LOMCE, local, de mercado y ambiental

La Generalidad recurre al TC cuatro de las grandes reformas de Mariano Rajoy

El Gobierno autonómico considera que representan una reforma encubierta de la Constitución, y que invaden competencias autonómicas.

3 min
El consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs
Redacción
Martes, 4.03.2014 17:21

El Gobierno de la Generalidad ha decidido presentar cuatro recursos ante el Tribunal Constitucional (TC) contra cuatro de las grandes reformas que ha emprendido el Ejecutivo de Mariano Rajoy, incluyendo la muy polémica LOMCE y la reforma local, porque consideran que invaden competencias autonómicas.

En su reunión de este martes, el Consejo Ejecutivo de la Generalidad ha aprobado presentar recursos contra la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educatica (LOMCE), la reforma de las Administraciones Locales, la Ley de Unidad de Mercado y Ley de Evaluación Ambiental.

La primera de estas grandes reformas, la LOMCE, se ha encontrado con una fuerte oposición de los partidos de izquierdas y de buena parte de la comunidad educativa en toda España. Pero la reacción ha sido aun más negativa en Cataluña.

Los partidos nacionalistas y catalanistas critican, concretamente, que esta ley aumenta el poder de decisión del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en detrimento de la Consejería de Enseñanza, así como que atenta contra el modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, que ya ha sido declarado ilegal por los tribunales en reiteradas ocasiones.

En cuanto a la reforma de la administración local -que, entre otras cosas, redistribuye competencias y limita el sueldo de los alcaldes y concejales-, la Generalidad ha manifestado en varias ocasiones que también invade competencias transferidas. Poco después de aprobarse, el Gobierno autonómico aprobó una ley de reforma local propia.

Una única licencia para toda España

La Ley de Unidad de Mercado, por otra patre, también fue mal recibida por los partidos catalanistas, que la consideran recentralizadora. Especialmente, porque contempla que las empresas puedan operar y comercializar sus productos en toda España rigiéndose por la normativa de la Comunidad Autónoma donde tengan su sede social, en la cual obtendrán su única licencia para toda España. Además, contempla que el regulador pueda suspender leyes autonómicas que se opongan a la unidad de mercado.

Para el Gobierno de la Generalidad, según manifestó en su momento el secretario de Empresa y Competitividad, Pere Torres, la normativa pretende "homogeneizar" a las CCAA y "subordinarlas" a la Administración central.

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, en la rueda de prensa en la que ha anunciado esta decisión, ha explicado que el Consejo de Garantías Estatutarias ha emitido dictámenes previos en los cuales se ha basado el Ejecutivo autonómico para tomar su decisión.

Homs también ha opinado que las cuatro reformas recurridas representan en realidad una reforma encubierta de la Constitución -en un sentido recentralizador-, y ha acusado al Gobierno del PP de "cinismo", por el hecho de defender, en cambio, la necesidad de no reformarla.

Comentar