Soler, Partal, Requejo

3 min
Martes, 25.02.2014 09:07

El artículo de Toni Soler no es de gran importancia. Las cositas de siempre. Sólo la expresión "colaboracionismo" provocó reacciones de hartazgo y hastío. No me extrañó que Jordi Cañas mostrase el rechazo más pronunciado. Hay un conflicto étnico, en el que demasiadas veces hemos escuchado que los que no quieren una "Cataluña libre" no son catalanes sino "colonos" e "inadaptados" y "que cojan y se vayan". Jordi Cañas es uno de los que más han recibido esta clase de mensajes, y otros más fuertes.

Tan importante como el trasfondo es el contexto. El artículo de Soler fue precedido por uno de Vicent Partal, en el que dijo que "el PSC está basculando hacia el fascismo" por una sola y única razón: que el PSC quiere mantener España entera

Este conflicto es tan étnico como el de Bosnia. O mejor digamos como el de Kosovo, donde hay diversas lenguas. En la ciudad de Orahovac (albanés: Rahovec) se hablaba una muy genuina mezcla de albanés y serbio. Una mezcla que era señal de convivencia. La cohesión social que el nacionalismo quiere para Cataluña se basa en la pureza. El "lengua, cultura, país" dejó de ser positivo cuando se convirtió en una lengua, una cultura, un país. Un país donde una escuela para todos se hace en la lengua de algunos. Esto, también esto, es el trasfondo étnico de las palabras de Soler.

Tan importante como el trasfondo es el contexto. El artículo de Soler fue precedido por uno de Vicent Partal, ese que se publicó en dos partes (aquí está la primera, y aquí la segunda) y en el que Partal dijo que "el PSC está basculando hacia el fascismo" por una sola y única razón: que el PSC quiere mantener España entera. Soler es Partal light. Acusa al federalismo, causa que defiende el PSC, de favorecer una "España [que] camina hacia la asimilación y la recentralización". O tontos o… colaboracionistas. Muchas gracias por el matiz. Ya pensaba yo que después de las radicales palabras de Partal vendrían las más finas de la "nueva centralidad catalana" para querer decir lo mismo.

Partal, a su vez, tiene precedente en Ferran Requejo -académico, magno teórico del separatismo y miembro del CATN- quien dijo en 2011: "Cataluña necessita un PSC propio. Un PSC con una C fuerte. Si mantiene su posición actual acabará siendo el principal problema para la emancipación de Cataluña. El PSC puede convertirse en un cáncer para el país".

Es posible que Soler no continuara de forma consciente esta tradición de estigmatizar a todo aquel que rechace la pureza étnica, sino que estemos delante de una de esas opiniones de las que el gran filósofo Harry el Sucio dijo que son "como los culos. Todo el mundo tiene uno". Nada del otro mundo, hay varios que hablan así a ambos lados de nuestro Ebro figurativo.

Artículos anteriores
¿Quién es... Marcus Pučnik?
Marcus Pu?nik
Periodista, analista y cámara. De familia mixta alemana-eslovena.
Comentar