La 'promiscuidad política' del ex dirigente socialista

Ernest Maragall negocia un acuerdo con ICV para las municipales poco después de fichar como número dos de ERC para las europeas

Nova Esquerra Catalana, la formación creada por el histórico ex dirigente socialista, protagoniza una situación inaudita, flirteando a la vez con ERC y con ICV. Independentistas y ecosocialistas pugnan por hacerse con las simpatías de los disidentes del PSC, para mayor gloria de estos, pese a que buena parte de los analistas consideran que su influencia real está sobrevalorada.

2 min
Ernest Maragall
Alejandro Tercero
Martes, 22.04.2014 10:22

La política hace extraños compañeros de cama, suele decirse de forma recurrente para justificar acuerdos y coaliciones contra natura. Sin embargo, en el caso del ex consejero socialista Ernest Maragall este aforismo se queda corto, puesto que su promiscuidad (política) hace que su situación se parezca más a una orgía continua (también política, por supuesto) que a una indulgente 'canita al aire'.

Al menos eso es lo que se desprende de la información publicada este martes por El País, donde se apunta que Nova Esquerra Catalana (NECat) -cuyo líder, Ernest Maragall, se presenta como número dos en la lista europea de ERC, tras un reciente acuerdo- estaría negociando con ICV la posibilidad de establecer listas conjuntas locales de cara a las elecciones municipales de mayo de 2015.

Lo cierto es que tanto ERC como ICV se lanzaron a por los disidentes del PSC que rompieron definitivamente con el partido. Con el fichaje de Maragall para la candidatura de ERC todo apuntaba a que Oriol Junqueras se había llevado el gato al agua, pero, por lo visto, en NECat están dispuestos a venderse al mejor postor, e ICV ha decidido entrar en la puja.

Cubrir el flanco más nacionalista

Con esta operación, ICV pretende fortalecerse en las zonas donde tiene menos penetración, que coinciden, en parte, con las localidades donde los disidentes nacionalistas del PSC tienen alguna presencia, como Gerona, el Penedès, el Ebro o el interior de Cataluña.

Algunos de estos nombres serían los del ex alcalde socialista de Figueres Joan Armangué, la ex alcaldesa de Roses Magda Casamitjana, el ex senador socialista por Lérida Josep Mòdol o el ex alcalde de Sitges Jordi Serra.

De esta forma, ICV también espera cubrir el flanco más nacionalista, representado por la CUP, y que empieza a ser una preocupación para los de Joan Herrera.

NECat, abierta a pactar con todos

El secretario de política municipal de ICV, Lluís Moreno, ha reconocido que los contactos con NECat se vienen produciendo desde hace meses, aunque asegura que todavía están en una fase muy inicial.

En NECat, en cambio, lo tienen claro, y dicen estar abiertos a tejer "una amplia alianza de izquierdas" de cara a las municipales, que podría incluir a ICV, ERC y a sectores críticos del PSC.

"Nuestro objetivo no son las coaliciones entre partidos, sino presentar candidaturas unitarias al margen de las siglas", señala el ex diputado autonómico socialista Josep Maria Balsells, uno de los miembros del núcleo duro de NECat.

Comentar