"Con Kosovo se abrió la caja de Pandora"

La Izquierda alemana reprocha a Merkel su apoyo a la secesión de Kosovo por ser usado como precedente para Crimea y Cataluña

"Con Kosovo se abrió la caja de Pandora. Se violó el derecho internacional. Los catalanes se preguntan por qué ellos no pueden convocar un referéndum sobre su pertenencia a España; y también los ciudadanos de Crimea. Yo mantengo mi opinión: la independencia de Crimea sería una violación del derecho internacional, igual que lo fue la independencia de Kosovo", señala el líder de la oposición en el Bundestag.

2 min
Angela Merkel, líder de la CDU y canciller alemana
Redacción / Agencias
Viernes, 14.03.2014 07:01

El líder de La Izquierda en el Parlamento federal de Alemania -el principal partido de la oposición-, Gregor Gysi, ha reprochado este jueves al Gobierno alemán que respaldara en su día la aspiraciones secesionistas de Kosovo por haber creado un precedente que está de consecuencias muy negativas.

Durante un debate sobre la crisis ucraniana celebrado en el Bundestag, Gysi ha recriminado a la canciller, Angela Merkel, su apoyo a la independencia de la ex región serbia.

"Con Kosovo se abrió la caja de Pandora"

"Con Kosovo se abrió la caja de Pandora", ha señalado, y ha recordado que al avalar su independencia "se violó el derecho internacional" y quienes la respaldaron deben aclarar ahora por qué rechazan en otras regiones lo que permitió a Kosovo.

"Los vascos se preguntan por qué ellos no tienen derecho a convocar un referéndum para decidir si quieren pertenecer a España; los catalanes se preguntan por qué ellos tampoco pueden convocar un referéndum sobre su pertenencia a España; y también los ciudadanos de Crimea", advirtió Gysi.

"Yo mantengo mi opinión: la independencia de Crimea sería una violación del derecho internacional, igual que lo fue la independencia de Kosovo", sentenció.

Merkel descarta cualquier comparación con Kosovo

Previamente, en un discurso ante la cámara, Merkel había rechazado cualquier comparación del caso de Crimea con el de Kosovo, donde la OTAN efectuó una intervención militar sin mandato de la ONU que derivó en la secesión de la antigua antigua provincia serbia.

"La intervención en Kosovo se dio después de la que la comunidad internacional observara impotente operaciones de limpieza étnica y de que Rusia bloqueara de forma permanente toda resolución del Consejo de Seguridad de la ONU", añadió Merkel.

Comentar