Revista de prensa

'El País' envía a Alicia a Europa; 'La Razón' coloca a Puigcercós en el PSC

Los planes de la ANC desvelados por CRÓNICA y la "alerta Mossos" en El Mundo marcan la agenda del proceso. Nace la primera gasolinera del futuro Estado catalán, anuncia La Vanguardia.

12 min
Pablo Planas
Viernes, 14.03.2014 09:33

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, es un hombre de palabra, en el sentido de que se dedica a la oratoria. Ha dicho muchas veces ya que el próximo 9 de noviembre se celebrará una consulta independentista, que se hará sí o sí, que habrá que votar que sí por duplicado y que después de él, el "president" y su "referéndum", que salga el sol por Antequera. Ayer, otra vez. Se ha repetido tanto que la corriente dominante es creer lo contrario, que no se atreverá, que tarde o temprano encontrará un clavo ardiendo, una salida del laberinto, algo.

Contra la idea de que Mas no será capaz de colocar a los catalanes entre la espada y la pared conspira la documentación interna del proceso, los papeles informes y notas internas que aspiran a convertirse en historia de Cataluña, año cero. Alfons Quintá abrió ayer la caja de Pandora. Transcurría el día por los derroteros propios de un anticiclón en las Azores, tan sólo con el último informe del Ministerio de Exteriores sobre Cataluña, cuando CRÓNICA GLOBAL publicaba en exclusiva, primicia y riguroso estreno la ponencia política de la "Assemblea Nacional Catalana", en adelante ANC. Ya conocen los datos. Proclamación de la República Catalana el 23 de abril de 2015 previa constitución de "comités de barrio" y control de puertos y aeropuertos. Literal. El papel de la ANC, 16 folios, es un manual de instrucciones para un "escenario insurreccional", en afortunada expresión de Quintá. También es una sutil combinación de chavismo de patrullas "ciudadanas" y política de hechos consumados a la crimeana.

En El Mundo, Federico Jiménez Losantos cita a Crónica Global a cuenta del "calendario del golpe catalán", que es como titula su artículo:

"El documento de la ANC, 16 páginas, lo ha dado a conocer en su página web Crónica Global Alfons Quintá, veterana figura del periodismo catalán en los años de la Transición que ahora distrae sus forzados ocios escudriñando el magín constituyente de sus paisanos. Quién le iba a decir cuando escribía, como yo, en El País de la primera época, españolista y liberal, que un día daría noticia de este proyecto de insurrección separatista en el que participa la mayoría de las fuerzas políticas catalanas. En el 78, los catalanes votaron masivamente la Constitución Española, en el 77 habían ido a las primeras elecciones libres y en el 75, lloradísimo por la heroica prensa de Barcelona, murió Franco. Justo 40 años después, la obstinación de los políticos de Madrid en pactar con el nacionalismo catalán ha dado el único fruto que podía dar. Rajoy dirá que es ilegal y se volverá a dormir. Lo despertará la mascletá".

En el plano teórico, diseñar la toma de un aeropuerto con la idea de controlarlo para asegurar su normal funcionamiento es un absurdo, puesto que su normal funcionamiento ya está asegurado. En el plano jurídico, tal propuesta corresponde a la categoría de lo penal, como poco. Recuérdese que se llegaron a pedir penas de prisión para los trabajadores de El Prat que irrumpieron en las pistas y que la última gran huelga de controladores, cuando aún gobernaba Zapatero, provocó que por primera vez en democracia se decretara el estado de alarma. Poca broma, por tanto. Y en el plano político es lo que hay, haya o no haya consulta, dice el documento.

Ya puede convocar Mas una consulta para el 9 de noviembre, que la ANC, por si acaso, ya tiene el plan más que perfilado. En todo caso, los Mossos ya saben a qué atenerse y sólo manejan el supuesto de que Mas hará lo que dice que va a hacer. Esto lo añade El Mundo, que publica la circular interna en la que se advierte que el 9-N estarán de servicio porque se celebrará una "consulta por el derecho a decidir". Blanco y en botella. Es una noticia firmada por Javier Oms y Víctor Mondelo. Abre portada con el titular "Mas moviliza a los Mossos para hacer la consulta ilegal del 9-N".

