ICV y la CUP rechazan fortificarlo

Carod ve como inconveniente para el "proceso" que el Gobierno autonómico es "débil"

El ex presidente de ERC, que sigue promocionando su libro '2014', argumenta que un "proceso de autodeterminación" no se puede sacar adelante "desde la debilidad de un gobierno que no tiene mayoría".

2 min
El ex líder de ERC Josep-Lluís Carod-Rovira
Redacción
Martes, 22.04.2014 19:44

El ex líder de ERC Josep-Lluís Carod-Rovira ha hecho este martes un llamamiento a las formaciones que impulsan el proyecto de referéndum secesionista para que apoyen sin tapujos al Gobierno autonómico, argumentando que un ejecutivo "débil" es un handicap para el "proceso" independentista. Un llamamiento que han rechazado, en directo, dos de los máximos aludidos, el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, y la voz más visible de la CUP, el diputado David Fernández.

"Uno de los puntos más débiles y preocupantes del proceso [refiriéndose al proyecto independentista] es que tenemos un gobierno débil", ha afirmado este martes Carod-Rovira, acompañado de Herrera y Fernández, en la presentación de la reedición del libro 2014, del ex presidente de ERC.

Carod-Rovira ha argumentado que un "proceso de autodeterminación" no se puede sacar adelante "desde la debilidad de un gobierno que no tiene mayoría", y que, en cambio, "sólo se puede dar con una mayoría parlamentaria sólida y un gobierno fuerte".

No cita a ningún partido, ni al suyo

Unas circunstancias que, según ha señalado, no se dan actualmente -a pesar de que su partido, ERC, sí da un apoyo estable al Gobierno autonómico-. Por eso ha pedido a los partidos soberanistas -sin citar a ninguno en concreto, tampoco al suyo- que, pese a las inevitables "discrepancias" en cuestiones sociales, procuren que haya "unanimidad en el tema autodeterminista".

Carod-Rovira, de hecho, ha repetido una tesis suya, ya expresada la semana pasada, y ha asegurado que, si se diera esta "unanimidad" que pide, "el proceso sería cuestión de meses a partir del 9-N".

El llamamiento de Carod-Rovira, sin embargo, no ha sido secundado en absoluto por sus dos interlocutores. Herrera ha señalado las "profundas discrepancias" con CiU, y ha puesto como ejemplo el proyecto de juego y ocio de BCN World. Más ambiguo, Fernández no ha rechazado "ningún escenario" futuro, pero sí ha dejado claro que su formación no tiene hoy por hoy ninguna intención de entrar en el Gobierno autonómico..

Comentar