Revista de prensa

Rahola se defiende: Los licenciados son doctores en Sudamérica

Los doctores, pero de la Iglesia, acusados por la ONU de tapar los casos de pederastia. Los independentistas en castellano y el catalán como "conclusión lógica".

13 min
Pablo Planas
Jueves, 6.02.2014 09:28

Niños. El comité de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño exige al Vaticano que actúe contra los curas pederastas. La ONU ha emitido un duro informe en el que acusa a la Santa Sede de ocultar a los delincuentes sexuales con sotana. El País lo destaca en su portada con este titular: "La ONU exige al Papa que ponga a los curas pederastas ante la ley". La crónica es de Pablo Ordaz, desde Roma:

"La presidenta del Comité, la noruega Kirsten Sandberg, realizó unas declaraciones a la altura de la dureza del informe: 'El Vaticano infringe la convención sobre los Derechos del Niño, porque no hizo todo lo que tendría que haber hecho para proteger a los menores. Y no estamos hablando de simples recomendaciones de buenas prácticas, sino de que el Vaticano viola la Convención —a pesar de haberla ratificado en 1990— porque no protege a los niños a pesar de que existe la posibilidad de hacerlo. Frente al escándalo de la pederastia, las autoridades eclesiásticas impusieron un código de silencio y prefirieron preservar la reputación de la Iglesia y proteger a los responsables por encima del interés supremo de los niños'".

Este es también el asunto más destacado tanto en El Periódico como en Ara. El primero titula con un entrecomillado del informe: "El Vaticano perpetuó los abusos de niños". En el segundo, "La ONU acusa al Vaticano de encubrir a los pederestas". Los mismos diarios que jalean el aperturismo del Papa y ensalzan el esfuerzo de Benedicto XVI (Ratzinger) por eliminar esta lacra como única cosa destacable de su pontificado, torpedean a la Santa Sede y le atribuyen el poder de eludir la acción de la justicia. El discurso periodístico es capaz de alternar los pronunciamientos favorables al aborto y a la eutanasia infantil en Bélgica con una santa indignación ante un escándalo de proporciones dantescas. Los mismos que miran hacia otro lado en el caso de Woody Allen (artistas atormentados, ya se sabe...), martillean a la Iglesia en su mentón de cristal y abogarían por una Inquisición universal que entregara al fuego purificador a culpables y sospechosos. Los niños, en realidad, son lo de menos. La demagogia oculta la dimensión del drama. No se trata de combatir y erradicar el delito sino de atizar al Vaticano. Es política internacional. Gran contribución a la causa.

Más niños. La Generalidad no sólo reconoce que hay niños desnutridos en Cataluña, sino que los ha contado. Son 660, ni más ni menos. ¿Sólo? En el Abc le dedican una apertura: "Un total de 751 menores catalanes de 16 años están malnutridos y 660 de ellos lo están por culpa de la 'pobreza extrema o los ingresos bajos de sus familias'. Así lo confirma la Secretaría de Salud Pública de la Generalidad, que desmiente al consejero de Salud, Boi Ruiz, que ha asegurado en varias ocasiones que en Cataluña no existen casos de desnutrición". Al margen del baile de cifras, la contabilidad del hambre es un ejercicio de aproximación matemática y también de retórica política. El consejero miente, la consejería le desmiente. Lo dice también El Periódico en un pequeño sumario de portada: "El consejero Ruiz ocultó al Parlamento [autonómico] el caso de 650 niños malnutridos". Los niños son abusados (sic), como se dice ahora, y los niños tienen hambre. Hay quien confía en la ONU y hay quien se fía de la Generalidad, hay quien cree en la Iglesia y en Cáritas y hay quien se queja de la basura que sirven en los comedores escolares. Pobres criaturas. Menos mal que siempre les quedará la ONU y la Declaración Universal de los Derechos del Niño, del año 1948. Se ha avanzado tanto desde entonces que la situación es considerablemente peor.

