FAF

Las claves de la reforma fiscal: imputar como renta a la vivienda habitual, rebajar tipos del IRPF, elevar el tipo general del IVA al 23% y eliminar deducciones en Sociedades

Fuentes próximas al comité de expertos han adelantado a CRÓNICA GLOBAL algunas líneas maestras del contenido del vasto documento. Como planteamiento general, la reforma fiscal de los expertos –que podrán ser rebatidos por el Gobierno y por Hacienda- no reducirá la presión fiscal, aunque sí afectará a las rentas medias que verán disminuido el pago de impuestos vía IRPF, aunque la principal amenaza para que se mantenga la presión fiscal es que el tipo general del IVA pase del actual 21% al 23% si finalmente el Gobierno adopta esta subida tal y como pide la Comisión Europea.

4 min
Redacción
Viernes, 14.03.2014 12:02

Más de 400 páginas. Exactamente, 444 para reformular y darle un giro radical al actual sistema impositivo en España. Tal y como manda la Comisión Europea, que hace años que apremia a nuestro país para reordenar y simplificar la maraña de impuestos estatales y autonómicos, el comité de expertos del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha presentado al Gobierno su propuesta de reforma fiscal que hoy estudiará el Consejo de Ministros y que llegará al Congreso de los Diputados para ser votada el próximo mes de junio.

Fuentes próximas al comité de expertos han adelantado a CRÓNICA GLOBAL algunas líneas maestras del contenido del vasto documento. Como planteamiento general, la reforma fiscal de los expertos –que podrán ser rebatidos por el Gobierno y por Hacienda- no reducirá la presión fiscal, aunque sí afectará a las rentas medias que verán disminuido el pago de impuestos vía IRPF, aunque la principal amenaza para que se mantenga la presión fiscal es que el tipo general del IVA pase del actual 21% al 23% si finalmente el Gobierno adopta esta subida tal y como pide la Comisión Europea.

Los nueve sabios proponen una rebaja de entre cinco y diez puntos en el impuesto sobre sociedades, cuyo tipo general se sitúa actualmente en el 30%. Esta medida se acompañaría de la eliminación de la mayoría de los incentivos fiscales, algunos de ellos tan importantes como los tipos reducidos para las pequeñas y medianas empresas (PYMES) o la deducción por reinversión de beneficios.

Supresión de los tipos reducidos para las pymes

En el IRPF, se propone una rebaja generalizada de tipos para simplificarlos y proponen que la vivienda habitual se incluya en la imputación de rentas inmobiliarias. En el gravamen de sucesiones –que abonan las empresas a partir de los 50 trabajadores en plantilla-, la comisión presidida por Manuel Lagares, recomienda fijar unos tipos mínimos en el conjunto de las comunidades.

El tipo impositivo en el impuesto sobre sociedades en España (30%) es uno de los más elevados de la Unión Europea y aconsejan recortar el gravamen nominal entre cinco y diez puntos. A la reducción del tipo nominal, los expertos abogan por la práctica supresión de los incentivos fiscales que contempla la legislación vigente. Así, recomiendan eliminar la importante deducción por reinversión de beneficios, por actividades en I+D+i y también los incentivos ligados a la creación de empleo.

También se propone en el documento la supresión de los tipos reducidos para las pymes, que en la actualidad soportan una tributación con carácter general al 25% y, cumpliendo determinadas condiciones, el porcentaje puede bajar hasta el 20%y el 15%. La propuesta, tal y como ha explicado, cumple con todos los requisitos que se plantearon puesto que pretende un sistema más simple y eficiente que contribuye a la reducción del déficit al tiempo que ayuda a generar crecimiento y a proteger a los sectores más desprotegidos de la sociedad.

270 cambios tributarios en 125 propuestas

Los expertos de la comisión Lagares proponen 270 propuestas de cambios tributarios concentrados en 125 propuestas concretas, que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha dicho que el objetivo es realizar una reforma fiscal integral que genere un sistema más eficaz. Montoro ha agradecido el trabajo de la Comisión y ha asegurado que "la pelota está ahora en el lado del Gobierno", que tendrá que analizar la propuesta de los expertos y presentar la reforma a finales de primavera o principios del verano.

El ministro de Hacienda ha agradecido el trabajo de la Comisión durante estos meses y el "esmero y el tesón" de cada uno de los miembros. Igualmente, se ha mostrado satisfecho con el hecho de que los expertos hayan realizado su propuesta en tiempo.

El ministro ha recordado que la España del siglo XXI necesita reformas profundas, también del sistema tributario, que es la garantía de la prestación de los servicios públicos y la fórmula de acometer cuanto antes la salida de la crisis. A su parecer, el nuevo sistema fiscal debe tener suficiencia recaudatoria, debe ser equitativo y buscar elementos de cohesión social. Además, hay que combinarlo con impuestos eficientes en la generación de crecimiento económico y creación de empleo.

Comentar