Cotización Ibex 35
Bruselas multó a Telefónica hace un año

Los reiterados abusos de Telefónica

Telefónica no parece cumplir del todo bien con los mismos mensajes de empatía hacia sus clientes que refleja en sus campañas de publicidad. La multinacional tecnológica española, que preside César Alierta, ha vuelto a ser sancionada por dificultar la libre competencia en el acceso a la información que reciben sus clientes y el organismo regulador en cuanto a campañas de publicidad y ofertas de nuevos servicios y productos.

5 min
Telefónica se hace con el control de Digital Plus
Redacción
Martes, 11.02.2014 12:31
Telefónica no parece cumplir del todo bien con los mismos mensajes de empatía hacia sus clientes que refleja en sus campañas de publicidad. La multinacional tecnológica española, que preside César Alierta, ha vuelto a ser sancionada por dificultar la libre competencia en el acceso a la información que reciben sus clientes y el organismo regulador en cuanto a campañas de publicidad y ofertas de nuevos servicios y productos.

Así se ha pronunciado este lunes el "superregulador" de la Competencia, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), al imponer hoy varias multas contra Telefónica que alcanzan en su conjunto un valor de 500.000 euros. La cifra no es significativa si se compara con los beneficios millonarios de la operadora de telefonía móvil y servicios, pero denota que algo falla a la hora de diseñar campañas de publicidad de productos y servicios.

Las dos multas de la CNMC, contempladas en la Ley General de Telecomunicaciones, son calificadas como "muy graves" y cada una tiene un valor de 250.000 euros. En concreto, el organismo regulador ha sancionado a Telefónica con una multa de 250.000 euros por no haberle notificado en "tiempo y forma" sus ofertas de Movistar ADSL y Movistar TV Familiar sobre ADSL, que, sin embargo, sí estuvieron disponibles en su página web para la contratación por parte de sus clientes durante el periodo en el que la CNMC llevó a cabo su investigación en 2013.

Tiene la obligación de comunicar precios y condiciones

Telefónica es un operador con poder significativo en el mercado de la banda ancha, por lo que tiene la obligación de comunicar a la CNMC los precios y condiciones aplicables a este tipo de servicios con un mínimo de un mes de antelación a su aplicación o comercialización efectiva.

A partir de dicha comunicación, el "superregulador" puede modificar las tarifas si considera que no se respetan las bases de la libre competencia y de la información que recibe los clientes de la operadora con el objetivo de garantizar que los operadores alternativos puedan competir en igualdad de condiciones sin que se produzcan situaciones contrarias a la normativa sectorial.

La segunda de las multas impuestas contra Telefónica se refiere a actuaciones de la filial Telefónica Móviles por impedir el acceso a once números de mensajería móvil denominados SMS Premium –que cobran un importe diferente al contratado por el cliente en el paquete de SMS convencional- gestionados por la operadora NVIA.

El incumplimiento de la medida cautelar adoptada por la CNMC se considera una infracción "muy grave", según el documento de las sanciones hecho público este lunes. En el marco de un conflicto entre las dos operadoras, la CNMC obligó a Telefónica a través una medida cautelar a mantener el servicio de acceso de la numeración SMS Premium desde la plataforma de NVIA hasta la resolución del conflicto, y pese a que la medida cautelar pedía a Telefónica que reabriera 26 números, de los que finalmente ha podido reabrir un total de 15.

Bruselas multó a Telefónica hace un año

A telefónica ya le sacaron los colores las autoridades europeas a comienzos del año pasado con una multa millonaria La Comisión Europea impuso a finales de enero de 2013 una multa de 66 millones de euros a la multinacional española por un acuerdo firmado en 2010 con Portugal Telecom, a la que se sancionará con otros 12 millones. Según las autoridades comunitarias, ambas compañías –la española y la portuguesa- acordaron no competir en los mercados ibéricos, lo que está prohibido por las normas de la Unión Europea para preservar la competencia.

Bruselas comunicó el importe de la multa a Madrid el pasado lunes. La multa se establece como un porcentaje sobre la facturación y por ello es mayor para la compañía española. Telefónica había argumentado que el contrato ya establecía que esa cláusula solo entraría en vigor en el caso de que fuese legal, por lo que en el fondo era nula desde el principio. Las dos operadoras, además, anularon el acuerdo en febrero de 2011, cuando en Bruselas ya habían iniciado el procedimiento que concluyó con la multa millonaria. Aunque hay que remontarse a 2007 para conocer otra multa millonaria contra Telefónica.

Aquel año, la Comisión Europea ha acordado hoy imponer a Telefónica una multa de 151,8 millones de euros por un abuso "muy grave" de posición dominante en el mercado español de internet de alta velocidad. La multa fue aquel año la más alta impuesta por el Ejecutivo comunitario a un operador de telecomunicaciones. Bruselas estima que las actuaciones de Telefónica han llevado a los consumidores españoles a pagar un 20% más por el acceso a la banda ancha en comparación con la media de los consumidores del resto de la Unión Europea.