ETA. El País y El Mundo abren sus portadas con el trascendido de la reunión del pasado martes entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el "lehendakari". En el diario de Prisa titulan: "Urkullu apremia a Rajoy para dar pasos hacia el final de ETA". En el periódico rival aportan un dato: "Urkullu ofrece a Rajoy un plan de excarcelación total para ETA". En el primer periódico citado, Luis R. Aizpeolea, comenta:

"Una de las pretensiones de la cita fue pacificar la relación entre el Gobierno y el PNV. Ni a Rajoy le interesa abrir un nuevo frente conflictivo en Euskadi ni a Urkullu lanzarse por la vía radical en beneficio de su principal rival político en Euskadi, la izquierda abertzale. La búsqueda de mecanismos para evitar nuevos conflictos fue uno de los temas de conversación. Junto a ello existe una importante coincidencia entre Rajoy y Urkullu sobre la convicción de que ETA ha terminado, de que ha desaparecido la amenaza del terrorismo, dos años después de la declaración por parte de la banda terrorista de su cese definitivo. El propio ministro del Interior, Jorge Fernández, lo resaltó el pasado fin de semana en la convención del PP en Valladolid. La discrepancia con esa tesis de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, y de otros dirigentes de la derecha, ha servido para decantar la posición de Rajoy y del PP del País Vasco, que hace tiempo que busca cómo diferenciarse del sector más duro de las víctimas".

En El Mundo es Ángeles Escrivá quien apunta que la estrategia incluye la salida escalonada de todos los presos terroristas, sin necesidad de que hayan cumplido las penas o se arrepientan. En su editorial, el diario madrileño recomienda:

"El Gobierno no debe escuchar cantos de sirena. Con ETA no cabe la negociación. Si la banda está derrotada, no puede establecer condiciones. Si aún no lo está, hay que seguir combatiéndola. La credibilidad de Urkullu en este asunto hay que ponerla en cuarentena, tanto por sumarse a Sortu en la gran manifestación que recorrió en enero las calles de Bilbao en protesta contra las detenciones, como porque entre los papeles incautados al aparato de presos de ETA se encontró documentación que confirma la negociación entre PNV y los proetarras".

¿Y las víctimas? Rubén Múgica escribe sobre ello en Libertad Digital. Se trata de una carta muy parecida a la que le publica El País en sus páginas dedicadas a la opinión de los lectores, el cajón de sastre donde cabe todo. Ambos textos son prácticamente iguales. Es un homenaje a su padre, Fernando Múgica Herzog, asesinado por la banda hace 18 años:

"En su indolencia sugieren que las víctimas del terrorismo somos un obstáculo para eso que llaman paz: paz por aquí, paz por allá, paz a todas horas, paz hasta en la sopa, paz vestida de fiesta con procesos, ponencias y foros. Ponen la guinda unos telepredicadores que suelen visitarnos desde lugares remotos con amplias sonrisas y mayores bolsillos. Para qué querrán tanta paz, me pregunto, si los muertos os limitabais a aguardar el turno de vuestro asesinato, ordenadamente y sin protestar; cada uno a su tiempo, cada uno en su lugar. Los tuyos seguimos como hace 18 años: ni olvidamos ni perdonamos. Expresión de un pasado que no añoramos, que lanzamos al futuro para que la memoria permita siempre identificar y señalar a los criminales. Y desde la acera en que fuiste derribado, frente a los profetas de una paz de neón. Lejaím, Fernando".

Encuesta del CIS. El sondeo oficial es el argumento informativo principal de Abc y de La Vanguardia. En el decano de la prensa de Madrid se consuelan con este titular: "El PP ganaría las elecciones en puertas de las europeas". En el homólogo barcelonés: "El descrédito de la política sitúa bajo mínimos a PP y PSOE". Según la crónica del Abc, que firman Ana Isabel Sánchez y M. R. Castro,

"IU y UPyD recogerían la fuga de votos de los grandes partidos y la abstención sería de un 24,2%. Con pocas leyes los socialistas han esperado un vuelco electoral a su favor tan grande como con la reforma del aborto. A conseguirlo han dedicado sus esfuerzos con una dura ofensiva lanzada ya meses antes de que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, presentara el texto allá en diciembre. Y pocas veces antes una estrategia ha resultado tan fallida".

De la cuestión catalana, la misma noticia apunta:

"Entre los partidos catalanes y con la consulta catalana de fondo cambia la tendencia. La fijación de fecha y pregunta para la consulta favorece a CiU que se recupera tras las caídas de julio y octubre, sumando 0,5 puntos y recuperando los 3,4 puntos marcados tras las últimas elecciones. ERC, en cambio, parece haber tocado techo y se estanca en el 2,5 por ciento del barómetro anterior, aunque prácticamente el doble que en enero de 2012. Lo mismo sucede con el PNV y Amaiur. El primero sube 0,3 puntos hasta el 1,5 por ciento mientras el segundo repite resultado y se aferra al 1,2 de octubre".

