Revista de prensa

'El País' retoma el plan de la ANC y alerta de las "movilizaciones" en la calle

La prensa catalana se desmarca del derecho a decidir del parlamento de Simferópol y presenta a Marta Rovira como "Madame Proceso". "Big Bang", "Ruido de tenedores" y cese de un "picoleto".

9 min
Pablo Planas
Martes, 18.03.2014 09:32

El instante posterior al Big Bang es lo que algunos periódicos ocultan en las portadas. Un telescopio instalado en el Polo Sur ha divisado las pruebas de la explosión, el principio. Un pequeño apunte en las primeras páginas para el mayor avance de la filosofía natural desde los tiempos de Ptolomeo. Los diarios traducen la observación a la lírica científica. Así, en La Razón, es "El primer latido del Universo", la 'onda cero' del Big Bang, el registro del chispazo cósmico, 13.800 millones de años atrás. Más prosaico resulta el abordaje de El País, que advierte desde la arrancada que "el hallazgo confirma la teoría de la inflación propuesta en 1980 por Alan Guth y otros científicos y remedia las lagunas de la clásica del Big Bang. El universo, en una fracción mínima de segundo, después de originarse, sufrió un crecimiento enorme y muy rápido. La huella de las ondas gravitacionales que se formaron entonces ha sido captada ahora con el telescopio BICEP2, instalado en la base antártica Amundsen Scott. Para algunos, el descubrimiento es comparable al del bosón de Higgs. 'Si se confirma esa firma de las ondas gravitacionales del Big Bang, abrirá un nuevo capítulo en la astronomía, la cosmología y la física', resumió ayer la revista científica Nature". Alicia Rivera firma el texto.

El bosón, la inflación, Amundsen y Scott y las ondas gravitacionales, ingredientes complejos para una trama informativa en la que el "Big Brother" es Putin y el "Big Bang", los hechos consumados en Crimea, la crónica en directo de cómo se proclama la creación de un nuevo estado y su fusión por absorción. La "Asssemblea Nacional Catalana" no ha pensado en el cambio de hora, que es la primera providencia de las autoridades de Crimea. La hora de Moscú sustituye a la de Kiev. Eso es primordial para datar con exactitud la explosión. Todos los periódicos siguen con atención los acontecimientos en la zona. "Putin desafía a Occidente e inicia la anexión de Crimea por decreto", alerta El País; La Vanguardia dice que "Primera sanción a Rusia desde la guerra fría". Es el "reconocimiento internacional" a la última experiencia de transición nacional. Putin a favor; el mundo, en contra. "Presión sobre Putin", anota El Punt Avui.

La Razón sostiene el efecto comparativo y titula a toda plana que "La UE prohibiría la entrada en su territorio a Mas si hace el referéndum". Es la traslación de las sanciones a los oligarcas rusos. En El Mundo, el mismo derrotero se funda en los símiles del ministro de Exteriores, García-Margallo. A la mayoría de los diarios, salvo a La Razón, no les parece oportuno comparar Crimea con Cataluña, apuesta plástica de Margallo para que Mas y Junqueras vayan tomando nota del quilombo en el que se vería envuelta otra península, la ibérica, de prosperar su "hoja de ruta". Titula El Mundo que "El Gobierno usa a Crimea para desacreditar a Mas". En subtítulo registran que del proceso ya habla hasta el ministro de Defensa. "Morenés califica de 'inaceptable' una declaración unilateral de independencia".

El periódico madrileño considera que no todo vale contra Mas, así que sostiene en su editorial:

"Desde una perspectiva jurídica, el referéndum y la declaración unilateral de independencia de Crimea ha sido y es tan ilegal como lo sería -en caso de seguir Artur Mas con su pulso al Estado- la consulta prevista por el Gobierno autonómico catalán para el día 9 de noviembre. Sin embargo, para Cataluña una declaración de independencia sería infinitamente más gravosa de lo que resultará para Crimea su ruptura con Ucrania. Mientras que los crimeos aguardan el socorro económico y la asistencia inmediata de Moscú, la secesión de Cataluña supondría su salida de la UE y del euro, lo que comportaría, para empezar, una caída del 20% de su PIB, según un informe de Exteriores. Parece mentira que Margallo no tuviera en cuenta sus propias estimaciones a la hora de establecer tan caprichosa equiparación".

