que se reconocía la existencia de al menos 751 casos de malnutrición, entre ellos 660 por "circunstancias personales y sociales de riesgo por alimentación inadecuada" -motivada a su vez por "problemas relacionados con la falta de alimentos", "con la pobreza extrema" y "con unos ingresos bajos"- y 91 por patologías que impiden la asimilación de los nutrientes.

De lo anterior se deriva que el consejero Ruiz ocultó, en su respuesta parlamentaria a la diputada autonómica Marina Geli (PSC), 660 casos de carencias alimentarias por causas económicas y, en consecuencia, descartó tomar medidas para combatirlas.

"Evitar que el problema vaya a más"

Ribó hizo público su correspondiente informe el pasado mes de agosto, en el que cifraba en 50.000 los niños catalanes con malnutrición y en el que apuntaba que, interpelada la vicepresidenta autonómica Joana Ortega por la cuestión, esta reconoció que había en Cataluña 751 niños con desnutrición relacionada con la pobreza, si bien fue posteriormente desacreditada por Ruiz.

Por su parte, el secretario de Salud Pública de la Generalidad, Antoni Mateu, ha declarado este jueves que los informes y actuaciones del Síndic de Greuges han contribuido a detectar los 660 casos de malnutrición infantil derivada de la pobreza y ha explicado que, después de que Ribó haya alzado la voz, su departamento ha puesto en marcha un protocolo "para evitar que el problema vaya a más".

Comentar