En La Vanguardia es el director, Màrius Carol, quien aborda la cuestión sin pelos en la pluma, con inusitada valentía:

"Los resultados de la encuesta del CIS ponen de manifiesto una grave crisis política e institucional en España, a la que cada vez le queda menos tiempo para dar respuesta. Los dos grandes partidos sobre los que ha descansado la gobernabilidad suman poco más del 50% de los votos. (...) A estas alturas, no puede ser que los ciudadanos de este país piensen como Groucho Marx, quien dijo que la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los métodos equivocados".

¿Groucho Marx? ¿El gran pensador? Todo un referente, Groucho Marx. Ahí está la solución: Groucho Marx, un genio político. Ya se sabe, donde esté Groucho Marx que se quiten el gordo y el flaco. Palabra de Marx, Harpo Marx.

Catalanismo. CRÓNICA GLOBAL y El Mundo acogían la noticia de Marcus Pucnik sobre el currículo inflado de Pilar Rahola. Ella replica desde su columna de La Vanguardia: "La idea es vender que servidora -es decir, una persona implicada públicamente en el proceso catalán- no es fiable, no es creíble y tiene una biografía inventada. Como es obvio, le expliqué al periodista que en Sudamérica a menudo te llaman 'doctora' o 'licenciada' y que nunca he hecho caso, que siempre ponía 'licenciada' en mi biografía en catalán en la web, y que no tenía ni idea de que eso no fuera así en los otros idiomas". ¿Doctora como sinónimo de licenciada en el "idioma" sudamericano? ¿Doctora de qué? ¿De medicina y filología hispánica? Pobre Rahola, una mártir del proceso a la que atacan por ser partidaria del derecho a decidir. ¡Qué barbaridad! Ya lo dice en el mismo diario Francesc-Marc Álvaro. El catalanismo es una ideología perseguida y sus partidarios, acosados, maltratados y vilipendiados. Pobres gentes. Dice Álvaro:

"Hay algo que irrita más a cierta gente que un independentista catalán y es un independista catalán que se exprese en castellano (...) ¿Por qué molesta tanto al centralista, al falso federalista y al inmovilista? (...) La respuesta es evidente: porque borra dos mentiras, la de un nacionalismo étnico y la de un proyecto que fractura a la sociedad catalana. A partir de ahora, este tipo de falsedades son combatidas de manera eficaz por unos catalanes cuyo corazón y compromiso merecen ser subrayados. Hablo de 'Súmate'".

Como es sabido, los demás catalanes, los no soberanistas o independentistas son centralistas, falsos federalistas e inmovilistas, ya se expresen en catalán o en castellano, con la diferencia de que éstos últimos atacan la convivencia, perjudican la inmersión con sus denuncias y no hacen más que tocar las narices. Salvo que sean de "Súmate".

Volvamos al artículo de Álvaro: "En 1996, escribí unos artículos en 'Avui' sobre el papel que el catalán tenía en relación con la catalanidad, el catalanismo y la creación de conciencia nacional. En uno de ellos, que titulé premonitoriamente en castellano 'Viva Cataluña libre', planteaba -a raíz de un libro de Eduard Voltas sobre la guerra lingüística- que 'muchos castellanohablantes podrían identificarse más fácilmente con un proyecto de nación soberana si la lengua catalana no fuera vista como un peaje para esta adhesión colectiva, sino como una conclusión lógica a la que llegar finalmente cuando se ha entrado en contacto con una argumentación política'".

¿Pero, entonces, se puede ser catalán sin hablar en catalán o no? Seguramente es que primero te haces indepe y ya luego, por decantación metafísica te pones a hablar en catalán. No es un peaje, no. Es una iluminación espiritual. Cómo será la cosa que en Sudamérica llaman doctores a quienes hablan catalán.

6 de febrero. San Tito (sí, tal vez le quedaría mejor un Santo delante que un San-tito), obispo, y Santa Dorotea, virgen y mártir.

Comentar