La ruptura, cada vez más plausible

UDC, cada vez más molesta con CDC por la presión para que apueste por la secesión

La renuncia de Sedó a ser el candidato democristiano a las europeas no es suficiente para los convergentes, que siguen forzando al partido de Duran i Lleida para que apoye con más claridad el plan independentista de Mas. Espadaler advierte de que no defenderá la secesión si Cataluña queda fuera de la UE.

3 min
Germà Gordó (CDC) y Ramon Espadaler (UDC)
Redacción
Domingo, 23.02.2014 15:22

El proyecto independentista promovido por Artur Mas sigue tensando las relaciones entre CDC y UDC, y todo apunta que esta situación se intensificará a medida que se acerque la fecha propuesta por el líder nacionalista para celebrar el referéndum secesionista.

La constante presión ejercida por CDC a sus socios de coalición para no poner trabas al plan independentista ha tenido como última consecuencia la renuncia del dirigente democristiano Salvador Sedó a repetir como candidato de UDC a las próximas europeas, a pesar de que la dirección del partido le había elegido para ello. Finalmente, Francesc Gambús, de perfil más soberanista, será el candidato.

Y no hay día que pase sin un cruce de declaraciones públicas que reflejan el mal ambiente entre ambas formaciones.

Espadaler no defenderá la secesión si Cataluña queda fuera de la UE

El partido liderado por Duran i Lleida evitó -en el congreso extraordinario celebrado este sábado- definir su posición ante la consulta independentista, y apuntó que "llegado el momento, lo decidiremos", mostrando su clara incomodidad con el plan de Mas.

De hecho, en una entrevista publicada este domingo en El Periódico, el consejero de Interior y presidente del Consejo Nacional de UDC, Ramon Espadaler, ha sido más contundente:

"Yo no me veo defendiendo la independencia de Cataluña si esto nos ha de situar fuera de Europa".

Gordó: UDC apoyará la secesión

Sin embargo, desde CDC siguen forzando a sus socios de coalición, incluso por parte de las voces aparentemente más moderadas, como es el caso del consejero de Justicia, Germà Gordó, quien ha aprovechado una entrevista en el diario Ara para lanzar una nueva pulla a CDC.

Al ser preguntado sobre UDC, Gordó ha señalado que "si al final no hay acuerdo con el Estado, algunas personas o partidos que están buscando intensamente el acuerdo, pese a que no están en el sí-sí [sí al Estado propio y sí al Estado independiente, en un hipotético referéndum], acabarán en el sí-sí".

Font responde a Gordó

Estas palabras no han sentado bien entre los democristianos, y su vicesecretario general, Toni Font, ha salido al quite de inmediato, replicando desde su cuenta de Twitter para advertir que los partidos que forman CiU son "compañeros de federación, que no hermanos".

Y ha insistido:

"No hay que especular sobre qué ha de hacer o hará UDC. Espadaler ya fijó la hojas de ruta. Decidiremos democráticamente nuestra respuesta a la segunda pregunta con tres criterios. Primero: nuestra doctrina. Defendemos un modelo confederal. Segundo: nuestra realidad. La confederación es cosa de dos, pero sin condiciones. Tercero: si podemos seguir o no dentro de la UE y el grado de cohesión social que podamos mantener en nuestro pequeño pero gran país [por Cataluña]. La decisión la tomará UDC cuando se convoque la consulta que es irrenunciable. No podemos continuar como hasta ahora. Ni un paso atrás".

Comentar