Revista de prensa

Rajoy mueve ficha y Moragas ya negocia sobre el terreno

Los periódicos atisban un conato de deshielo entre Moncloa y Generalidad a través de una oferta de "concierto fiscal" a la catalana a cambio de que Mas desista de su "hoja de ruta".

12 min
Pablo Planas
Viernes, 28.03.2014 09:42

Abc: "La Policía cree que los violentos buscan 'desestabilizar el Estado'". Fotografía firmada por Salvador Sas, de Efe. Unas adolescentes queman banderines españoles.

El Mundo: "Rajoy ofrecerá a Mas mejorar la financiación para Cataluña". Fotografía de Obama y el Papa.

El País: "Censura unánime del Poder Judicial a la Ley de Seguridad". Fotografía para el Papa y Obama.

La Razón: "Marruecos construye un foso para que los inmigrantes no salten la valla". Foto panorámica de la frontera, de Efe.

Ara: "El poder judicial tumba la ley de Fernández Díaz". Fotografía Obama y el Papa.

El Periódico: "España es segunda en pobreza infantil en la UE". Fotografía para Obama y el Papa.

El Punt Avui: "La economía catalana, más internacional que nunca". Fotografía para el ciclo "Moment Zero" organizado por el diario. El juez Santiago Vidal dice que la sentencia del TC es "inconstitucional". Miquel Sàmper, presidente del Consejo de la Abogacía Catalana, que es "infumable".

La Vanguardia: "La crisis se come un 15% de la hucha de la Seguridad Social". Foto, Obama y el Papa.

Señales de humo en el proceso catalán. En El Mundo y en el Ara otean un escenario de distensión. Rajoy está dispuesto a mover ficha. Y no sólo eso, la parte contraria se muestra partidaria de escuchar a ver qué se dice. La maniobra es una reposición del pacto fiscal, lo que sería un concierto catalán. Jorge Moragas está sobre el terreno, según recoge una fotografía de La Vanguardia, en la que aparece en las escalinatas del Parlamento autonómico catalán flanqueado por Alberto Fernández, Alicia Sánchez-Camacho y Enric Millo. En el pie se apunta que el objeto de la visita del jefe de gabinete de Rajoy no era inspeccionar la sede física de la soberanía jurídico-política catalana sino analizar la estrategia del desembarco de altos cargos del PP en Cataluña con el triunvirato dirigente del PPC.

Mientras Moragas se paseaba impunemente por la santabárbara del proceso (el parlamento), un grupo de togados ocupaba el vestíbulo de la sede del PPC, una simpática maniobra de los abogados de colectivos contrarios la ley de seguridad, la del aborto, la de extranjería, etcétera, etcétera. Una hora permanecieron en la sede popular, el turno de oficio de la revolución. No hubo incidentes, dice la crónica del Avui. Los abogados lucen sus togas. Gran simbolismo, los abogados al asalto del poder político, pero sin malos rollos, todo muy pacífico, como en un ensayo del 10 de noviembre, la fecha teórica de la desconexión en la que habrá que garantizar el normal funcionamiento de todo, incluida la sede del PP. ¿O no?

En Libertad Digital, Ketty Garat aporta un detalle muy significativo sobre la situación en general. Ocurrió el jueves en los pasillos del Congreso de los Diputados. Duran Lleida se despidió ante un grupo de periodistas con la siguiente pregunta retórica: "¿Pero alguien se cree de verdad que el 9 de noviembre habrá consulta?". Es un "tetris" en el que las piezas podrían encajar. El pacto para mejorar la financiación del que habla El Mundo es una información de Marisa Cruz y Marisol Hernández:

"El Gobierno y las fuerzas políticas empiezan a moverse con la vista puesta en el debate especial que ya se prepara para el próximo 8 de abril, cuando el Congreso discuta, y rechace, la petición del Parlamento [autonómico] para que se transfiera a la Generalidad la competencia de celebrar un referéndum de corte independentista. La ocasión se presenta como la última oportunidad para intentar encontrar algún terreno de entendimiento entre el Ejecutivo central y el [autonómico] catalán. Ayer, desde el PP se apuntaba a la intención de Mariano Rajoy de dejar abierta una puerta al diálogo, una vía de descompresión que alivie la tensa relación entre Madrid y Barcelona. El campo propicio se puede encontrar, según las fuentes populares consultadas, en la inminente negociación de un nuevo sistema de financiación autonómico".

