Denunció que se aprovecharon de "determinados colectivos"

El PSC desestima la impugnación de las primarias presentada por Jordi Martí

Martí, que quedó descartado en la primera vuelta de las primarias para elegir al candidato socialista para las municipales por Barcelona de 2015, denunció "situaciones y dinámicas muy extrañas" en la mesa electoral de Ciutat Vella. La Autoridad Electoral garantiza "la limpieza y transparencia del proceso" y asegura que "las prácticas denunciadas corresponden a prácticas de movilización de voto propias de primarias abiertas".

3 min
Jordi Martí
Redacción
Domingo, 30.03.2014 21:11

La Autoridad Electoral de las primarias del PSC de Barcelona ha desestimado este domingo la impugnación de la primera vuelta de estas elecciones -celebrada este sábado- presentada por Jordi Martí, uno de los tres candidatos descartados, por entender que "las prácticas denunciadas corresponden a prácticas de movilización de voto propias de las primarias abiertas".

Martí solicitó la impugnación del resultado de la mesa electoral de Ciutat Vella -donde ganó Jaume Collboni- y pidió que se investigaran otros dos puntos de votación, los de Pueblo Seco y Ciudad Meridiana, por considerar que se habían producido irregularidades.

"Hay constancia, por parte de testimonios, interventores y medios de comunicación, de que se dieron situaciones y dinámicas muy extrañas en la sede electoral situada en la agrupación de Ciutat Vella. En particular, la presencia de muchos votantes que desconocían absolutamente el contenido y el alcance de lo que se estaba celebrando. Grupos de personas en la calle recogiendo la papeleta y el euro, que entraban al colegio a votar sin ser capaces de expresar el sentido de lo que estaban haciendo, hace pensar que se trataba de una iniciativa organizada que se aprovechaba de la vulnerabilidad de determinados colectivos", señalaba en su denuncia.

Martí tildaba esta situación de "grave" y se mostraba "sorprendido" por la "ausencia de cualquier tipo de comentario o acción" por parte de la Autoridad Electoral "sobre unos hechos que han enturbiado la calidad democrática de las primarias". Si bien, quiso dejar claro que se trataba de una "impugnación moral" y que aceptaba los resultados de la primera vuelta.

La Autoridad Electoral garantiza "la limpieza y transparencia del proceso"

La Autoridad Electoral ha emitido una resolución, pocas horas después de la denuncia de Martí, en la que constata "la limpieza y transparencia del proceso" y asegura que supervisó "el desarrollo de la jornada y, posteriormente, la recepción de todos los datos de las mesas electorales".

El organismo fiscalizador recuerda que la propia candidatura de Martí "no cuestiona los resultados" de las primarias y que no hubo "ninguna demanda formal sobre incidencias" de este tipo durante la jornada del sábado.

También subraya que "estas primarias abiertas tenían como objetivo favorecer la participación del mayor número de ciudadanos", por lo que se permitía votar a mayores de 16 años y a ciudadanos extracomunitarios residentes en Barcelona.

"En primarias de tipo abierto, que permiten movilizar un grueso de ciudadanos no adscritos al partido político, la ciencia política ha identificado numerosas pautas y estrategias diversas de movilización del voto, descritas como Get out the vote, entrismo, Crossover, etc. En este sentido, las "situaciones dinámicas", mencionadas por el texto de impugnación, así como otros tipos de movilización que se constataron durante la jornada, se corresponden a alguna de las categorías anteriores", concluye la Autoridad Electoral para desestimar la impugnación.

Comentar