Si hay confrontación abierta o independencia

Dos grandes multinacionales financieras, dispuestas a huir de España

Si hay confrontación abierta o declaración unilateral de independencia, dos grandes multinacionales financieras se desharían de sus intereses en el conjunto de España, Cataluña muy inclluida. Informan de ello con detalle fuentes financieras extremadamente fiables. Es una actitud clara y creciente.

4 min
Entrada de la sede de UBS en Zúrich
Alfons Quintà
Lunes, 10.03.2014 19:24
En previsión de la proclamación unilateral de la independencia de Cataluña, dos instituciones financieras multinacionales de muy primer orden, y totalmente independientes entre si, han elaborado sendos informes separados previendo que, en aquel caso, se venderían todas las inversiones que tengan o tuvieran en el mercado español, según me han informado altas fuentes financieras de la más extrema seriedad y responsabilidad.

Las dos instituciones son UBS y otra institución parecida, basada en los Estados Unidos. De esta última me he comprometido a no dar el nombre, si bien intentaré que alguna fuente me autorice a ello. Repito que son entidades totalmente independientes, con capital diferente y nada coordinadas entre sí. Pero coinciden en la diagnosis y en cómo obrarían.

UBS es una multinacional suiza basada en Zúrich y en Basilea, que actúa como banco de inversión, así como gestora de grandes patrimonios y fondos de inversión mobiliaria. Sus clientes son fortunas privadas, o corporativas o bien fondos institucionales.

Informes conocidos por la gran banca

Los informes de situación son habituales en este tipo de organizaciones. Forman parte de los servicios que ofrecen a sus grandes clientes. Por lo tanto, no cabe duda de que aquellos informes son conocidos por la gran banca española y también por las autoridades reguladoras españolas y europeas. En efecto, no se trata de documentos confidenciales sino, como quieren destacar las fuentes, destinados a los grandes clientes de ambas grandes entidades financieras.

Las siglas UBS correspondían originariamente al banco Union de Banques Suisses, que en 1998 se fusionó con la Corporation de Banques Suisses (CBS). De aquella fusión nació la corporación bancaria más grande de Europa y la segunda del mundo. Continúa usando las siglas UBS.

Las fuentes manifiestan estar en posesión de aquellos informes, por razones profesionales, si bien no trabajan para la UBS, ni tampoco para la otra entidad que no puedo nombrar. De esta última entidad sólo puedo decir que opera fondos ajenos de centenares de millones de dólares. Tiene una vieja e impecable historia y, por supuesto, está muy referenciada por todas partes, estando también muy presente en España, como la UBS.

En líneas generales, ninguno de los dos informes contradice los criterios expuestos hace poco por la agencia de calificación Moody's. Ambos consideran que la posibilidad de que el llamado proceso de independencia llegue a algún punto sustancial es de sólo un diez por ciento.

Según las fuentes, el enfoque a corto plazo es de "ironía escéptica". Ahora bien, hay un punto que creo que hasta ahora no se había considerado a nivel mediático. Consiste en exponer cómo obrarían si el tema llegara a generar una declaración unilateral, es decir no autorizada, de independencia o a una confrontación institucional abierta y digamos "dura" entre Cataluña y el resto de España. Entonces, dicen los informes, la reacción de ambas entidades será la de vender todos los intereses que tengan en el conjunto de la actual España, muy incluida (o especialmente) Cataluña, sea cual sea el estatus del territorio catalán en aquel momento.

Anterior a la crisis en Ucrania

Una de las fuentes me dice: "Ambos informes son anteriores a la crisis ucraniana. Ahora seguro que serían todavía más radicales, de fuga más rápida. El justificado miedo a este tipo de aventuras ha crecido mucho".

La fuente acabada de aludir me dice que le consta que las principales instituciones financieras catalanas (en realidad hay sólo dos importantes) "están perfectamente preparadas para poder hacer el mismo: huir corriendo". Ya publiqué informaciones en este sentido.

También me dice, como si nada: "Si a todo esto añadimos que no hay, en absoluto, ninguna vía por la cual una Cataluña en secesión pudiera crear un fondo de garantía de depósitos, incluso para amparar las cuentas corrientes más modestas, nos encontraríamos en una situación de película de miedo. Todos lo perderíamos todo. Es así de claro y sencillo".

Comentar