El plan de Mas no afecta a las calificaciones

Moody's descarta la independencia de Cataluña "en los próximos dos o tres años"

La agencia de calificación crediticia recuerda que "solo un tercio" de los catalanes apoya con fuerza la secesión; que los políticos nacionalistas han asegurado que solo utilizarán "medios legales"; que es incompatible la independencia con seguir en la zona euro, como pretenden; y que "no se están llevando a cabo preparativos prácticos" para la secesión. Moody's augura que habrá un adelanto electoral, "aumento del ruido político" y una mejora de la financiación sin aumentar la autonomía fiscal.

3 min
La agencia de calificación crediticia Moody's
Redacción
Viernes, 7.03.2014 05:02

Nuevo jarro de agua fría al proyecto independentista promovido por Artur Mas. La agencia de calificación crediticia Moody's considera que  "la independencia de Cataluña es un acontecimiento de baja probabilidad en los próximos dos o tres años".

Así lo recoge un informe publicado este jueves, en el que la agencia -una de las más importantes a nivel internacional- insiste en que trabaja con un "escenario central" que contempla que "la independencia no se materializará en los próximos dos o tres años".

Y lo justifica en el hecho de que, "según la mayoría de los observadores, solo un tercio de la población catalana apoya con fuerza la independencia". "Los políticos catalanes han dejado claro que solo utilizarán medios legales, y que mantenerse en la zona euro es un objetivo político clave. Desde el punto de vista de Moody's, estos objetivos podrían ser difíciles de conciliar con la independencia. Además, no se están llevando actualmente preparativos prácticos para la independencia", añade.

El proyecto secesionista no afecta a las calificaciones

Como consecuencia de este análisis, Moody's indica que "las aspiraciones de independencia catalanas no tienen impacto sobre las calificaciones de España y de Cataluña".

Unas calificaciones que "seguirán siendo afectadas principalmente por las expectativas de crecimiento económico, las expectativas de consolidación presupuestaria y de reducción de la deuda, y en el caso de Cataluña, por el acceso al Fondo de Liquidez Autonómico".

Aunque reconoce que "se produciría una presión a la baja de las clasificaciones si el debate sobre la independencia de Cataluña llegase a afectar negativamente en uno de esos factores".

Habrá ruido político, adelanto electoral y una mejora de la financiación

El informe de Moody's va más allá y se atreve a aventurar que "es probable que el Gobierno regional catalán convoque elecciones anticipadas si el Gobierno español declara inconstitucional la petición del Gobierno catalán para celebrar un referéndum o una consulta a los ciudadanos catalanes (por ejemplo, una votación legal no vinculante)".

De hecho, la agencia "prevé que mientras tanto haya un aumento del ruido político en torno a esta cuestión, puesto que ambas partes defienden sus posiciones".

Finalmente, Moody's constata que "el apoyo a la independencia también podría verse afectado por el resultado de las actuales negociaciones entre los gobiernos central y regional en torno a un nuevo sistema de financiación autonómico". "Cataluña se ha quejado largamente de que el actual sistema la deja en desventaja respecto a otras regiones. Las negociaciones está en una etapa inicial, pero Moody's espera un sistema reformado que sea más beneficioso para Cataluña, pese a que las demandas de la región para conseguir una mayor autonomía fiscal es poco probable de que se cumplan", concluye.