En el Ara, la crónica es de Joan Rusiñol, que anota la clave estratégica de que la oferta de Rajoy pretende el efecto de que sea Convergència quien haga desistir a Mas de su "hoja de ruta". El punto ciego de la estrategia es la "Assemblea Nacional Catalana", volcada en los preparativos de la próxima Diada, que se anuncia como el "novamás", un "megaselfie" de masas.

Otros periódicos, como La Vanguardia, reparan en la oferta que prepara Artur Mas. La crónica es de Jordi Barbeta:

"El Gobierno y los grupos del bloque soberanista del Parlamento [autonómico] consideran absurdo que el Tribunal Constitucional haya anulado la declaración política de la cámara catalana sobre las aspiraciones mayoritariamente apoyadas por el pueblo de Cataluña. Constatan que anulando la declaración el Tribunal no desaparece la aspiración. Sin embargo, después de un análisis reposado de la sentencia sobre la declaración soberanista, los estrategas del Gobierno [autonómico] han llegado a la conclusión de que los argumentos del Tribunal serán de gran utilidad para defender la legitimidad y la legalidad de la consulta del 9 de noviembre. Lo más probable es que el debate del próximo 8 de abril en el Congreso de los Diputados se convierta en una paradójica competición a ver quién defiende mejor sus posiciones utilizando los mismos argumentos que la salomónica sentencia del Tribunal Constitucional".

Las sentencias hay que leerlas dos veces. Así lo hace Federico Jiménez Losantos en El Mundo, de modo que la táctica de Mas no es tan voluntarista como pudiera parecer. "Lo que podían (los magistrados del TC), y han hecho, es introducir, sin venir a cuento, que el nebuloso 'derecho a decidir' cabe en la Constitución mediante reformas legales. Requetefalso. Pero la Roca del TC ha dicho que 'el problema es político'; y el Roca de CiU y la Zarzuela que 'no dialogar es de burros'. Curiosamente, el burro es el símbolo del separatismo catalán. Lo asnal es no querer ver que da coces".

El encaje del "derecho a decidir" en la Constitución pasaría por una reforma, camino inevitablemente más largo y complejo que el plan de la ANC. Es la vía ortodoxa para alcanzar la cima del Everest, pero requiere de paciencia, resistencia y la bondad de las condiciones ambientales. Francesc de Carreras, que hacía mucho tiempo que no frecuentaba las páginas de La Vanguardia, escribe sobre "seny", "rauxa" y la perspectiva constitucionalista de tales conceptos. Dice el profesor De Carreras:

"Seny y rauxa, ¿tienen algo que ver con una Constitución? Tienen mucho que ver, es más, una Constitución, entre otras cosas, es un instrumento del seny para los momentos en que una sociedad está dominada por la rauxa. En efecto, la Constitución es una norma jurídica más estable que las demás porque su método de reforma es más complejo y difícil. Ello implica, por un lado, que su tramitación es más dilatada en el tiempo, lo cual comporta un mayor esfuerzo de reflexión y razonamiento; y, por otro, necesitan ser aprobadas por amplias mayorías, lo cual obliga al pacto, al acuerdo, para lo cual se requiere sensatez, buen sentido y equilibrio emocional".

Lo resume de forma magistral el propio De Carreras en línea y media: "Una Constitución es aquello que se decide cuando se está sobrio en previsión de que un día se esté ebrio". Es la frase yin del día. La yang corre a cuenta de Miquel Sàmper, presidente del Consejo de la Abogacía Catalana, que protagonizó junto a Santiago Vidal, el juez partidario de la consulta, un acto de El Punt Avui, el ciclo "Moment Zero", con la colaboración de "Born Centre Cultural". Dijo Sàmper que el fallo era "infumable". ¿Fumarse una sentencia? Habría que estar muy ebrio y no lo recomiendan ni los fumadores de picadura. La crónica es de Anna Romero, que recoge las dudas de Vidal. Opina el magistrado que la inclusión del concepto "derecho a decidir" en la Constitución es una "trampa" porque requiere de mayorías "imposibles de conseguir".

