"el voto no puede ser ilegal"

Rajoy: "Situarse por encima de la Constitución es semáforo rojo"

El presidente del Gobierno ha defendido la Carta Magna como garante último de que el referéndum secesionista "no se puede celebrar". En respuesta a las demandas del independentista Alfred Bosch (ERC), Rajoy ha declarado que "sin ley, no hay democracia", y que si no le gusta lo que propone la Constitución, puede proponer una reforma de la misma mediante "los cauces legales apropiados".

2 min
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
Redacción
Miércoles, 19.03.2014 12:13

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido con contundencia este miércoles a las exigencias del diputado de ERC, Alfred Bosch, quien le ha reclamado que pusiera "el semáforo en verde" y permitiera la celebración del referéndum planteado por el Gobierno de la Generalidad. "Situarse por encima de la Constitución es semáforo rojo", ha zanjado Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha subrayado, en la sesión de control en el Congreso de los Diputados, que "no habrá referéndum. No se puede celebrar. La capacidad de decisión es del conjunto del pueblo español". "Ni usted, ni yo, ni esta Cámara podemos hacerlo en su lugar", ha objetado a las demandas de Bosch.

El diputado independentista, sin embargo, le ha reprochado que "no cambie de actitud". "Verde que te quiero verde. Ponga el semáforo en verde, que lo tiene siempre en rojo", le ha espetado a Rajoy, a quien ha retado, incluso, a que "haga una propuesta" y consulte a todos los españoles si lo prefiere.

"El voto no puede ser ilegal"

"Si no cambia el semáforo puede provocar un accidente", ha razonado Bosch, "nosotros siempre cruzamos en verde, pero si el semáforo no cambia ya encontraremos un paso de cebra", ha advertido, añadiendo que, según su opinión, en Cataluña hay "millones de personas que esperan".

Con todo, el portavoz de ERC en el Congreso ha argumentado que "el voto no puede ser igual", y ha recurrido al BOE nº 103 de 1977, es decir, del periodo constituyente, donde se menciona el derecho a la libre determinación de los pueblos -en realidad, texto por el que España ratificaba el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos suscrito por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1966- para justificar la pretensión de un referéndum secesionista de acuerdo con la ley.

La apelación no ha alterado la firmeza de Rajoy, quien ha advertido a Bosch de que, "sin ley, no hay democracia". Asimismo, le ha recomendado que, si no le gusta lo que, finalmente, propone la Constitución, puede proponer una reforma de la misma mediante "los cauces legales apropiados".

Rajoy, finalmente, ha considerado que catalanes y demás españoles "deben seguir juntos compartiendo la misma historia". "Lo que hemos hecho hasta ahora ha merecido la pena", ha afirmado tras citar la propia Constitución, el ingreso en la Unión Europea y la entrada en el euro. "No quiero", ha declarado, "una Cataluña empobrecida, fuera de la UE, de la ONU y al margen de los Tratados". "No se lo merece. Ni siquiera se lo merece usted", ha resuelto.

Comentar