Según denuncia el PP

La Generalidad ha pagado el doble de lo que anunció al 'lobby' internacional contratado para promocionar la secesión de Cataluña

El Gobierno autonómico pagó 720.000 euros a Independent Diplomat para que creara opinión a favor de la independencia de Cataluña a nivel internacional, según denuncia el PP catalán.

2 min
El portavoz adjunto del PP en el Parlamento autonómico, Santi Rodríguez, en rueda de prensa este martes
Redacción
Martes, 15.04.2014 20:33

El pasado más de noviembre, el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno autonómico, Francesc Homs, aseguró que el polémico contrato firmado por la Generalidad con un lobby internacional, Independent Diplomat, para crear opinión diplomática a favor de la secesión de Cataluña, había costado a las arcas públicas 360.000 euros durante 2013. Una cifra que ha rebatido este martes el PP catalán, que asegura que, en realidad, era exactamente del doble, y que Homs "mintió".

Según ha explicado el portavoz adjunto del PP en la Cámara autonómica, Santi Rodriguez, Homs "mintió en sede parlamentaria" sobre el contrato con Independent Diplomat. El PP ha "comprobado hoy mismo in situ" que los contratos firmados por la Generalidad con este grupo de presión "suman un total de 720.000 euros".

"Poca credibilidad" de Homs

En rueda de prensa, Rodríguez ha detallado que existen dos contratos, un hecho por la delegación del Gobierno de la Generalidad en los Estados Unidos, de 72.000 euros anuales, y otro firmado por Diplocat, de 648.000 euros anuales. "Después de ver todo el expediente, constatamos la poca credibilidad del consejero, que ahora podemos aplicar a cualquiera otro tema", ha señalado Rodríguez, haciendo referencia a sus afirmaciones sobre la actitud de la UE, cuando ha asegurado que esta no se ha posicionado nunca por escrito y oficialmente sobre las consecuencias de la secesión, algo que ha sido desementido por la propia Comisión Europea.

Rodríguez también ha asegurado que los convenios de la Generalidad con Independent Diplomat "no son para facilitar las relaciones comerciales catalanas en el exterior como dijo Homs", sino que "dicen muy claro que son para enfocar la reacción internacional respecto al proceso y rebatir los argumentos de Madrid".