A Europa por la vía 'trilera'

5 min
Lunes, 21.04.2014 12:28

Han constituido un "Consejo Asesor para la Transición Nacional" a medida, con miembros nombrados por el Presidente de la Generalidad, incluyendo, entre otras, personalidades de conocida "neutralidad" en la materia como Pilar Rahola, Salvador Cardús, Carles Boix…, que elabora el informe que toca en cada estación de la ruta hacia la mítica independencia.

Después del debate en el Congreso de los Diputados del 8 de abril, en la perspectiva del ensayo plebiscitario de las elecciones europeas del próximo 25 de mayo, en ascenso la ofensiva de los federalistas y otros oponentes, con la creciente asimilación por la opinión pública catalana que el aventurismo secesionista dejaría a Cataluña fuera de la UE, con todo eso y más consideraciones muy suyas, les ha parecido que era el momento oportuno para que el Consejo Asesor presente "Las vías de integración de Cataluña en la Unión Europea".

Recordemos cuales son en síntesis las vías: a) Cataluña seguiría dentro de la UE sin solución de continuidad; b) una integración rápida, ad hoc, sin alteración efectiva de las relaciones preexistentes entre Cataluña y la UE; c) una adhesión ordinaria en base al artículo 49 del Tratado de la UE y a la cola de los candidatos actuales; d) una exclusión de la UE sine die.

El juego de manos "trilero" consiste en poner sobre la mesa dos anhelos, a) y b), y dos probabilidades, c) y d), barajar las cartas y dar por acertado el escenario a), si éste no salía, dar por bueno el b) y descartar por políticamente y pragmáticamente imposibles los escenarios c) y d).

Francesc Homs, el portavoz del Gobierno de la Generalidad, considera el informe el ejercicio más sólido, transparente, riguroso, el más completo que se ha publicado hasta ahora. Sus comentarios y las palabras de presentación del informe de Carles Viver Pi-Sunyer, presidente del Consejo Asesor, sonrojan por la frivolidad con que tratan una cuestión tan trascendente para Cataluña, España y Europa, por la vacuidad de los argumentos utilizados, por la apelación falaz a meras ilusiones ("el pragmatismo de la UE", "se impondrá una solución política", "no pueden dejar fuera 7,5 millones de catalanes que son y que se sienten europeos", "Cataluña sería un contribuyente neto al presupuesto comunitario"…), por el contumaz desdén a la reiterada advertencia de portavoces de la UE en el sentido que una Cataluña independiente se convertiría en país ajeno a la Unión, advertencia tildada de puro comentario sin ningún valor constrictivo.

Asesores y asesorados pretenden tranquilizar a la opinión pública con esperanzas sin fundamento real. Actúan como unos irresponsables peligrosos.Han constituido un "Consejo Asesor para la Transición Nacional" a medida, con miembros nombrados por el Presidente de la Generalidad, incluyendo, entre otras, personalidades de conocida "neutralidad" en la materia como Pilar Rahola, Salvador Cardús, Carles Boix…, que elabora el informe que toca en cada estación de la ruta hacia la mítica independencia.

Las palabras de presentación del informe de Carles Viver Pi-Sunyer, presidente del Consejo Asesor, sonrojan por la frivolidad con que tratan una cuestión tan trascendente

Después del debate en el Congreso de los Diputados del 8 de abril, en la perspectiva del ensayo plebiscitario de las elecciones europeas del próximo 25 de mayo, en ascenso la ofensiva de los federalistas y otros oponentes, con la creciente asimilación por la opinión pública catalana que el aventurismo secesionista dejaría a Cataluña fuera de la UE, con todo eso y más consideraciones muy suyas, les ha parecido que era el momento oportuno para que el Consejo Asesor presente "Las vías de integración de Cataluña en la Unión Europea".

Recordemos cuales son en síntesis las vías: a) Cataluña seguiría dentro de la UE sin solución de continuidad; b) una integración rápida, ad hoc, sin alteración efectiva de las relaciones preexistentes entre Cataluña y la UE; c) una adhesión ordinaria en base al artículo 49 del Tratado de la UE y a la cola de los candidatos actuales; d) una exclusión de la UE sine die.
El juego de manos "trilero" consiste en poner sobre la mesa dos anhelos, a) y b), y dos probabilidades, c) y d), barajar las cartas y dar por acertado el escenario a), si éste no salía, dar por bueno el b) y descartar por políticamente y pragmáticamente imposibles los escenarios c) y d).

Francesc Homs, el portavoz del Gobierno de la Generalidad, considera el informe el ejercicio más sólido, transparente, riguroso, el más completo que se ha publicado hasta ahora. Sus comentarios y las palabras de presentación del informe de Carles Viver Pi-Sunyer, presidente del Consejo Asesor, sonrojan por la frivolidad con que tratan una cuestión tan trascendente para Cataluña, España y Europa, por la vacuidad de los argumentos utilizados, por la apelación falaz a meras ilusiones ("el pragmatismo de la UE", "se impondrá una solución política", "no pueden dejar fuera 7,5 millones de catalanes que son y que se sienten europeos", "Cataluña sería un contribuyente neto al presupuesto comunitario"…), por el contumaz desdén a la reiterada advertencia de portavoces de la UE en el sentido que una Cataluña independiente se convertiría en país ajeno a la Unión, advertencia tildada de puro comentario sin ningún valor constrictivo.

Asesores y asesorados pretenden tranquilizar a la opinión pública con esperanzas sin fundamento real. Actúan como unos irresponsables peligrosos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Jordi Garcia-Petit?
Jordi García-Petit
Doctor en derecho.
Comentar