La exclusiva de CRÓNICA tiene eco en todos los periódicos con la percha de que Alicia Sánchez-Camacho blandió los papeles de la ANC en la sesión de control del Parlamento autonómico catalán. En Abc, María Jesús Cañizares titula: "Los convocantes de la diada exigen el 'control' de puertos y aeropuertos". En La Razón, Marcos Pardeiro apunta: "Los independentistas de Mas piden tomar el control de El Prat y las fronteras tras declarar la secesión". El diario de planeta lo destaca en portada y el de Vocento, en un editorial. Como era previsible, no son partidarios. En otros periódicos, como era previsible también, la noticia es que ya hay "Independence Day", 23 de abril, què maco. Hay una cierta sensación de vergüenza ajena ante el contenido de la ponencia de la ANC.

La política catalana no sólo está en los planes para movilizar a los Mossos, controlar las grandes infraestructuras, encontrar una salida al contencioso aranés y designar un directorio revolucionario que conduzca a la fase final del proceso. Los partidos atraviesan notables turbulencias internas, nadie está libre de sospecha y el futuro es un cuaderno en blanco, salvo para Carme Forcadell, la lideresa de la ANC y musa de las cadenas. En El País, Àngels Piñol afirma que Sánchez-Camacho tiene una oferta:

"La dirección del Partido Popular ha ofrecido a Alicia Sánchez-Camacho integrarse en la candidatura del PP al Parlamento Europeo cuyo cabeza de lista Mariano Rajoy se resiste a revelar. La senadora está meditando seriamente la oferta; fuentes de la formación aseguran que existe 'un 99%' de posibilidades de que acceda. La hipótesis de que la senadora pueda abandonar la política catalana para ir a Bruselas se ha barajado en las últimas semanas pero se ha reforzado después de su asistencia en Dublín a la cumbre del Partido Popular Europeo".

Piñol añade que Dolors Montserrat y Xavier García Albiol son los dos nombres que se barajan para la sucesión y avanza la posibilidad de que el PP catalán celebre un congreso extraordinario antes del verano. Al final del texto, Piñol recoge también la versión de la parte aludida: "Fuentes próximas a Camacho negaron anoche, sin embargo, que la dirección haya hecho, hoy por hoy, oferta alguna a la senadora y afirmaron que todo son meras conjeturas".

Todo esto se sabrá en cuestión de semanas, cuando Rajoy designe candidato, cosa que no está estrictamente obligado a hacer hasta mediados de abril. Lo que podría tardar algo más en concretarse es el futuro de Joan Puigcercós, el ex dirigente de ERC. Atención a la carambola a dos bandas. Está en la página 2 de La Razón, en la sección "el submarino", que es como "la mirilla" de La Vanguardia, a medio camino todo de un periscopio, información reservada o también dicha confidencial. El PSC tantea el fichaje de Puigcercós. Como lo leen. Dice La Razón que "la operación está en marcha con el objetivo de dinamitar a una ERC en manos del radicalismo de Junqueras". Dice también que Puigcercós tiene muchos amigos socialistas de sus tiempos de Madrid y que "puede articular un trasvase de votos para frenar a los críticos del PSC que abandonan el barco". Puigcercós en el PSC... Eso es como que el Barça fichara a Cristiano Ronaldo tras vender a Neymar al Real Madrid. Por lo de Ernest Maragall y tal. Cosas veredes...

Dadas todas estas circunstancias, la reunión de Duran con Margallo ayer en Barcelona, su propuesta de "alto el fuego verbal" y de discutir en el Parlamento autonómico catalán las facturas de la independencia quedan en un segundo plano, aunque La Vanguardia y El Periódico le conceden el privilegio de abrir sus primeras páginas. "Margallo ofrece explicar el coste de la secesión en el Parlamento [autonómico]", titula el primero; "Margallo propone debatir su informe en el Parlamento [autonómico]", el segundo.

