En Vila-seca, imputaciones a destajo

Innova, afectando al centro del poder de CiU

Ha sido imputado el dirigente de CDC Josep M. Poblet, junto con una larga retahíla de dirigentes de su partido. Los múltiples procedimientos sobre el tema de origen sanitario Innova (también los hay en la Unión Europea y en el Tribunal de Cuentas) permiten pensar en que se podría llegar a considerar la posible existencia de un "consorcio criminal".

7 min
El presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet
Alfons Quintà
Lunes, 7.04.2014 20:52

Las imputaciones judiciales por el caso Innova, unas veinte, han llegado al núcleo supremo del poder de CDC en las comarcas de Tarragona, con la imputación por el juzgado número 3 de Reus, por cinco presuntos delitos, del presidente de la Diputación y eterno alcalde de Vila-seca, Josep Maria Poblet. Hace poco ya fue objeto de otra pluriimputación su esposa, Esther Ventura, directora económico-financiera de Innova y miembro de CDC.

Además de presidente de la Diputación, órgano consagrado de poder político-económico y de control social, Poblet es diputado en el Parlamento autonómico de Cataluña y miembro del Consejo Nacional de CDC. Hace la filigrana de 27 años (1987) que fue designado segundo teniente de alcalde de Vila-seca, convirtiéndose en alcalde hace 19, en 1995.

Porque no es nada secundario en la agenda política catalana, hay que considerar que será en Vila-seca donde se jugarán las muchas incógnitas que todavía caracterizan el tema del centro de juego Barcelona World. Su aspecto más real -y preocupante- ha sido la gran rebaja de impuestos que le beneficiaría. Tiene que haber habido una singular e inefable negociación.

Imputaciones a puñados

El mismo juzgado también ha imputado al concejal de Hacienda y Promoción Xavier Farriol y la concejal de Urbanismo Manuela Moya. Ambos son dirigentes locales de CiU. También están imputados Esmeralda Núñez, concejal del área de la Pineda, y Ana Josefa Girona, del área de La Plana. Otros imputados son Josep M. Pujals, concejal de Salud Pública, y el concejal Josep Toquero, responsable de Relaciones Ciudadanas, Cultura y Dinamización Cultural. El Diari de Tarragona informa de que todos ellos son de CiU.

Por otro lado, el titular del juzgado número 3 de Reus ha pedido al fiscal que le presente un informe sobre si cree que, en el actual momento procesal, "existe indicio de algún delito" que pueda afectar a los consejeros de Salud, Boi Ruiz, o de Justicia, Germà Gordó, en relación al pago de los honorarios del abogado de Josep Prat. Todo parte de un correo electrónico sobre este tema enviado por el abogado de Prat a Ruiz.

Cantidades fabulosas

Según fuentes de la CUP de Reus, organización que inició las acciones judiciales, las investigaciones llegaron a Vila-seca siguiendo las presuntas actuaciones del arquitecto argentino Jorge Basteza, acusado inicialmente de cobrar 387.000 euros por un asesoramiento, ahora sometido a investigación, en relación a la construcción del Hospital San Juan de Reus.

Este centro, más que faraónico, es conocido como "El aeropuerto" (de verdad lo parece, por su grandiosidad) o "Enterprise", en referencia a una nave espacial de una película de ficción.

Ahora la actuación judicial se centraría en la construcción de un CAP (Centro de Atención Primaria) en Vila-seca, por un coste de 112 millones de euros, es decir 18.592 millones de las antiguas pesetas. Los datos se comentan por sí solos.

Josep M. Poblet, jefe de clan de CDC

Púdicamente, muchos periodistas han descrito a menudo a Poblet como "el hombre fuerte de CDC" en aquella demarcación provincial. Quizás sería sociológicamente más moderno poder calificarlo de cabeza de clan.

En efecto, desde el inicio de CDC, y en función de la peculiar mentalidad de cacique de Jordi Pujol, en toda Cataluña suele haber cabezas de clan que pueden tener más fuerza que la organización regular de CDC. El clan es la organización más primitiva que ha tenido la humanidad. La caracterizan los intereses y el poder por el poder.

Un buen paquete de presuntos delitos

La imputación de Poblet ha tenido efecto en el marco de la octava pieza separada del caso Innova, nacido en el seno de la sanidad pública y de la concertada, en los tiempos en que el hoy pluriimputado Josep Prat era el jefe supremo de la asistencia sanitaria en Reus y en las comarcas del Ebro. Ahora a Josep M. Poblet le imputan los presuntos delitos de prevaricación, malversación de capitales públicos, omisión de la persecución de delitos, blanqueo de capitales y falsedad documental.

Su esposa, Esther Ventura, directora económico-financiera del holding Innova, fue imputada hace poco en base a cinco tipificaciones penales: estafa, apropiación indebida, prevaricación, acciones contra la administración pública, blanqueo de capitales, malversación, falsedad documental y omisión del deber de perseguir delitos, según precisó el Diari de Tarragona. Poco después se añadió la imputación por presunta desobediencia, en relación a su comportamiento, cuando tuvo que comparecer ante el juez.

¿Qué pasará con Artur Mas?

El tema Innova empezó con la publicación, el 25 de octubre de 2011, de un artículo mío en el Diari de Girona. Era un auténtico escándalo al que nadie se había referido nunca. Durante meses estuve escribiendo de ello en solitario, muchos y muchos artículos. Después, en base a lo que revelé, la CUP de Reus inició varias acciones judiciales. Cuando empecé a escribir de ello, no conocía a nadie de la CUP, allí ni en ninguna parte. Faltando descarada y cómicamente a la verdad, el diario El Pais se atribuyó la primicia en la revelación del tema. Qué asco y qué criaturas.

Una de las acciones judiciales de la CUP se refiere a la presunta ilicitud penal cometida por el presidente de la Generalidad, Artur Mas, al nombrar a Josep Prat presidente del Instituto Catalán de la Salud, cuando todo indica que tenía que saber que aquel nombramiento era incompatible con otros cargos que ejercía, desde director General del Ayuntamiento de Reus, jeje total de Innova y miembro del consejo de administración de una multinacional hospitalaria. La trayectoria que acabe siguiendo aquella acción judicial es de un obvio interés. Por ahora no va demasiado deprisa.

Colapso sanitario y esperanza judicial

Desde finales del pasado verano estuve escribiendo que bordeábamos el colapso total de la sanidad ex pública catalana y que el tema judicial iniciado en Reus estaba a punto de entrar en una fase penal y políticamente muy trascendente. En eso estamos.

También he escrito que, desde un punto de vista técnico-jurídico, parece posible que, en base a elementos indiciarios, se pueda llegar a considerar la figura jurídica, de derecho positivo, del "consorcio criminal".

En todo caso, el tema sanitario (y más) en las comarcas de Tarragona, y en particular las del Ebro, recuerda a las muñecas rusas matrioshka, que abriendo una encuentras otra, y otra, y otra. Sin querer caer en ningún lirismo, es el camino más esperanzador, quizás el único, para revelar mejor la increíble trayectoria de lo que fue la sanidad pública catalana. Es un camino lento, pero las acciones políticas, sindicales y cívicas han sido, a día de hoy y por desgracia, muy peores, incomprensiblemente.

Comentar