La Fundación Botín destinó 53 millones a proyectos sociales en 2013, un 15% más

Los accionistas de Santander aprueban mantener el dividendo en 0,60 euros por acción con cargo a los resultados de 2013

Banco Santander, que preside Emilio Botín, ha celebrado este viernes en Santander la Junta Ordinaria, la primera con Javier Marín como consejero delegado y entre los puntos del orden del día que han aprobado los accionistas se destacan la política de dividendo y de retribuciones, así como el nombramiento de Sheila Bair como consejera independiente.

12 min
El presidente de Banco Santander, Emilio Botín
Redacción
Viernes, 28.03.2014 12:08

Banco Santander, que preside Emilio Botín, ha celebrado este viernes en Santander la Junta Ordinaria, la primera con Javier Marín como consejero delegado y entre los puntos del orden del día que han aprobado los accionistas se destacan la política de dividendo y de retribuciones, así como el nombramiento de Sheila Bair como consejera independiente.

El presidente de Santander, Emilio Botín, adelantó a finales de enero que el Consejo propondría a la Junta aprobar un dividendo bruto por acción con cargo a los resultados de 2013 de 0,60 euros por acción. Este importe, que el banco ha mantenido en el pago del dividendo en los últimos cinco años en plena crisis económica y cuando otras empresas decidían recortar la retribución a sus accionistas, es el mismo pagado el pasado ejercicio y también se pagará mediante la fórmula del script dividend, es decir, que el accionista podrá elegir entre recibir efectivo o acciones del banco que proceden de una ampliación de capital. Santander es la empresa del Ibex-35 que más cuida la retribución de sus accionistas y la rentabilidad del pago del dividendo alcanza el 10%.

"La mejora de la percepción del banco por inversores y analistas, así como la reducción de la incertidumbre sobre Europa y España han favorecido la evolución de la acción. Desde marzo de 2013 hasta hoy, el retorno total ha sido del 30%", ha celebrado Botín, quien ha aseverado que "la recuperación de la economía española es un hecho. Estoy convencido de que 2014 será un año mucho mejor: vuelve el crédito, vuelve el crecimiento y, más lentamente, también se recupera el empleo".

Por ello, ha garantizado que "España va a ser una de las noticias más positivas en los resultados del Santander en los próximos tres años. Mantenemos nuestra previsión de obtener en 2016 un beneficio en España de 3.000 millones de euros".

La Junta también ha aprobado las cuentas de 2013, cuando el primer grupo bancario español obtuvo un beneficio de 4.370 millones, el 90% más que el precedente ejercicio. El año pasado, Botín cobró tres millones de euros, sin variaciones frente al año anterior, mientras que el consejero delegado, Javier Marín, percibió 4,3 millones. Marín fue nombrado número dos del banco el 29 de abril de 2013, en sustitución de Alfredo Sáenz.

"La excepcional diversificación que tiene el grupo será muy bien valorada"

De la misma manera, la junta, que ha sido la primera en que ha participado como consejero delegado de la entidad Javier Marín, también ha aprobado las cuentas anuales del grupo financiero correspondientes a 2013, cuando ganó 4.370 millones, un 90 % más gracias a la menor necesidad de provisiones.

"Los resultados del pasado ejercicio demuestran la gran fortaleza de Banco Santander ante los escenarios más difíciles", ha destacado Botín, "ha sido un año de transición hacia la normalización de los beneficios del grupo, que se producirá en 2014, 2015 y 2016", ha apuntado el presidente de Santander, quien ha asegurado que la entidad saldrá reforzada "del ejercicio de stress test. Estoy convencido de que la excepcional diversificación que tiene el grupo será muy bien valorada", ha subrayado.

Botín ha puesto especial énfasis en que “la diversificación del Santander es una decisión estratégica muy meditada y confirmada anualmente por el consejo de administración. Este modelo es un factor clave para dar estabilidad a los ingresos, moderar los riesgos y extraer las mejores prácticas para la gestión del grupo. El proceso de diversificación se inició hace cerca de treinta años y tiene por ello un carácter único y difícilmente replicable por la banca internacional".

