Mas "ha dejado de atender a lo necesario para prometer lo imposible"

Sáenz de Santamaría: el Gobierno no permitirá "que ningún español se convierta en extranjero dentro de su país"

La vicepresidenta del Gobierno asegura en Barcelona que "no habrá" referéndum secesionista y contrapone el discurso del independentismo a los "vínculos afectivos, de sentimientos, de cercanía, cariño y orgullo", más allá de los "jurídicos", que unen a Cataluña con el resto de España.

4 min
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en el acto de este domingo en Barcelona
Redacción
Domingo, 30.03.2014 15:27

El Gobierno "cumplirá su obligación" y no permitirá "que ningún español deje de ser europeo y se convierta en extranjero dentro de su país". Así lo ha asegurado este domingo en Barcelona la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante un acto con motivo de las próximas elecciones europeas del 25 de mayo.

Sáenz de Santamaría ha apelado durante su discurso a la "España solidaria" y ha contrapuesto el mensaje del independentismo a los "vínculos afectivos, de sentimientos, de cercanía, cariño y orgullo", más allá de los "jurídicos", que unen a Cataluña con el resto de España.

"En la cultura política europea no hay espacio para los que quieren romper el proyecto de concordia y convivencia. Nadie quiere compartir un proyecto común con los que quieren romper España. El que quiere dividir y separar a Cataluña del resto de España no tiene cabida en el proyecto europeo de solidaridad, concordia y convivencia", ha insistido.

La Generalidad "no ha actuado" como gobierno de los catalanes

La vicepresidenta del Gobierno también ha reivindicado la labor del Gobierno en Cataluña:

"Es el Gobierno de España el que más se ha preocupado y se ocupa de Cataluña. Que nadie entienda en ello un reproche, lo digo porque es la realidad, porque los catalanes también tienen en España su gobierno y porque el que tienen aquí no siempre ha actuado como tal. El Gobierno de la Generalidad ha dejado de atender a lo necesario para prometer lo imposible. La primera función de un gobernante es garantizar los derechos de quienes nos eligen y no prometer otros que no existen".

Sáenz de Santamaría ha criticado, sin citarle, al presidente de la Generalidad, Artur Mas, porque "no se puede asegurar ningún derecho incumpliendo la ley que los ampara todos". "Ni fuera del Estado de derecho tienen contenido los derechos, ni tienen legitimidad los estados", ha añadido.

Y ha reiterado que "la primera función de un gobernante, la que da sentido a los demás es cumplir la ley, acatar las sentencias siempre, cuando gustan y cuando no gustan, y respetar el marco constitucional, porque en él está nuestra legitimidad y sus límites; en él están las reglas del juego y cómo cambiarlas". La dirigente popular ha asegurado que "eso es lo que unánimemente les ha dicho Tribunal Constitucional" a los nacionalistas.

"No habrá referéndum para la independencia de Cataluña con este Gobierno"

Sáenz de Santamaría ha garantizado que "el Gobierno de España cumple su función y, ya os lo digo, va a cumplir con su obligación". "Ello significa, primero, velar por el respeto a la ley y a los tribunales, por la vigencia de la Constitución y la supremacía del Estado de derecho, por los derechos de todos los españoles y de todos catalanes. Eso significa, segundo, que no podemos disponer lo que no pertenece a nadie sino a todos los españoles: la soberanía nacional. Que no podemos autorizar lo que no depende de nosotros y no podemos permitir que alguien decida o declare unilateralmente lo que a todos nos afecta", ha explicado.

Y ha subrayado que "no hay nada que legitime sencillamente esa pretensión porque está fuera de la ley, y lo que está fuera de la ley está fuera de la democracia. Eso significa, en definitiva, que no puede haber un referéndum para la independencia en Cataluña y que no lo habrá con este Gobierno".

Además, ha advertido de que "no se puede ocultar como sería Cataluña sin España", y hacerlo no responde a un mensaje que pretenda infundir miedo, ha asegurado, sino que busca alertar de los riesgos que conllevaría un referéndum secesionista.

Comentar