para aplicar la inmersión "con normalidad"

Otras dos escuelas no aplicarán provisionalmente el mínimo obligatorio de clases en castellano fijado por el TSJC

El TSJC suspende cautelarmente las interlocutorias de enero hasta resolver los recursos de reposición interpuestos por las partes. Mientras tanto, ya son tres de los cinco centros obligados a impartir un 25% de las clases en castellano los que han recibido respuesta a su solicitud de personarse en la causa. Rigau celebra la maniobra y declama que de este modo, aunque provisionalmente, los centros podrán aplicar su modelo de inmersión lingüística "con normalidad".

 

2 min
Irene Rigau, consejera de Enseñanza
Redacción / Agencias
Viernes, 4.04.2014 10:18

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha suspendido cautelarmente la obligatoriedad de aplicar el 25% de castellano en otros dos de los cinco centros -cuatro concertados y uno público- involucrados en la sentencia del pasado enero, tras el anuncio este jueves de suspensión cautelar de la misma en el colegio concertado Sant Bonaventura Franciscans, de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

El centro Mare de Déu del Roser de Barcelona y el Col·legi Escolàpies de Sabadell (Barcelona), ambos pertenecientes -como el arriba citado y aún un cuarto centro- a la Fundació Escola Cristiana de Catalunya, ya han recibido respuesta del alto tribunal autonómico a su solicitud de personarse en la causa y anular la aplicación de la resolución.

Con estas, por el momento, tres providencias -"es de suponer que el tribunal adoptará la misma decisión para el otro centro concertado, la Escola Pia de Sarrià de Barcelona", valora la Fundació- el TSJC suspende cautelarmente las interlocutorias de enero hasta resolver los recursos de reposición interpuestos por las partes.

Para aplicar el monolingüismo "con normalidad"

La Fundació Escola Cristiana de Catalunya ha celebrado esta decisión del TSJC, que en rigor suspende la aplicación, por vez primera, de un porcentaje mínimo de uso del castellano en las escuelas, toda vez que mantiene el catalán en el "centro de gravedad" del sistema educativo.

Así el letrado de la Fundació, Miquel Mateo, quien ha considerado que mientras no se resuelva el contencioso la suspensión cautelar de la obligatoriedad de impartir un 25% de las clases en la otra lengua oficial de la Comunidad da una "mayor tranquilidad" a las direcciones de los centros.

Este ha sido también el sentir de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, quien ha aplaudido a las AMPA la determinación de personarse para ser parte en el caso. "Estas resoluciones nos permiten que los centros puedan seguir aplicando este modelo de escuela catalana con normalidad", ha proclamado.

Comentar