Igualmente, el banco ha propuesto a sus accionistas la aprobación de la gestión social llevada a cabo durante ese periodo, y la ratificación y reelección de varios consejeros. Entre ellos, la de Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola y O'Shea; hija del presidente del Santander, Emilio Botín; además de la del consejero José Javier Marín; Juan Miguel Villar Mir; Sheila Bair; Rodrigo Echenique Gordillo; Esther Giménez-Salinas i Colomer; y Vittorio Corbo.

Marín, que se estrenaba como consejero delegado de Banco Santander en la Junta Ordinaria, ha declarado que "el objetivo de nuestra transformación comercial es tener más clientes, más vinculados y más satisfechos", y ha garantizado que "estamos analizando todos nuestros mercados y segmentos para asegurar la correcta asignación del capital a los negocios más rentables y con mayor potencial de crecimiento. Segmentar y diferenciar es clave".

Por último, el banco ha pedido autorización a la junta para adquirir acciones propias. En la junta de mañana, la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) representará a pequeños accionistas que han delegado su voto en la asociación, según ha anunciado, y exigirá "explicaciones al banco por la comercialización de sus valores y sus hipotecas abusivas".

Con todo, Botín ha indicado "en Banco Santander estamos haciendo todo lo posible para que ni un solo proyecto viable se quede sin financiación en España. El banco está dando el doble de hipotecas que el año pasado, y la financiación de coches y el crédito a pymes están creciendo".

Contribución de Santander al saneamiento de las cajas de ahorro en España

Durante su intervención en la junta de accionistas, Botín ha destacado que "según han reconocido las autoridades internacionales", con "la fuerte reestructuración que ha experimentado el sector financiero" este "ha salido fortalecido tras la crisis". En este línea ha señalado que Banco Santander "se ha concentrado en reforzar su posición competitiva mediante la ganancia de cuota de mercado en depósitos y la mejora de la competitividad a través de la integración de marcas y del control de costes", y ha recordado asimismo que, desde el inicio de la crisis, "el grupo ha realizado provisiones y saneamientos por 65.000 millones de euros; ha generado 18.400
millones de capital; y todo ello retribuyendo a sus accionistas por el equivalente a 28.100 millones de euros".

"Todo este esfuerzo lo hemos realizado sin ayudas públicas en ninguno de los países en donde estamos presentes", ha enfatizado Botín, "más bien al contrario. La contribución de Banco Santander al saneamiento de las cajas de ahorro en España ha sido muy importante, ascendiendo a 4.000 millones de euros a través de aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos y de la participación en el capital de la SAREB".

Sobre la Unión Bancaria, Botín ha señalado que "ya se han dado pasos muy importantes y, a partir del próximo mes de noviembre, el BCE será el responsable último de la supervisión de todo el sistema financiero europeo y, en particular, de las principales entidades financieras de la eurozona. Estoy seguro de que la supervisión directa del BCE impulsará de forma clara la aplicación de reglas del juego iguales para todos, lo que contribuirá a hacer más evidente la fortaleza del modelo de negocio de Banco Santander".

En su opinión, "el entorno económico es más favorable. Las perspectivas de crecimiento de la economía mundial, según el FMI, van a mejorar en 2014 y 2015". "Pero en esta ocasión", ha asegurado, "el crecimiento será más equilibrado entre economías emergentes y maduras, tomando estas últimas el relevo tras un período de larga atonía. Por primera vez en los últimos años, todos los países donde el grupo está presente tendrán un crecimiento positivo en 2014".

