Germà Bel, cabeza de lista

ERC se echó atrás de una lista unitaria para las europeas pactada con CDC

El periodista Vicent Sanchis sostiene que Tremosa y Terricabras habrían ido en los lugares con posibilidades de elección, en una lista encabezada por el ex socialista Germà Bel. UDC no habría querido participar. Ernest Maragall, de número seis.

3 min
El economista Germà Bel
Redacción
Lunes, 3.03.2014 19:08

El periodista Vicent Sanchis, ex director del diario Avui, y vinculado a los sectores independentistas de CDC, afirma que la tan comentada lista unitaria de los partidos soberanistas catalanes para las elecciones europeas estuvo a punto de ser una realidad. Y que quien dio marcha atrás en el último momento fue ERC.

Según sostiene Sanchis, en un artículo publicado este lunes en Nació Digital, ERC y CDC -UDC quedaba fuera- habían pactado los seis primeros nombres de una lista conjunta para las europeas del 25 de mayo. La lista la encabezaría un independiente, el economista Germà Bel, con pasado en el PSC -llegó a ser diputado en el Congreso después de las elecciones de 2000-, pero en los últimos años situado claramente en la órbita del independentismo, y más concretamente de ERC.

Sanchis explica que los siguientes cuatro nombres eran los actuales candidatos de CDC y ERC, Ramon Tremosa y Josep Maria Terricabras, respectivamente -los dos también independientes-, y dos dirigentes de ambos partidos sin identificar. El sexto nombre estaba previsto que fuera el ex consejero Ernest Maragall, que abandonó el PSC para fundar Nova Esquerra Catalana.

El ex director de Avui también afirma que UDC se negó a participar, pero que su líder, Josep Antoni Duran i Lleida, pactó con el de CDC, el presidente de la Generalidad, Artur Mas, que esto no significaría romper ni la federación de CiU ni el Gobierno autonómico. Según el relato de Sanchis, no obstante, Duran se posicionó después en contra de esta lista, al ver como fracasaban las negociaciones de los democristianos con el PNV.

Pero la fallida lista conjunta se habría venido abajo no por obra de UDC, sino de ERC, que "en el último y extremo momento se echó atrás". "Como la secuencia entera del episodio todavía no ha sido revelada, Oriol Junqueras se ha ahorrado tener que explicarse", afirma Sanchis.

ERC busca el sorpasso

En términos estrictos de intereses partidistas, se puede interpretar que una lista conjunta beneficiaba más a los convergentes que a la formación de Junqueras, puesto que los primeros habrían evitado así visualizar el retroceso -en favor de ERC- que les auguran las últimas encuestas, mientras los segundos aspiran a su soñado sorpasso.

Los resultados de esta hipotética lista conjunta son difíciles de predecir, pero no parece lógico pensar que hubieran superado a los de CiU y ERC por separado en los comicios europeos de hace cinco años, cuando la federación nacionalista obtuvo dos eurodiputados -Ramon Tremosa (CDC) y Salvador Sedó (UDC)-, y la coalición que encabezaban ERC y el BNG, uno -Junqueras, en rotación con un representante gallego-. La razón es que el efecto multiplicador en Cataluña se vería contrarrestado por la ausencia de los nacionalistas vascos y gallegos, así como por la retirada del proyecto de UDC.

Sanchis acaba su artículo explicando que, después de su marcha atrás, ERC se ha volcado en intentar atraer para su lista a Ernest Maragall, así como a dirigentes del sector nacionalista del PSC, incluyendo a la también ex consejera Montserrat Tura.