En La Razón destaca el artículo de Toni Bolaño sobre el artículo fantasma de Roger Albinyana, secretario de Exteriores de la Generalidad o algo por el estilo. Los lectores de CRÓNICA GLOBAL ya saben de qué va: la funesta manía de los percebes de imponer que los pulpos son un animal de compañía. Albinyana, que escribió una carta al director del Miami Herald y la convirtió en un artículo de opinión con versales. Recuerda Bolaño otros sucedidos semejantes; el currículo de Rahola, la no sentencia de La Haya y más "fantasmadas".

En Abc siguen de cerca la actualidad italiana, ejercicio comparativo que depara sorpresas. El nuevo primer ministro, Matteo Renzi, parece un hombre de acción que se balancea entre los gestos, un gobierno paritario, y los grandes gestos. "El Senado de Italia aprueba la supresión de las provincias para ahorrar". Es la mayoría que sostiene a Renzi. La crónica es del corresponsal en Roma (uno de los puestos del Abc de más solera), que en la actualidad ostenta Ángel Gómez Fuentes. Dice Gómez Fuentes:

"Por fin, Italia elimina las provincias, una reforma que desde hace años se invocaba en la república. El primer ministro, Matteo Renzi, ha querido dar un mensaje fuerte al país con la aprobación de esta ley en el Senado (160 votos a favor, 130 en contra) que ahora debe recibir el visto bueno del Congreso. La supresión de las 73 provincias tiene un gran valor simbólico porque es un primer paso en el gran objetivo de Renzi de reducir de inmediato los costes de la política y de la Administración. El primer ministro aseguró que el ahorro será de unos 800 millones de euros. No es una cantidad exorbitante, pero Renzi asegura que así envía al país 'un mensaje claro, fuerte y neto': 'Tres mil cargos políticos menos es la premisa para volver a dar confianza y esperanza a los ciudadanos', señaló".

Podría pensarse que una provincia italiana es como un diputación española, pero no debe ser el caso si el ahorro es de 800 millones, que es lo que cuestan ocho futbolistas como Neymar. Es más plástico lo de los tres mil cargos menos, pero tampoco cuadran las cuentas. Tres mil políticos menos, tres EREs de una gran empresa. Italia es la estética. Los tres mil de Renzi.

Las páginas de internacional de los diarios recogen el caso de Iwao Hakamada, 46 años en el corredor de la muerte nipón por unos crímenes que no cometió. Perdió la cabeza tras perder el juicio, una locura. Era un boxeador al que interrogaron durante 22 días seguidos. Era 1966. Enloqueció en prisión. Ayer salía de la cárcel. Es como un personaje de "Alguien voló sobre el nido del cuco". Es la desgracia del día, el pasapágina de la familia Mortada de El Vendrell.

La confusión del día es la foto de la gabarra (un barco-grúa) que pasó por ser un avión de pasajeros caído al mar durante ocho minutos. Lo cuenta Bernardo Sagastume en Abc. Un tuit del 112 canario alertaba del accidente. A los ocho minutos, otro tuit daba por falsa la alarma. El avión precipitado al mar era un remolcador tirando de una embarcación. Es decir, un espejismo o una prueba de agudeza visual fallida. Hasta la BBC envió una alerta a sus usuarios de móvil con el aviso del accidente aéreo. El revuelo global duró una hora. Es la psicosis inducida, el rastreo infructuoso del avión malayo y un ambiente punto milenarista. Revival de Triángulo de las Bermudas.

La madrugada del sábado al domingo se adelanta una hora el reloj. A las dos serán las tres. Para adaptar los ritmos circadianos a las rutinas de la vigilia y el sueño, los naturistas recomiendan no tomar cafeína por las mañanas ni alcohol por las noches. Ya lo saben pues: Alcohol por la mañana y cafeína por la noche.

28 de marzo, San Sixto III, Papa.

Comentar