El presidente de Banco Santander ha destacado asimismo "la gran labor del gobierno español en las reformas que está realizando, el esfuerzo de corrección del déficit público y el compromiso político para seguir avanzando en el equilibrio de las cuentas públicas". "Pero es cierto que aún queda camino por recorrer, que la prioridad debe seguir siendo la creación de empleo y que ni el Gobierno ni el sector privado debemos caer en la complacencia", ha advertido. 

"Muy pocos bancos internacionales tienen esta posición competitiva en momentos en los que los cambios en la regulación bancaria ponen en cuestión algunos modelos de negocio y ponen restricciones a algunas actividades de banca de inversión", ha destacado. "Hemos iniciado muy bien el año 2014 y en el transcurso de los próximos trimestres se irá viendo con claridad la tendencia favorable de nuestros resultados. Estoy convencido que esto se reflejará en la cotización de nuestra acción", ha afirmado.

Aumentan los recursos para proyectos sociales

En 2013 la Fundación Botín invirtió 53 millones de euros en sus programas sociales y culturales, el mayor presupuesto de su historia, que supone un aumento del 15 por ciento respecto a 2012.

Prácticamente la mitad de esa inversión fue para las obras del futuro Centro de Arte Botín y la reordenación urbana que se acomete en su entorno, que constituye "el mayor proyecto de la historia" de la institución, según ha señalado su presidente, Emilio Botín. Con estas cifras, la entidad se consolida "un año más" como la primera fundación privada de España por volumen de inversión.

La mitad del presupuesto de 2013 se la llevó el Centro Botín, en concreto, 27 millones de euros para la construcción del edificio diseñado por el arquitecto genovés Renzo Piano y para la reordenación urbana del entorno.

El próximo 22 de julio se inaugurarán ya las obras del entorno y comenzará la actividad cultural y artística del centro, que incluirá una intervención del artista belga Carsten Höller. Pero esa actividad tendrá que limitarse al exterior, porque el edificio no tiene aún fecha de inauguración, un dato que la Fundación concretará "en los próximos meses". Botín ha admitido un "retraso" en los plazos del edificio, pero ha dicho que el proyecto va "colosal", ha antepuesto la "calidad" y ha destacado que el arquitecto quiere que sea una obra "absolutamente única".

Al margen de este proyecto, la Fundación Botín destinó el pasado año 8,4 millones de euros al área de arte y cultura; 4,5 al de ciencia; 2,9 al observatorio de tendencias; 2 millones al programa de educación responsable y 830.000 euros al ámbito de desarrollo rural.

La comunidad cántabra fue la principal beneficiaria de esta inversión, con el 75 % del gasto. No obstante, los programas llegan también a otras regiones y algunos pretenden ampliarse en 2014. Éste es el caso, por ejemplo, del programa de educación responsable, que en 2013 se desarrolló en 95 colegios de Cantabria, Madrid, La Rioja y Navarra, y a partir de septiembre se quiere llevar también a Galicia, Murcia y Extremadura, tal como ha apuntado el director general de la Fundación, Íñigo Saenz de Miera.

En el área de ciencia, se mantiene la apuesta por mejorar la trasferencia tecnológica de los mejores investigadores en biomedicina y, en esa línea, en 2013 se han puesto en marcha tres nuevos proyectos dentro del programa 'Mind the Gap' y se han seleccionado otros tres que se están analizando.

Además, la compañía japonesa Yamada Bee Farm ha invertido 3 millones de euros en Life Length, la empresa de medición de telómeros en la que la Fundación Botín participa con un 26 %. Para 2014 la intención es poner en marcha otros tres proyectos y captar entre 3 y 4 millones de euros de inversión externa.

Por su parte, el programa Talento Solidario, que subvenciona la contratación de profesionales cualificados en paro para proyectos innovadores y sostenibles de organizaciones sociales, financiará este año doce nuevos proyectos y se abrirá una nueva convocatoria. Botín ha explicado que el presupuesto de la Fundación se nutre esencialmente de los dividendos que obtiene por las acciones que tiene en el Banco Santander, donde alcanza una participación del 0,85 % del capital.