"No podemos esperar a 2016"

Forcadell advierte a Mas de que la ANC no le permitirá agotar la legislatura

La presidenta de la ANC advierte de que "en el momento en que se sepa que no se puede hacer la consulta hay que convocar elecciones lo más pronto posible". "El próximo 11 de septiembre tenemos que volver a demostrar al mundo que queremos ser un nuevo Estado. Tiene que servir para que podamos votar el 9 de noviembre", anuncia.

6 min
La presidenta de la ANC, Carme Forcadell
Redacción
Miércoles, 19.03.2014 12:12

La presidenta de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Carme Forcadell, ha lanzado un nuevo mensaje de advertencia al presidente de la Generalidad, Artur Mas (CiU), para dejarle claro que su entidad "no contempla" que prolongue su mandato dos años más hasta agotar la legislatura. "Como pueblo", ha dicho, "no podemos esperar a 2016".

Forcadell ha salido al paso de las críticas que ha recibido la ANC a raíz de la publicación en CRÓNICA GLOBAL de su 'hoja de ruta 2014-2015', de la que se desprenden toda suerte de medidas de "control" una vez que, según es voluntad también de este colectivo, se haya declarado la independencia de Cataluña de forma unilateral: 

"Sabíamos que en un momento u otro estaríamos en el punto de mira. Y ha llegado este momento. Todas las informaciones que están diciendo muchos diarios tergiversan la realidad, lo que es la hoja de ruta, porque todos los escenarios que contemplamos en la hoja de ruta son absolutamente democráticos y pacíficos".

Sin embargo, el documento dice textualmente que la "declaración de independencia" ganará "el reconocimiento internacional" tan pronto como se garantice "el funcionamiento efectivo del país", lo cual, según el derecho internacional -que para reconocer la soberanía de un Estado no distingue en cómo se ejerce el control efectivo de un territorio-, vale tanto para un régimen democrático como para cualquier otro. 

"Campaña de tergiversación"

Forcadell, no obstante, ha declarado este miércoles, en una entrevista para Els matins de TV3, "que nosotros sabíamos que algún día acabaría pasando. El Estado español utilizará todas sus armas legales y no legales en contra del proceso". En efecto, y con el campo abierto por la presentadora -que ha hablado de "ciertas informaciones en forma de rumor sobre la ANC", esto es, en rigor, su propuesta insurreccional para Sant Jordi de 2015, y de supuesta "campaña desde la capital del Estado" para ilegalizarles- la presidenta de la entidad ha lamentado la existencia de "una campaña de tergiversación".

A la pregunta de "si hay presiones del Ministerio sobre la Fiscalía para poner en marcha un proceso de ilegalización" de la ANC, Forcadell ha admitido que "no tenemos constancia; podría ser pero nosotros no tenemos constancia". "Entendemos que estamos en el punto de mira y que seguiremos estándolo porque somos una gente movilizada", ha apuntado, y, ante la duda, ha asegurado que "nosotros no pretendemos controlar nada. Quien debe controlarlo es la Generalidad".

Y no obstante, el documento conmina a que se proceda a "la visualización pública de que el país funciona por sí solo", algo que, según recomiendan, "tiene que ser claramente percibido por la ciudadanía y tiene que concretarse en elementos como el control de las grandes infraestructuras y fronteras -puertos, aeropuertos,...-, la seguridad pública, las comunicaciones, etc".

A vueltas con la "hoja de ruta"

De todos modos, y pese a insistir en que "las personas que dicen esto o no se han leído la hoja de ruta o la han tergiversado", a lo largo de la entrevista ha vuelto a las "propuestas" de la entidad que preside:

"Pretendemos hacer la consulta, que gane el sí-sí. Este es el escenario. Que hagamos una declaración de independencia, y evidentemente después el Gobierno de la Generalidad tiene que controlar los puertos, los aeropuertos y las infraestructuras, porque evidentemente, si pretendemos ser independientes, un país independiente controla sus infraestructuras".

Pero Forcadell ha procurado justificar, no ya su hoja de ruta, si no la hoja de ruta que fija para el Gobierno de la Generalidad. "Trabajamos para votar el 9N", ha apuntado, "y estamos seguros de que votaremos el 9N, pero hay que preverlo todo, sobre todo porque no depende sólo de la ANC", ha lamentado.

Según esto, la ANC imagina aquel escenario sólo cuando "se ha hecho la consulta, ha ganado el sí-sí y una vez se ha hecho la declaración unilateral de independencia, es decir, una vez somos un país independiente". Esto es, que su hoja de ruta, con escenario insurreccional incluido para Sant Jordi de 2015, significa, siguiendo el hilo del razonamiento de Forcadell, "que no hacemos nada que pase ahora, antes de la consulta ni antes de la declaración, el escenario que se contempla es después".

"Como pueblo, como país, no podemos esperar al 2016"

"Todas las independencias se hacen después de una declaración" ha proseguido la presidenta de la ANC. "El referéndum tiene que hacerse siempre. Se haga la declaración antes o después, siempre tiene que pasar por las urnas", ha añadido, para completar el giro argumentando que "de entrada, la declaración no se puede hacer si antes no ha habido elecciones".

En este sentido, Forcadell ha puesto especial énfasis en los compromisos que espera arrancar del presidente de la Generalidad y, ante los distintos planes de Mas -pues él mismo no descarta una declaración de independencia-, ha dejado dicho que "no, elecciones el 2016, no. [...] Como pueblo, como país [por Cataluña], no podemos esperar al 2016". "No podemos soportar este estrangulamiento económico, esta recentralización", ha insistido.

Por ello, según Forcadell, "en el momento en que se sepa que no se puede hacer la consulta hay que convocar elecciones", "lo más pronto posible", ha advertido. "El próximo 11 de septiembre tenemos que volver a demostrar al mundo que queremos ser un nuevo Estado", ha avisado, "tiene que servir para que podamos votar el 9 de noviembre", ha sentenciado.

Forcadell ha sido rotunda también con respecto a la eventualidad de que se opte por el "no" en el improbable caso de que se celebrara un referéndum independentista:

"Continuaremos trabajando porque consideramos que hemos llegado donde estamos porque no tenemos otra solución. No podemos seguir viviendo como catalanes dentro del Gobierno español. Nos han echado fuera. O desaparecemos o tenemos un Estado. Y como esto lo tenemos muy claro, sea cual sea el resultado continuaremos trabajando para conseguirlo".

Otra hipótesis que ha barajado Forcadell. Si en el eventual referéndum saliera el afamado sí-sí, "no vamos preguntar quién ha votado no", ha confiado. "Y esto es muy importante. Esto es democracia", ha asegurado.

Comentar