Roca: "Mal momento para instrumentalizar"

Mas aprovecha la muerte de Suárez para lanzar un dardo a Rajoy

Pide políticos con "coraje" y que "no miren hacia otro lado", para "enfrentar" los "grandes retos", en referencia velada al proyecto secesionista. El histórico de CDC Miquel Roca le reprende, y Jordi Pujol se limita a reconocer la figura de Suárez.

3 min
El presidente de la Generalidad, Artur Mas, ante el féretro del expresidente Adolfo Suárez
Redacción
Lunes, 24.03.2014 19:46

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, se ha sumado este lunes a la práctica totalidad de políticos españoles que han tenido palabras de reconocimiento y respeto para la figura y la obra del expresidente Adolfo Suárez, fallecido este domingo. Con la particularidad de que sus palabras pueden ser fácilmente interpretadas como un ataque a su sucesor actual, Mariano Rajoy. Y, muy probablemente, en el marco del desafío independentista que plantea el propio Mas.

Mas, en declaraciones tras visitar la capilla ardiente de Suárez, en el Congreso de los Diputados, ha afirmado que la mayor parte de los ciudadanos de Cataluña siente "respeto", y además "reconocimiento, consideración y admiración a la obra de gobierno y de quehacer político de Suárez, y a lo que fue capaz de hacer". Acto seguido, no obstante, han llegado las críticas veladas.

Así, ha dicho que "algo podemos aprender todos de la gran visión que tuvo Suárez en momentos difíciles", y que sus valores "tienen plena vigencia, pero se echan algo a faltar". Ha sostenido que Suárez "se atrevió, actuó con gran valentía, arriesgó, ganó y se quemó o le quemaron". Y que, "en los momentos actuales", dirigentes con su "visión, sentido y características" son "especialmente" necesarios. Por todo ello, ha pedido políticos que "no miren hacia otro lado".

"Quién lo ha visto y quién lo ve"

Refiriéndose ya explícitamente a Cataluña, Mas ha recordado que Suárez fue artífice de la recuperación de la Generalidad, en un gesto que ha considerado muestra de coraje político. Añadiendo un significativo: "Quién lo ha visto y quién lo ve".

"A grandes retos, grandes soluciones que no pueden ser las típicas ni las clásicas", ha añadido Mas, que ha pedido "un gran poder de imaginación y de coraje político para enfrentar estas situaciones", en clara alusión al reto secesionista.

Las palabras de Mas no han sentado demasiado bien en un histórico ex dirigente de CiU y CDC como Miquel Roca, ponente de la Constitución y diputado nacionalista en el Congreso desde las primeras elecciones legislativas, en 1977, hasta 1995.

Preguntado expresamente por las declaraciones de Mas, ha recalcado que "este es un mal momento para instrumentalizar" la figura de Suárez. "Compararlo con algo a mí no me va. Le valoro por sí mismo, por lo que aportó y lo que hizo, y de la manera y el estilo con que lo hizo. Pero hoy no toca", ha afirmado.

Pujol se deshace en elogios

También ha diferido notablemente del tono de Mas el anterior líder de CiU y anterior presidente nacionalista de la Generalidad, Jordi Pujol, que se ha limitado a los elogios a la figura de Suárez y a su labor.

"Siempre valoré su valentía, su audacia y su buena fe. Porque aunque tenía, naturalmente, como todos los políticos, sus argucias, su buena fe era de fondo", ha proclamado Pujol, que se ha referido a Suárez como "referente".

Pujol también ha celebrado que Suárez haya suscitado "tanta adhesión sincera" tras su muerte, incluso por parte de "gente que en su día no lo valoró o no se entendió con él". "Hoy da la sensación de que toda esa gente dice 'qué gran hombre hemos tenido', y eso es bueno para la memoria de Suárez y de quienes lo quisieron, pero también para el conjunto del país", ha concluido.

Comentar