eliminar la desproporcionalidad

El PSC negocia con CiU, ERC e ICV-EUiA la 'ley electoral catalana'

"Estamos más cerca ahora que hace un mes", confirma el dirigente socialista Miquel Iceta. Mientras tanto, la carrera secesionista de Mas sigue en línea recta hacia la convocatoria de un referéndum ignorando el rechazo contundente del Congreso.

2 min
Miquel Iceta
Redacción
Martes, 22.04.2014 12:05

El vértigo secesionista que conduce a Artur Mas hacia un referéndum no pactado con el Gobierno -y recientemente rechazado por el Congreso de los Diputados- parece guiarle ahora, transcurridos 34 años desde las primeras elecciones autonómicas, a elaborar una ley electoral "propia" que, de paso, dotara a Cataluña de una autoridad electoral -competencia exclusiva ahora de la Junta Electoral Central- que supuestamente debe velar por la calidad y validez de la hipotética consulta independentista.

Según el Estatuto de 2006, para promulgar una ley de estas características se requiere una mayoría de dos tercios -90 diputados- en el Parlamento autonómico. CiU, ERC e ICV-EUiA están por la labor, pero juntos no alcanzan ese gran consenso político. La formación más proclive a secundar la iniciativa puede ser el PSC.

"Estamos más cerca ahora que hace un mes", ha confirmado este lunes el diputado autonómico Miquel Iceta, quien guía las negociaciones del lado de los socialistas catalanes.

Acabar con la desproporción del valor del voto en Cataluña

Los de Pere Navarro exigen tres condiciones para secundar semejante pacto. En primer lugar, emular el llamado "modelo alemán" con un sistema de doble lista, una para escoger diputados de distrito y otra por circunscripción. En rigor, el PSC reclama una sola circunscripción o por 'veguerías', en tanto CiU y ERC proponen mantener las cuatro demarcaciones actuales.

Otro elemento clave pasa por corregir la desproporcionalidad del sistema electoral vigente con respecto al valor del voto. Los de Navarro aducen, a modo de ejemplo, que entre Gòsol y Saldes, municipios de similar población y ambos ubicados en la comarca del Berguedá, el voto de los ciudadanos del primero vale más del doble que el de los ciudadanos de la segunda localidad porque Gòsol pertenece a la provincia de Lérida y Saldes a la de Barcelona.

La ponencia que desarrolla esta ley tiene previsto reunirse la semana próxima y por entonces es probable que empiece a concretarse la propuesta. Entre tanto, la afamada "ley de consultas" espera ver la luz en el Parlamento autonómico no antes de septiembre, con el objeto de hacerla coincidir con la convocatoria del eventual referéndum separatista. De esta última ley, el diputado autonómico del PSC Jordi Pedret ya ha dejado dicho que comparten la finalidad de la norma pero no que "la ley de consultas sirva para celebrarla".

Comentar