Hundimiento en intención directa de voto

El CEO apunta a una debacle de CiU en caso de adelanto de las autonómicas

El último barómetro del CEO confirma el hundimiento de la intención directa de voto para la federación nacionalista. En caso de que se celebrasen elecciones autonómicas ahora, ERC podría ser la lista más votada. PSC, ICV-EUiA y Ciudadanos se disputan el tercer lugar.

3 min
Encuesta del Centro de Estudios de Opinión de la Generalidad sobre unas elecciones autonómicas
Redacción
Miércoles, 30.04.2014 16:09

Si las expectativas de voto para CiU de cara a las europeas del 25 de mayo no son nada prometedoras, las perspectivas en caso de un adelanto de las autonómicas aún son peores.

Según el Barómetro de Opinión Política del Centro de Estudios de Opinión de la Generalidad (CEO), que se ha publicado este miércoles, ERC sería el partido más votado en caso de celebrarse ahora unas elecciones autonómicas, con un 20% en intención directa de voto, frente a un 14,5% de CiU.

Aunque ambas formaciones han reducido sus expectativas de voto respecto al anterior sondeo del CEO, de noviembre pasado, la distancia entre ambos ha aumentado. Entonces, era de 3,9 puntos porcentuales (21,5 frente a 17,2%), y ahora es de 5,5 puntos.

A pesar de ello, los ajustes posteriores de los datos que realizan los analistas del CEO -lo que se conoce popularmente como cocinado y cuya metodología genera una gran polémica por su tendenciosidad y falta de transparencia- otorgan una ventaja a CiU, con un 22% del voto válido y 35 ó 36 escaños, frente al 21,8% de voto válido para ERC y entre 34 y 35 diputados autonómicos.

Triple empate entre PSC, ICV-EUiA y Ciudadanos

El barómetro otorga un triple empate en la tercera posición entre el PSC, ICV-EUiA y Ciudadanos, con 14 ó 15 escaños cada uno. Si bien, el PSC tiene un 6,1% en intención directa de voto (11,4% en estimación de voto válido); ICV-EUiA, un 5% (11,7% de los votos) y Ciudadanos un 4% (11,6% del voto válido).

A continuación se situaría el PP, con 12 ó 13 diputados autonómicos y una intención directa de voto del 1,6% (con un voto estimado del 9,2%). Y, finalmente, la CUP, con entre 7 y 9 escaños, una intención directa del 6,4% y una estimación de voto del 6,6%.

En todo caso, estas encuestas deben tomarse con la debida precaución, habida cuenta que el CEO se ha caracterizado en los últimos tiempos por su falta de fiabilidad, especialmente desde que Jordi Argelaguet -militante de CDC y ex miembro de ERC y del Moviment de Defensa de la Terra (MDT), organización vinculada a la banda terrorista ya desaparecida Terra Lliure- asumiera la dirección de la institución autonómica en febrero de 2011.

El caso más sonado fue el sondeo realizado pocas semanas antes de las elecciones autonómicas del 25 de noviembre de 2012. Entonces, el organismo de la Generalidad auguró que CiU arrasaría con una horquilla de 69 y 71 escaños, un 42% más de los 50 que finalmente obtuvo; otorgó al PSC quince asientos, cinco menos de los que consiguió; dejó a ERC con catorce escaños, un tercio menos de los que logró, y previó que Ciudadanos alcanzaría seis diputados autonómicos, también un tercio menos de los que finalmente obtuvo. No hubo dimisiones.

Comentar