Lo que se va a debatir también es la reforma fiscal que cogita Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda. En Ara y en El Punt Avui esa discusión les cuadra en el relato de la recentralización, de modo que en Ara afirman que el Estado pretende igualar los impuestos autonómicos y en el Avui, que se plantea liquidarlos. Las fotos son una réplica a los presagios de Margallo o el nuevo bienvenido Mr. Adelson de menor entidad en forma de atracciones de Ferrari en Port Aventura.

El sueldo de Magdalena Álvarez, la ex ministra y ex consejera a la que la jueza Alaya pide casi 30 millones de fianza civil por el caso de los ERE en Andalucía, es otro de los grandes asuntos de los periódicos. La cifra se balancea entre los 23.000 euros al mes más dietas de la portada del Abc y los 22.000 al mes según otras estimaciones. Es la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, con sede en Luxemburgo.

Un detalle para terminar, en la penúltima página de La Vanguardia. Una humilde y discreta media columna resume el día y la época, los tiempos, todo. Se titula así: "La recién creada 'Petrolis Independents' sólo tributará en Cataluña". Es una nota de redacción en torno al combustible y el proceso, la ignición del Estado propio. Esto es: "Una nueva empresa petrolera, Petróleos Independientes, franquicia de la cadena Petro7, será la primera de nueva creación que liquidará todos sus impuestos en la Agència Tributaria Catalana, según ha asegurado la propia compañía. La firma cuenta con gasolinera, que acaba de ponerse en servicio en l'Ametlla del Vallès (en el kilómetro 24,5 de la C-17, en el polígono Mas Dorca). Además, la empresa impulsará lo que denomina 'responsabilidad social con C de Cataluña', consistente en revertir parte de sus beneficios en el tejido social dedicado a la creación de un estado propio. Las entidades que quieran participar se pueden descargar las bases en la web" de la compañía. La primera gasolinera propia... Y no es una broma.

14 de marzo, Santa Matilde.

(Edición actualizada a las 11:12 horas)

Bonus Track para quienes cliquen dos veces en la revista de prensa. "Un fundador de los latin kings pudo llamarse Félix Millet". Paren rotativas (es viernes). Ese titular también es de La Vanguardia. La historia comienza en la página dos, en la carta de Màrius Carol: "A las 9.26 horas de la mañana de ayer, tembló el iPhone de Enric Sierra, redactor jefe del diario. Al otro lado, Quim Monzó le explicó excitado que un geólogo amigo suyo, Marc Belzunces, le había comentado que uno de los fundadores de los latin kings se llamaba nada menos que Félix Millet. (...) Monzó no daba crédito al hallazgo y se había dedicado a navegar por internet, hasta encontrar que en la Wikipedia francesa aparecía un Millet que, en realidad, tenía otro nombre de pila. Sierra movilizó a uno de los mejores buceadores de la red de La Vanguardia Digital, en busca de la historia del otro Millet y finalmente descifró el enigma. Según la Encyclopedia of Gangs (Enciclopedia de las bandas), Estados Unidos pudo tener su propio Félix Millet, salvando las distancias con el acusado de vaciar las arcas del Palau de la Música, pero se llamaba Nelson". Y remata Carol: "Por cierto, Félix/Nelson Millet fue condenado a 39 años en una prisión de máxima seguridad, el otro sigue recibiendo en casa".

Trepidante tema. Pero no acaba ahí la cosa. En la página 6 del suplemento 'Vivir', bajo el epígrafre "pulso ciudadano", está el asunto en formato noticia desengrasante. Un texto esta vez sin firma: "Estados Unidos pudo tener en los años ochenta a su propio Félix Millet y, salvando las distancias con el saqueador confeso del Palau de la Música Catalana, tampoco él habría sido un angelito: se trataría de uno de los fundadores en el estado norteamericano de Connecticut de la banda delictiva de la Almighty Latin King Nation (ALKN), más conocida como los latin kings, según consta en la Encyclopedia of Gangs (Enciclopedia de las bandas). Aunque numerosas publicaciones sobre bandas latinas también se refieren al cofundador de la peligrosa banda en Connecticut por el nombre de Félix Millet, los artículos sobre el tema publicados en The New York Times indican que en realidad se llamaba Nelson Millet". Caso resuelto. Así está el patio.