Nuevo precedente en la UE contra el plan de Mas

El Parlamento Europeo condena el referéndum para la secesión de Crimea por ser contrario al Constitución de Ucrania

En una resolución pactada por una amplia mayoría de los grupos, la Eurocámara califica la consulta de "ilegal e ilegítima", recuerda que la península es una "parte inseparable" del territorio ucraniano, y subraya que la Constitución de Ucrania establece que Crimea solo puede convocar referendums sobre cuestiones locales y no sobre la modificación de las fronteras de Ucrania, reconocidas internacionalmente.

2 min
Hemiciclo del Parlamento Europeo en Estrasburgo
Redacción
Viernes, 14.03.2014 07:22

Al igual que hizo el Consejo Europeo y los Estados Unidos, el Parlamento Europeo ha condenado este jueves la convocatoria de un referéndum independentista en Crimea y ha exigido la "retirada inmediata" de las tropas rusas presentes ilegalmente en Ucrania por tratarse de una "invasión" que vulnera el derecho internacional.

En una resolución pactada por una amplia mayoría de los grupos (PPE, S&D, ALDE, ERC y Verdes/ALE), la Eurocámara ha calificado la consulta de "ilegal e ilegítima" y ha recordado que la península es una "parte inseparable" del territorio ucraniano.

El texto subraya que el referéndum contraviene la Constitución de Ucrania, que establece que la República Autónoma de Crimea solo puede convocar referendums sobre cuestiones locales y no sobre la modificación de las fronteras de Ucrania, reconocidas internacionalmente.

Piden sanciones a Rusia si se anexiona Crimea

La resolución también acusa a Rusia de haber perpetrado un "acto de agresión" que viola la integridad territorial de Ucrania y los tratados internacionales y pone en peligro la seguridad en Europa.

En este sentido, el Parlamento Europeo denuncia que los argumentos de Rusia para invadir el territorio ucraniano "carecen de todo fundamento", al considerar que no existe ninguna evidencia de que la población de habla rusa en Crimea sufra ningún tipo de discriminación.

Los europarlamentarios exigen a Moscú que se abstenga de promover la polarización racial o lingüística en Ucrania, al tiempo que muestran su preocupación por el acoso a la comunidad tártara en Crimea.

Además, y aunque han llamado a una resolución pacífica y dialogada del conflicto, los eurodiputados han pedido a la Unión Europea que, en caso de que Rusia no ceda en sus aspiraciones sobre Ucrania o de que se produzca finalmente la anexión de Crimea, imponga nueva sanciones a Moscú, entre ellas, la restricción de visados, la congelación de activos y medidas contra las compañías rusas, especialmente en el sector energético.

Comentar