Que lo de Cataluña podría ser peor que lo de Crimea es una hipótesis que la prensa editada en Barcelona no contempla. El País no sólo revela en portada el hallazgo de una remota onda gravitacional, sino que registra también el eco de la penúltima exclusiva de Alfons Quintá y CRÓNICA GLOBAL, el plan de la "Assemblea". Han pasado unos días desde ese "big bang" y el diario asume la información con un texto de Maiol Roger que comienza en un breve de la portada y se titula "Mas fía la fecha de las elecciones a la movilización en las calles". Es una página entera, la 11, que recoge la fecha prevista para la proclamación unilateral de independencia, el 23 de abril del próximo año, así como las cogitaciones de Mas sobre el pie al que más le convendría apuntarse. Dice Roger que "a fin de preparar el clima con vistas a la consulta, la ANC está preparando una nueva movilización para el 11 de septiembre: tras la manifestación masiva de 2012 y la cadena humana de 2013, la ANC anunciará también el 5 de abril qué hará este año, tras elegir una fórmula de movilización entre las más de 200 propuestas recibidas por la entidad".

Doscientas propuestas. De la plaza Tahir a la plaza Maidan. Pues la prensa catalana de papel aún no ha reparado en los detalles de la ponencia, el espinoso asunto del día después, el control de las comunicaciones y el orden público, la ponencia, en definitiva.

De orden público va también la destitución del teniente coronel Antonio Tejero Díez, hijo del teniente coronel Antonio Tejero Molina, autor material del golpe de Estado del 23-F, detalle pintoresco del día. Por celebrar una paellada en el cuartel de Valdemoro con su padre y otros invitados. Cese fulminante ordenado por el ministro del Interior Jorge Fernández Díaz. Dice El País, en crónica de Miguel González, que el ministro tomó la decisión tras ser informado por el propio diario de los hechos, este "ruido de tenedores" en el comedor no privado de los Tejero. ¿Y si sólo era una parodia, tipo Évole?

En El Mundo, Fernando Lázaro aporta datos "heráldicos" y biográficos:

"A Antonio Tejero Díez, de 54 años, el 23-F le pilló en la Academia de Zaragoza. Tras graduarse, ya después del fracaso del golpe, fue encadenando destinos: Vitoria, Noia, Palencia, Mozambique, Cartagena..., aunque la mayor parte de su carrera la desarrolló en León. Actualmente estaba al frente del GRS de Madrid. Desde finales de los años 90, protagonizó algunos escándalos. Uno de los más sonados ocurrió el 22 de febrero de 2000. Ese día, el oficial que leyó las órdenes del día recordó como efeméride el asalto de Tejero al Congreso. Al menos cinco miembros de la familia de Antonio Tejero Molina han heredado hasta el momento su oficio: dos de sus seis hijos: el citado Antonio y Juan, y tres de sus 16 nietos: Francisco Javier, Antonio y Manuel. Además, otros nietos han iniciado estudios o se han interesado por ingresar en el Instituto Armado".

Los periódicos dan cuenta también de las cejas enarcadas de Pujol y Duran respecto a las declaraciones de Mas en El Periódico sobre la solución del balcón, la declaración unilateral. Lo mismo habla Mas del "big bang" y España que se pone dramático, extiende el mentón y se cree la suma de Macià y Companys, una síntesis 2.0 de la soberanía catalana. En la misma carta que las especialidades crimeanas, los discursos de Mas son como fumar en la bodega de un petrolero, fallo táctico que le han reprochado los colegas. Todo empezó con el consejero Francesc Homs y su baladronada sobre la plaza Maidan.

Pilar Rahola es noticia en La Vanguardia, con una fotografía al lado de Marta Rovira, a la que le han escrito un libro. Vidas de Santos. El caso es que a Rovira se la conoce como "madame proceso", apelativo polisémico y titular de La Vanguardia: "La discreta 'madame proceso'". Es una foto-noticia con un pie ligero:

"La secretaria general de Esquerra Republicana, Marta Rovira, es la protagonista de Cada dia més a prop (Pòrtic), un libro de Eva Piquer que repasa su trayectoria personal y tan meteórica como discreta carrera política. Rovira, a quien Alfred Bosch llama en privado 'madame proceso', recibió los elogios de la presentadora del acto, la periodista y ex dirigente de ERC Pilar Rahola, que destacó la 'honestidad y compromiso que se respira' alrededor de la número dos republicana".

Es la Cataluña del bosón de Marta, la partícula de Junqueras y las ondas gravitacionales de Carme Forcadell. "Madamme Procès" y "Chez Mas".

18 de marzo, San Cirilo, San Anselmo y San Eduardo.