Es "frívolo" plantear que "no cambiaría nada" tras la secesión

"Algunos economistas están jugando sucio, presentando escenarios inverosímiles que minimizan los costes de la independencia"

José Luis Feito, Clemente Polo y Ángel de la Fuente presentan en Barcelona la segunda parte del informe 'La cuestión catalana', editado por el Instituto de Estudios Económicos, en el que refutan buena parte de los argumentos que el independentismo esgrime para defender la secesión de Cataluña.

5 min
Clemente Polo, José Luis Feito y Ángel de la Fuente, durante la presentación del informe 'La cuestión catalana II. Balanzas fiscales y tratamiento fiscal de Cataluña', este jueves en Barcelona
Alejandro Tercero
Viernes, 4.04.2014 06:18

"Algunos economistas partidarios de la independencia están jugando sucio. Están haciendo hipótesis presentando escenarios absolutamente inverosímiles con el único fin de minimizar los costes de la independencia". Así de contundente se ha mostrado este jueves el catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) Clemente Polo, durante la presentación del informe 'La cuestión catalana II. Balanzas fiscales y tratamiento fiscal de Cataluña'.

El estudio, editado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), es la segunda parte de otro elaborado hace ahora un año, y se centra en dos cuestiones: responder a la pregunta de si Cataluña sufre un supuesto maltrato fiscal, como se plantea desde el independentismo; y responder a los que aseguran que la secesión significaría una mejora económica para Cataluña.

La presentación -que ha tenido lugar en el Círculo Ecuestre de Barcelona- ha contado con los dos autores del informe -el citado Polo y el economista investigador del Instituto de Análisis Económico del CSIC, Ángel de la Fuente- y con el presidente del IEE, José Luis Feito.

Es "frívolo" plantear que "no cambiaría nada" tras la secesión

Polo ha cargado duramente contra los que presentan la independencia como "la panacea" económica para Cataluña, a quienes ha acusado de presentar argumentos "falaces" y "frívolos" con "hipótesis no aceptables".

El catedrático ha destacado que la secesión dejaría a Cataluña fuera de la UE, y ha asegurado que las estimaciones de que el PIB de Cataluña solo caería entre un 1% y un 2% -como plantean algunos economistas independentistas- no es creíble, puesto que la caída de las exportaciones al resto de España o a la UE sería muy importante.

Polo ha denunciado que los análisis de los independentistas se basan fundamentalmente en que, tras una secesión, "no cambiaría nada", por lo que los cálculos los basan en los datos actuales, pero la realidad es que se produciría una importante salida de Cataluña de las entidades financieras y de otras muchas empresas por los problemas de financiación que supondría estar fuera de la eurozona, y esto conllevaría una reducción sustancial del PIB.

"El panorama no puede ser más negro", ha insistido, "pese a que nos llamen catastrofistas o agitadores del miedo". "Lo inversímil son los escenarios de cartón-piedra que dibujan, en los que tras la independencia no pasa nada, pero la realidad es que las consecuencias podrían resultar absolutamente desastrosas", ha sentenciado.

"El sistema de financiación autonómica no tiene un sesgo anticatalán"

De la Fuente, por su parte, ha comparado los datos de financiación de Cataluña con los del resto de CCAA y con los länder alemanes, y ha llegado a la conclusión de que, aunque mejorable, "el sistema de financiación autonómica no tiene un sesgo anticatalán", puesto que Cataluña se sitúa "en la media". 

El economista del CSIC ha asegurado que "cuando nos comparamos con otros sitios comparables, vemos que la situación catalana no llama en absoluto la atención, no es rara, es normal, no es la excepción". De hecho, ha insistido, "con el sistema alemán, por ejemplo, quedaríamos exactamente igual que estamos".

De la Fuente ha insistido en que "llevamos mucho tiempo oyendo una campaña de márketing muy persistente y muy exitosa", la de que "España nos maltrata fiscalmente", que no se corresponde en absoluto a la realidad. Una muestra de ello es la utilización política de las balanzas fiscales por parte del nacionalismo catalán, cuando, según el método defendido por él -el del flujo del beneficio neutralizado-, el saldo negativo medio de Cataluña se sitúa en torno al 5% del PIB anual, que es aproximadamente "lo que le toca" en función de su nivel de renta y de su población ajustada, como hacen "todos los estados civilizados que conocemos".

"El Gobierno no ha comparecido" en Cataluña

Durante la cena-debate que se ha celebrado después de la presentación, Feito ha lamentado que no haya habido "una contrapartida" por parte del Gobierno frente a la propaganda nacionalista del discurso victimista. "El Gobierno no ha comparecido, está ausente, está missing, y aquí venimos poco. Y cuando venimos siempre nos dan golpes. Es una contienda desigual", ha asegurado.

El presidente del IEE ha advertido de que "el día que se piense que se vaya a anunciar una Cataluña independiente, aquí habrá hiperinflación y todo lo demás". En ese momento, ha insistido, "aquí no va a quedar nada, el dinero saldrá masivamente". Aunque también ha reconocido que la secesión de Cataluña también sería "una tragedia" para el resto de España.

Uno de los asistentes ha planteado que, tras una hipotética independencia, la UE y el resto de España serían los primeros interesados en que Cataluña entrase en la UE porque, de lo contrario, Cataluña podría bloquear el tráfico terrestre de mercancías españolas a Europa, podría renunciar a asumir la parte proporcional de la deuda del Estado que le toque, y podría impagar las deudas que tiene con los bancos alemanes. Feito, en cambio, ha asegurado que, precisamente, esos son algunos de los motivos por los que ni la UE, ni el Gobierno de España permitirá la secesión de Cataluña.

Comentar