Alerta de que el Estado podría "crear enfrentamientos y violencia"

Un ex director de los Mossos acusa a los dirigentes de PP y C's de tener "cerebros enfermos" y al Estado de "crear violencia"

Miquel Sellarès carga contra PP y Ciudadanos por denunciar el documento de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que insta a la Generalidad a declarar unilateralmente la independencia de Cataluña en Sant Jordi de 2015 y anima a que, posteriormente, "todos los ciudadanos" de Cataluña tomen "el control de las grandes infraestructuras, fronteras, puertos, aeropuertos, la seguridad pública, las comunicaciones, etc".

5 min
Redacción
Martes, 18.03.2014 16:03

El que fuera primer responsable de los Mossos d'Esquadra, Miquel Sellarès, ha cargado este martes contra los dirigentes de Ciudadanos y del PP acusándoles de tener "cerebros enfermos" por alertar del riesgo de que el proyecto independentista promovido por Artur Mas genere violencia, y ha asegurado que es "el Estado directamente o sus cloacas" quien podría "traernos la violencia" a Cataluña.

"Me preocupan mucho estos dirigentes políticos de Ciudadanos y del PP que cada día nos hablan de una violencia que sólo existe en sus cerebros enfermos. Eso sí me preocupa. Porque este país [por Cataluña] avanzará como siempre ha hecho sin ni una sola violencia", ha señalado durante una tertulia en TV3.

Y ha insistido en que "en estos procesos a veces se cumplen los manuales, y cuando se fracasa en todo [...] podrían caer en la tentación -que eso se hace y se organiza- de traernos la violencia, de exportarnos la violencia de fuera; y eso los catalanes lo hemos de cortar".

Alerta de que el Estado podría "crear enfrentamientos y violencia"

Sellarés ha indicado que el Estado podría "crear enfrentamientos y violencia" en Cataluña. Algo que, en su opinión, sería "pagado" porque "incluso el GAL eran chorizos de fuera" ya que "nunca han sido lo bastante patriotas españoles para hacerlo". "Pueden pagar a los mismos que hicieron el GAL para hacer ciertas cosas", ha añadido.

También ha señalado que, aunque es poco probable, "el Estado o directamente sus cloacas, que es lo mismo" podrían generar violencia. "Hemos de ser absolutamente intolerantes con estos dirigentes que hablan de violencia y les hemos de cortar de raíz", ha reiterado, y ha concluido señalando:

"Eso lo digo en todo los actos que hago con los Mossos d'Esquadra, diciendo que tenemos una suerte aquí en Cataluña: que tenemos la policía de Cataluña, que ha dado dos imágenes: el día de la Via [Catalana per la Independència] protegieron toda la Vía, pero el 12 de octubre la señora Camacho y el señor este que acostumbra ir en bolas de Ciudadanos [por Albert Rivera] pues se manifestaron en la Plaza de Cataluña protegidos por los Mossos. Y los señores estos que vinieron de Madrid en autobús de la extrema derecha se reunieron en Montjuic protegidos por los Mossos y después se volvieron protegidos por los Mossos. O sea que aquí permitimos todo pero sin ninguna dosis de violencia. Este para mí ha de ser el gran eslogan de los próximos meses: cuidado la tentación de la violencia".

Sellarès se refería, entre otras, a unas declaraciones realizadas por el número dos de la lista de Ciudadanos para las elecciones europeas de mayo, Juan Carlos Girauta, quien el viernes pasado, durante un debate en 8TV, calificó de "golpista" a la presidenta de la Assemblea Nacional Catalana, Carme Forcadell, después de conocerse un informe de esta entidad -adelantado por CRÓNICA GLOBAL-. Ese documento instaba a la Generalidad a declarar unilateralmente la independencia de Cataluña en Sant Jordi de 2015 y animaba a que, posteriormente, "todos los ciudadanos del país [por Cataluña]"  tomaran "el control de las grandes infraestructuras, fronteras, puertos, aeropuertos, la seguridad pública, las comunicaciones, etc".

Sellarès: una trayectoria de permanente polémica

Sellarès ha sido director de Seguridad Ciudadana de la Generalidad (1983-1984), presidente de la Fundació Centre de Documentació Política, secretario de Comunicación de la Generalidad (2003-2004) y candidato de ERC en las elecciones generales de 2011.

En 2004, tuvo que dimitir como secretario de Comunicación de la Generalidad durante el primer tripartito al descubrirse que había ordenado elaborar unos informes secretos para controlar los medios de comunicación en Cataluña, y posteriormente reconoció en un libro que durante su mandato como director general de Seguridad Ciudadana de la Generalidad, en 1983, ordenó a los Mossos d’Esquadra espiar al entonces gobernador civil de Barcelona, Ferrán Cardenal, afirmando: "Me siento especialmente orgulloso de que Cardenal mirase a su espalda cuando salía de algún lugar".

Ha sido vocal de la junta directiva de Òmnium Cultural y es presidente del Centre d’Estudis Estratègics de Catalunya (CEEC), una entidad creada por él mismo a finales de los años 90 que pretende actuar como think tank en materia de seguridad y de defensa. Esta entidad, entre otras cosas, ha realizado informes asesorando a la Generalidad sobre los pasos a seguir para echar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil de Cataluña, o diseñando las bases de un futuro ejército catalán.

Un informe de la Sindicatura de Cuentas detectó numerosas irregularidades contables en la Fundació Centre de Documentación Política -ya clausurada, tras años recibiendo subvenciones multimillonarias por parte de la Generalidad- en 2009, como que las subvenciones de la Generalidad las ingresaba en su cuenta personal y no justificaba su destino, o que la fundación concedía préstamos sin justificar a otras entidades controladas por él.

Son habituales sus artículos en la prensa en los que carga contra los no independentistas, a los que acusa de "quintacolumnistas" o de "minorías unionistas, bien untadas y pagadas" que quieren "exterminar y asimilar" Cataluña y a las que "habrá que enfrentarse", "poner fin" o "darles una respuesta contundente".

Comentar