Jueves votan la huelga indefinida

Trabajadores de TV3 abuchean a Brauli Duart y le retienen en su despacho

A las siete de la tarde, el presidente de la CCMA y otros directivos seguían bloqueados. El conflicto laboral se arrastra desde hace 10 meses.

4 min
Redacción
Martes, 4.02.2014 19:46

Máxima tensión en TV3 y Catalunya Ràdio, en medio de un duro conflicto laboral y con la amenaza de una huelga indefinida sobre la mesa. Sólo cinco días después que trabajadores de los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) se concentraran ante las oficinas del ente público de la Generalidad, forzando una reunión con su presidente, Brauli Duart, ahora la protesta ha llegado a su despacho.

Trabajadores de TV3 han abucheado este martes a mediodía a Duart en las instalaciones autonómica, han impedido que utilizara el ascensor del edificio y, posteriormente, un centenar de ellos le han bloqueado en su despacho, mientras pedían su dimisión. A las siete de la tarde, el bloqueo continuaba.

Los hechos se han producido después de que representantes de los trabajadores, que se quejan de que Duart no les quiere recibir en persona, hubieran obtenido una reunión con él, la primera después de la que forzaron en la manifestación del pasado jueves.

Los trabajadores exigían reunirse con el presidente de la CCMA antes de verse con la dirección de la cadena, y antes de la asamblea prevista para este jueves o viernes, donde votarán si siguen adelante con su amenaza de iniciar una huelga indefinida.

Una vez con Duart en su despacho, y después de esperar durante una media hora a que finalmente les recibiera, los trabajadores han bloqueado el acceso a los despachos de la dirección. Varios vídeos de la acción de protesta se han colgado en Youtube.

Se plantean retener a la dirección toda la noche

A las siete de la tarde, los manifestantes seguían reteniendo a Duart y el resto de la dirección en sus despachos, y se planteaban seguir haciéndolo hasta mañana por la mañana. Agentes de los Mossos d'Esquadra se han desplegado en el exterior de las instalaciones de TV3, de momento, sin intervenir.

La raíz de este conflicto laboral, que estalló con fuerza hace 10 meses, es la finalización del convenio, que caducó el viernes, y las negociaciones para firmar uno nuevo. La CCMA pretende aplicar una reducción de sueldo del 13% a los trabajadores de TV3 y un 10% a los de Catalunya Ràdio, y estos se niegan.

El conflicto, aunque ya se había iniciado anteriormente, se intensificó en marzo del año pasado, cuando la CCMA anunció una reducción de un 17% de su presupuesto, que posteriormente se tradujo en el anuncio de un expediente de regulación de empleo (ERE) para 312 de los cerca de 2.500 trabajadores de TV3 y Catalunya Ràdio, además de recortes de sueldo al resto.

Un conflicto enquistado

En el mes de julio, ERC, que anteriormente se había manifestado con dureza contra el ERE, se puso del lado de CiU para parar en el Parlamento autonómico una moción de ICV-EUiA que instaba a "retirar de forma inmediata" el ERE. Los independentistas argumentaron que habían llegado a un pacto previo con CiU que proponía "medidas alternativas" para evitar despidos, y que los trabajadores afectados estaban de acuerdo.

El lunes de la semana pasada, los trabajadores de TV3 y Catalunya Ràdio ya hicieron una huelga de 12 horas. Entonces, uno de los sindicatos convocantes, CCOO, denunció que los recortes planteados por la CCMA "castigan a todo el personal del convenio, pero especialmente a los niveles medios y bajos de la televisión y de la radio".

Aquel mismo día, los trabajadores ya anunciaron la huelga del jueves pasado. Y la semana anterior plantearon una huelga indefinida en febrero. La asamblea de trabajadores, que aprobó solicitar al comité de empresa esta huelga indefinida, criticó entonces que los recortes que plantea la empresa son desiguales, "del 40% para algunas de las categorías más bajas y sólo del 20% para el director de Catalunya Ràdio". Al mismo tiempo, denunciaron el "dispendio de los nuevos informativos" o la recompra de las emisiones de la Fórmula 1.

Comentar