"Típica cuestión de carácter interno"

El candidato liberal a presidir la Comisión Europea se desmarca del plan independentista de Mas y Junqueras

"Mi reflexión es que se trata de un asunto británico por lo que se refiere a Escocia y escocés, y de un asunto catalán y español por lo que se refiere a Cataluña", ha sentenciado Verhofstadt, quien no es sino otro de los múltiples líderes internacionales que ya se han pronunciado en contra de intervenir en un conflicto político que consideran "interno".

4 min
El candidato de ALDE a presidir la CE, Guy Verhofstadt
Redacción
Viernes, 25.04.2014 15:21

El belga Guy Verhofstadt, candidato de Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE) a presidir la próxima configuración de la Comisión Europea (CE) tras las elecciones al Parlamento Europeo, ha declarado este viernes que la Unión Europea (UE) no debe "mezclarse y entrar en esta lucha", en referencia al proyecto secesionista liderado en Cataluña por el presidente de la Generalidad, Artur Mas.

"Mi reflexión es que se trata de un asunto británico por lo que se refiere a Escocia y escocés, y de un asunto catalán y español por lo que se refiere a Cataluña", ha sentenciado Verhofstadt, quien no es sino otro de los múltiples líderes internacionales que ya se han pronunciado en contra de intervenir en un conflicto político que consideran "interno".

ALDE, en cuyo seno se integran CDC y el PNV, representa la tercera fuerza política en el Parlamento Europeo, por detrás del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos), y del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, cuyos respectivos mandatarios ya han mostrado, de igual modo, su rechazo al plan separatista de Mas. Las tres formaciones suman actualmente un total de 552 eurodiputados de los 766 que completan la Eurocámara.

UPyD y C's amenazan la posición de CDC en ALDE 

Todavía en la misma línea, el candidato liberal ha defendido que, en el hipotético escenario de que se produjera la independencia tanto de Escocia como de Cataluña, las negociaciones entre las partes segregadas y el territorio del que se hubieran escindido acerca de si deben aspirar a continuar dentro de la UE pertenecen también al orden de las discusiones internas.

Lejos queda, pues, el bulo difundido por la propia CDC acerca de una supuesta "referencia explícita al derecho a decidir de los catalanes" en el manifiesto electoral de ALDE de cara a las europeas. Tras el pertinente desmentido, el mandatario convergente y a la sazón vicepresidente de ALDE, no ha ocultado sus temores ante la posibilidad de que UPyD se incorpore al grupo en las europeas.

De hecho, la formación magenta no es el único partido español que rechaza abiertamente la secesión de Cataluña que opta a completar la lista de los liberales europeos. En efecto, Ciudadanos de Albert Rivera ya ha expresado "su intención de sentarse junto al grupo ALDE en el Parlamento Europeo", lo cual supone un nuevo jarro de agua fría a las aspiraciones independentistas de recabar apoyos sustanciales a su causa.

"Típica cuestión de carácter interno"

Por si quedara alguna duda, Verhofstadt ha dejado dicho que el reto secesionista lanzado desde la Generalidad "es una típica cuestión de carácter interno". "¿Debemos decidir sobre el ordenamiento interno de nuestros Estados miembros? No, esta no es mi ambición", ha remachado.

"No creo que Europa deba mezclarse y entrar en esta lucha, batalla, discusión o debate, como prefiera llamarse", ha reiterado el dirigente de ALDE durante la rueda de prensa de presentación de su programa europeo. 

Verhofstadt considera que tiene posibilidades de hacerse con la presidencia de la Comisión Europea, actualmente en manos de José Manuel Durao Barroso -tambien refractario a las demandas del independentismo catalán. En 2004, el político belga fue vetado para el cargo por el ex primer ministro británico Tony Blair, quien, por lo demás, juzgaba que era excesivamente federalista.

El candidato liberal argumenta, además, que sus aspiraciones se ven respaldadas por el hecho de que el elegido no será necesariamente el aspirante del partido más votado, sino el que logre un apoyo mayoritario en la Eurocámara. En efecto, corresponderá al nuevo Parlamento Europeo formado tras las elecciones del próximo 25 de mayo decidir quién preside la Comisión Europea que, junto con el Consejo de Ministros, constituyen la arquitectura básica de la Unión.

Comentar